Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

A Chorus Line

(Ven, 1984, Noble Dancer II en Lady Cornerstone por Mr. Prospector)

Por Juan Macedo

 

En cada generación existen purasangres que marcan pauta por sus características locomotivas. Sin lugar a duda que la castaña A Chorus Line se dio a conocer por su impresionante velocidad, sino también por sus indocilidades extremas y su fragilidad, que generó como consecuencia una campaña corta pero con grandes satisfacciones.

 

A Chorus Line es noticia antes que nacer, ya que Don Luigi Miglietti decidió llevarse a Lady Cornerstone (junto con un lote de yeguas seleccionadas) al exterior, para cruzarlas con sementales reconocidos, y Lady Cornerstone le tocó el veloz inglés Noble Dancer II. Traída nuevamente a Venezuela, da a luz el 5 de febrero de 1984 en el Haras Monumental esa bella potranca que registraron con el nombre de A Chorus Line para correr durante su campaña con los colores amarillo y blanco de sus criadores, el Stud De Luigi.

 

La potranca fue enviada a la cuadra de Agustín Bezara Castro, era de un físico promedio, unos 425 kilos aproximadamente, y después de luchar con sus problemas físicos y su temperamento, por fin logra debutar el 17 de mayo de 1987 a los tres años de edad con la monta de Rafael Torrealba, pero lo hizo ganando por 19 cuerpos sobre Sweet Ruler, en 1200 metros, a pesar de una pésima partida donde regaló mas de 50 metros y en la recta final se cargó hacia fuera.

 

Con mucha paciencia, Agustín Bezara la inscribe el 6 de junio en G-1, donde derrotó por 15 cuerpos a Great Neige en 1200 metros, manteniendo su invicto. Dos semanas después derrotó por 4 cuerpos a Boungaville en 1400 metros y al mes participa en G-3 para derrotar por 4 cuerpos a Danseuse y Hole in One en 1300 metros y así mantener su invicto en 4 presentaciones, dando ventajas en la partida y mañoseando en la recta final.

 

El 6 de septiembre se escenifica los 2000 metros del primer Gran Premio Nacional (versión potras) donde A Chorus Line iba a su prueba de fuego y por primera vez al largo; después de animar toda la carrera cae gallardamente quinta a seis cuerpos de Módena. Vuelve a la distancia donde se desenvuelve cómodamente y derrota por 1 ¼  cuerpos sobre Epic Dancer a pesar de su acostumbrado show pegada a la baranda exterior en los 1400 metros del Clásico El Corsario, agenciando 87”4. Continua su racha ganadora en los 1200 metros del Clásico Simón Rodríguez, venciendo por 3 cuerpos a Dark Gray parando el teletimer en 73”3.

 

 

El 22 de noviembre, nuevamente vuelve a sus mañas en la partida y tras regalar unos 30 metros, recuperó la punta pero el esfuerzo lo paga al final perdiendo a ½  cuerpo de Mi Parroquia. El 5 de diciembre estrena nuevo jockey, “El Diablo” Ángel Francisco Parra, pero igualmente cae derrotada a 2 ½ cuerpos de Epic Dancer en la Copa Jesús González Cabrera. Después de la carrera se le detectó una severa lesión en una de sus manos que la alejó de las pistas.

 

No es hasta el 1 de julio de 1988 a los 4 años, estrenando nuevos colores (amarillos con rombos azules del Stud Monumental) aunque de los mismos propietarios, cuando reaparece y de que forma, de punta a punta y viéndose muy madura, derrotando por 2 ¾  cuerpos a la doblecoronada Luna Pier en el G-6 (lote máximo), pasando los 1600 metros en un excelente 97”2, y de regreso en sus lomos a Rafael Torrealba.

 

Todo parecía indicar que tendríamos A Chorus Line para rato, y para los 1600 metros del Clásico Día de la Armada, fue nominada casi de manera unánime como la gran favorita de la carrera por los pronosticadores de la época, pero ese 16 de julio no fue la misma y cayó derrotada ante Luna Pier y En Breve quedando apenas tercera a ocho cuerpos. Después participó en otra carrera donde fracasó estrepitosamente y sus dueños decidieron retirarla definitivamente de las pistas. Asi completó una campaña de 12 actuaciones en la arena del circo de Coche con 7 triunfos, 2 segundos y un tercer lugar, para acumular en premios la cantidad de Bs. 1.520.200.

 

Retirada por la familia Miglietti a su Haras Monumental, A Chorus Line ha sido una yegua madre profílica, destacando con los selectivos Reflexions y Ese Melao (Semental); además de los ganadores Bendichion, Khoisana (madre de Lilina y Scorpion King), Miss Iberarte (madre de La Avispa; abuela de Emir Gabriel) y Wassily.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de Agosto de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados