Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Amarilis

(Ven, 1967, Canelón en Iona Jane por Vincentive)

Por Juan Macedo

 

Existen dentro de la historia del hipismo venezolano purasangres notables que durante toda su campaña mostraron como característica primordial un gran corazón para defender cada una de sus batallas que representaba cada salida a la pista. Un ejemplo de ello fue la alazana Amarilis, nacida y criada en las llanuras orientales del Haras Chamariapa del Sr. José Manuel Ruiz García durante el año 1967 y que fue adquirida por el Sr. Alejandro Irazabal para correr la camiseta de bandas verdes, negra y amarillas del Stud Dei.

 

 

Ya en el Hipódromo La Rinconada, luciendo un imponente físico de 430 kilos, fue entregada a Don Raúl Salazar, quien con su sapiencia domó y entrenó con mucho tino. Ya para el segundo semestre del año 1969 estaba lista y fue el 28 de septiembre cuando realizó su debut en recorrido de 1100 metros con la monta de Rogelio Cortez, donde triunfo de manera aplastante con ventaja de 10 cuerpos sobre Trenza de Oro, agenciando un aceptable 67”4 para el recorrido.

 

En vista a ese triunfo, fue inscrita para participa el 12 de octubre en los seis furlones del Clásico Ciudad de Caracas donde realizó un buen papel al ocupar el segundo lugar a seis cuerpos de la líder generacional Jocosa. El 2 de noviembre regresa al lote común donde reverdece laureles aventajando por 5 cuerpos a Meld y dejando marca de 79”3 para los 1300 metros. El 29 de noviembre, siempre con la hábil conducción de Rogelio Cortez, participa en una de las dos versiones de los 1400 metros de la Polla para Potrancas, para su mala suerte le tocó enfrentar a Jocosa que mantuvo su imbatibilidad, relegando a la hija de Canelón a 3 ½ cuerpos en el tercer lugar.

 

Lamentablemente una lesión en uno de sus miembros anteriores truncó su campaña como dosañera y buena parte su campaña como tresañera, reapareciendo el 5 de julio de 1970 con la monta de Néstor Luis Romero ante el lote F para criollos en recorrido de 1400 metros, ocupando el segundo lugar apenas a ½ cuerpo de la veloz Tamadal. Dos semanas después cruza la raya en ganancia superando por 3 ¾ cuerpos a Post Guerra agenciando 67”2 para los 1100 metros. A la semana siguiente, subida al lote E, figura segunda nuevamente de Tamadal, esta vez a 5 cuerpos, y el 9 de agosto queda tercera a 3 cuerpos de Chapaiguana.

 

Había mucha confianza en la nieta de Hypocrite y por ello fue inscrita para participar el 16 de agosto en los 1800 metros del Clásico Joaquín Crespo con la monta de “El Mudo” Jesús Rodríguez y la potra cumplió con las expectativas al caer derrotada con todos los honores por Chantilly quien apenas la superó por cabeza. Ocho días después Amarilis corre en la milla de la Copa Gustavo J. Sanabria donde se anota su primer triunfo selectivo a expensas de Samaris que quedó en el segundo lugar a 3 ½ cuerpos, agenciando 101”2 para el recorrido.

 

El 20 de septiembre participa con Jesús Rodríguez en los 2000 metros del Clásico Prensa Nacional donde logró un triunfo contundente, demostrando en esa carrera su casta de campeona, al superar fácilmente por margen de 2 ¾ cuerpos a Ipanema y relegando a Chantilly a posiciones secundarias, parando los cronómetros en 129”1. A la semana participa en los 1300 metros de la Copa Federico de la Madriz y Pastor y estuvo a punto de alcanzar a Samaris que logró sostener el lugar de vanguardia por apenas cabeza de diferencia.

 

Ya identificada con la afición como la sempiterna favorita, debido a la gallardía demostrada en cada una de sus presentaciones, realiza una breve pasantía en el lote C para criollos donde el rendidor Donkaster la derrota por ¾ cuerpos, regresa al lote selectivo el 24 de octubre para superar a Samaris con ventaja de 2 ¾ cuerpos en la Copa Francisco J. Sucre agenciando 87”1 para los siete furlones. A la semana regresa al lote C para criollos con la monta del aprendiz Silvio Rovero donde Daktari la relega al segundo lugar a 2 ¼ cuerpos. Dos semanas después y Jesús Rodríguez up pone orden en el lote común y triunfa muy cómodamente, superando a Shagal con ventaja de 6 cuerpos y dejando registro oficial de 109”3 para los 1700 metros.

 

El 21 de noviembre, en marco de la Copa Manuel Fonseca, Amarilis logra un triunfo importante que la catapulta al liderato de las potrancas criollas. Derrota de manera categórica a Chantilly quien tuvo que conformarse con el segundo lugar a 7 ½ cuerpos, agenciando 103”4 para la clásica milla. Un mes después participa ante el máximo lote para criollos, lote A, pero sufre una serie de contratiempos que transcendieron en su desempeño, quedando a 18 cuerpos de Donkaster. Sin embargo, la extraordinaria campaña realizada en apenas seis meses fue suficiente para que los expertos la coronaran como la Campeona Nativa de Tres Años.

 

Amarilis reaparece el 16 de enero de 1971 con José Luis Vargas en la milla de la Copa Celestino Martínez, donde figura en el tercer lugar a dos cuerpos de Tropic Ana y Lavandera. Dos semanas después nuevamente ocupa el tercer lugar a 9 ¾ cuerpos de Lavandera en los 1800 metros de la Copa Carlos Márquez Mármol y el 14 de febrero, esta vez con “El Diablo” Ángel Francisco Parra, repite el tercer lugar esta vez a 7 ¼ cuerpos detrás de Arrecife en la Copa Charles R. Röhl.

 

Regresa al lote máximo común para criollos el 27 de febrero con la monta de Manuel Lira, reverdeciendo laureles al superar por pescuezo a Terremoto, dejando crono de 73”4 para los seis furlones. El 14 de marzo participa en el Clásico José María Vargas, pero defecciona al quedar séptima a 23 cuerpos de Don Luis. Tres semanas y ante el lote A vuelve a fracasar, quedando octava a 15 cuerpos de Boca E’ Jarro.

 

Don Raúl Salazar no desespera y tres semanas después la inscribe en los 1400 metros de la Copa Fernando Mitayne con la monta de Ángel Francisco Parra, donde mejora al quedar tercera a 6 cuerpos de Lavandera. Un breve descanso de cinco semanas y participa en la Copa Pedro A. Salas con la monta de Jesús Rodríguez, ocupando nuevamente el tercer lugar a 6 ¼ cuerpos de Lavandera. A la semana participa en la Copa Revista Gaceta Hípica pero nuevamente decae al quedar a 16 cuerpos de El Peñón.

 

Un breve descanso de seis semanas para recuperarse, Amarilis reaparece el 18 de julio en marco de la Copa Federico de la Madriz y Pastor con la monta de Balsamino Moreira, donde dio muestras importantes de recuperación al derrotar sensacional y dramáticamente a Tropic Ana por cabeza agenciando 79” para los 1300 metros. Una semana después estuvo a punto de repetir la hazaña, solo que Bonitinha no se dejó alcanzar y Amarilis quedó segunda a ½ cuerpos en la Copa Gustavo J. Sanabria.

 

La hija de Canelón estaba dando muestras de agotamiento físico por tan extenuante campaña que se reflejaron en sus tres siguientes salidas ante el lote A donde quedó relegada a posiciones secundarias. Pero su gran corazón le permitió regresar nuevamente a primera plana, al observarse mejoría el 30 de octubre tras ocupar el segundo lugar a 4 ¼ cuerpos de Tropic Ana en la Copa Francisco J. Sucre con la monta de Balsamino Moreira y luego con Jesús Rodríguez, el 20 de noviembre, superó con un verdadero galope de ¡10 cuerpos! a su verduga Tropic Ana en marco de la milla de la Copa Manuel Fonseca, que recorrió en tiempo de 102”3.

 

Este último triunfo obliga a Amarilis a pernotar en los lotes bajos para importados (8º Serie) realizando cuatro actuaciones más sin deslucir y enfrentando a excelente corredoras como La Rumba y Salomé, que aunado a su extensa campaña y sus problemas físicos, fueron el cierre definitivo para su vida pistera.

 

Amarilis totalizó 38 actuaciones durante su campaña y acumuló la suma de 594.310 Bs. producto de 11 victorias, 11 segundos, 8 terceros y un cuarto lugar. Fue alojada por su propietario en el Haras Ranco donde estuvo pensionada cumpliendo su nuevo rol como yegua madre, destacando por intermedio de la ganadora La Toutouche. Sin lugar a dudas fue una yegua de gran corazón que llenó de satisfacciones a sus allegados y a los aficionados de la época.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Hipicomputo2000.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de septiembre de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados