Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Astur
(Ven, 1992, On Retainer-Morriña por Western Front)
por Juan Macedo

 

Al recordar ejemplares tordillos de kilates en la historia hípica venezolana, tendríamos que remontarnos años atrás, pero igualmente se retrotraen a la mente a ejemplares que han hecho historia a ganarse eventos de trascendencia, tal es el caso del Clásico Simón Bolívar se puede hablar de Don Florestán en 1969, el Clásico Cría Nacional recordamos a Ronán en 1983 y Lance en 1991, además de la hazaña de la "Tordilla de hierro" Stillwater.                                                            

 

                                                                                            

Pero sin dudas uno de los tordillos más gallardos de nuestra historia es Astur, nacido en el Haras Tamanaco el 20 de enero de 1992, descendiente de On Retainer en Morriña por Western Front, propiedad del Stud Tía Pola, del Sr. Julio Nogueira Morillo.

                                                                                            

Entrenado durante toda su campaña por el recordado Simón Cornelio, desde el comienzo de su campaña mostró sus dotes como excelente corredor. A los dos años destacó con par de triunfos y obtuvo sendos segundos en las Copas Grano De Oro (ganada por Clever Dancer), y Juan Carmona (detrás de Demons Cloak). Mantiene su ritmo selectivo como tresañero al ganar con Daniel Centeno la Copa Domingo Noguera Mora sobre Don Ramón agenciando 111" flat para los 1800 metros y otros cuatro triunfos en el lote común, además de excelentes figuraciones, como los segundos obtenidos en las Copas Iraquí, El Corsario (a 3 cuerpos de Burking), Gradisco (a un cuerpo de Don Ramón) y Julián Abdala (a medio cuerpo de Enomao).

 

Ya con cuatro años, el tordillo Astur con Daniel Centeno en sus lomos superó a Lucky Metal en la Copa Rafael Rodríguez Navarro, registrando un crono de 120"1 para el trayecto de 1900 metros. Y consiguiente obtiene su primer lauro clásico en el José María Vargas parando los relojes en 127" exactos nuevamente bajo la conducción de Daniel Centeno sobre Lucky Metal, Demons Cloak y Traffic Express. También logró triunfar en la Copa Domingo Noguera Mora, figuró cuarto en el Clásico Jockey Club de Venezuela obtenido por Demons Cloak y en la milla de la Copa Cañonero que ganó Templado.                      

 

Su mejor campaña fue a los 5 años donde logró compartir el campeonato 4 y más años con El Gran Sol. Su primer triunfo selectivo fue en el marco de la Copa Rafael Rodríguez Navarro, donde doblegó a El Gran Sol y Traffic Express, y triunfó nuevamente en la Copa Ángel María Gudiño. Fracasó en el Clásico José Maria Vargas al llegar tercero tras Pedernal y Come On Winner. Nuevamente se ve las caras con El Gran Sol (que venía de derrotarlo en una carrera del lote común) en el Clásico Presidente de la República, pero una vez más, el preparado de Cornelio, que condujera por primera vez Juan Vicente Tovar, se puso duro en la punta, para no dejar pasar a El Gran Sol que con Douglas Valiente hacía los últimos esfuerzos para ganar, agenciando 155" para la milla y media. Una copia al carbón resultaron la Copa Hypocrite y el Clásico Día del Ejército, donde el tordillo Astur con Tovar encima dio cuenta fácil del pupilo de Los Lara, que poco o nada pudo hacer ante la superioridad demostrada por el hijo de On Retainer, aunque en este último evento, la gente del El Gran Sol intentó una estrategia, pelear desde el vamos, cuya misión no fue exitosa. De ahí que todo indicaba que Astur se hacía insuperable. Pero El Gran Sol, se reivindicó ante la afición ganando el Clásico Socopó y, de paso, tomando desquite de Astur, el crono final: 125"3 para los dos kilómetros. La siguiente confrontación entre el par de titanes equinos fue en la Copa de Oro de Venezuela, donde resultó favorable nuevamente para El Gran Sol, pues el empuje del castaño fue mayor y aventajó por cuatro largos al tordillo, registrando un crono fabuloso de 150"4 para la milla y media.  Ya mermado físicamente por una campaña tan agotadora, el tordillo Astur obtuvo el tercer lugar en los Clásicos Cría Nacional (detrás de Jib Dancer y Alighieri, superando nuevamente a El Gran Sol) y Jockey Club de Venezuela (ganado por Pedernal). Participó en la Copa Gradisco con la monta de José L. Verenzuela, pero el caballo terminó la carrera en el último lugar por una herida en un casco, razón que ameritó un descanso.            

 

 

A los 6 años, ya en el ocaso de su campaña pistera, reapareció a finales de enero con un segundo en los 1400 metros de la  Copa Manuel Tello B. (detrás de Tabac) y volvió a llegar segundo esta vez en la Copa Rafael Rodríguez Navarro (detrás de Jib Dancer, derrotando a El Gran Sol y Auyan Tepuy). Participó por tercera vez en una prueba común del lote máximo donde llegó segundo de Auyan Tepuy a nariz. Su última carrera fue el Clásico José María Vargas ganado por El Gran Sol, donde arribó último a las órdenes de Daniel Centeno, debido a una fisura a nivel del menudillo del miembro anterior izquierdo, problema que se complicó y aceleró su retiro definitivo de las pistas. Su campaña se resume de esta manera: 59 actuaciones con 16 triunfos (3 clásicos y 6 copas), 19 segundos y 7 terceros, totalizando Bs. 45.534.720 en premios. Fue alojado en el Haras Diamante, donde cumplió papel como semental, con algunos ganadores como Srta. Kournikova, Lady Asturiana, Astur Junior, Tuto, Carismático, Miss Anabel, Isimbaeva, Yolialexa, Mr. Keko, Doctor Coco, La Fortaleza, Grey Bella, entre otros. Actualmente está alojado en el Haras Firmamento.

 

Fuentes: Diario El Nacional, Diario El Universal, Sr. Carlos Romero, Sr. Abdón Sánchez, Libro La Biblia del Hipismo Venezolano.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 14 de Junio de 2001

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados