Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Avirón

(Ven, 1977, Ups en Chumaceira II por Chronological)

Por Juan Macedo

 

Cuando un purasangre de carreras tiene calidad, logra sobresalir en el momento más difícil, en beneplácito de sus dueños. Un buen ejemplo sin lugar a dudas fue el noble zaino Avirón, un importado en vientre de Perú nacido el año 1977 en el Haras El Guamito del Dr. Juan Carlos Alzaibar.

 

Fue adquirido por el Sr. Alfonso de una manera singular: fue un día de septiembre de 1978 cuando visitó el lote de yearlings de la primera subasta de potros del Haras El Guamito en el Centro de Ventas de La Rinconada y le llamó la atención un potro, aunque pequeño, bien conformado que tenía una linda cabeza y lo que llamamos “Ojo de Pescado” (que le recordó al inglés Velvet Cap del Stud Los Samanes que tenia ese mismo tipo de mirada), no había ofertas por él y ofreció la base minima de Bs. 50.000 que pagó en cómodos 10 giros.

 

 

Su entrenador de confianza era Don JesúsTitoPérez (que no estuvo presente en la subasta), que al día siguiente al verlo comentó "lo que gane este enano me lo bebo en leche” y no se equivocó porque, sea dicha la verdad, es que era muy flojo para trabajar y vivía echado en el puesto. Un día, luego de ser motivos de tanta burla, su propietario le dije a Don Tito "póngale un caballo al lado y veamos si se despierta y ya que es tan pequeño montémosle a un jockey chiquitico” y montó a Jesús Méndez. Justo antes del trabajo, el Sr. Alfonso le dijo en secreto al jockey "sácale el jugo y te doy la monta" pues ese día el caballo ganó el trabajo en 60" clavados para el kilómetro y dejo atónitos a todos.

 

Debutó con los colores amarillos con franjas rojas y blancas del Stud Alfar el 4 de agosto de 1979 como dosañero en recorrido de 1100 metros y perdió con Jesús Méndez una carrera insólita a dos cuerpos del veloz Skip, pero dos semanas después superó a Batjiar por 8 cuerpos agenciando 67” para los 1100 metros. De allí a la Copa Hipódromo de Valencia escenificado el 22 de septiembre donde sacó su clase y derrotó por ½ cuerpo a Pilsen y Roscón, agenciando 79”4 para el recorrido de 1300 metros.

 

Avirón, Pillastre y Roscón se vieron nuevamente las caras el 21 de octubre en los seis furlones del Clásico Albert H. Cipriani y después de una pelea a muerte, al final fueron sorprendidos por el irreverente O Sole Mio, relegando a Avirón al tercer lugar a 2 ½ cuerpos. Participa también en el Clásico Antonio José de Sucre, ocupando el cuarto lugar a 11 cuerpos mientras su archirrival Roscón se adjudicaba el triunfo.

 

A pesar de una lesión en la rodilla que le aquejaba incesantemente, Avirón participa el 16 de diciembre con “El NegroJesús Márquez en el Clásico Comparación y aprovecharía el violento tren de carrera colocándose en un segundo pelotón y pasar en la curva para desprenderse en la delantera con suficiente ventaja para contener la arremetida de Batjiar y Epic Junior, superándoles por 1 ¼ cuerpos, agenciando 85”4 para los siete furlones. Ese triunfo de Avirón le permitió compartir el Título de Campeón Dosañero con su archirrival Roscón, un título logrado ante una de las generaciones más parejas de la historia nacional.

 

 

 

Inicia la década con Balsamino Moreira up el 6 de enero de 1980 con la escenificación de la milla del Clásico Inauguración Francisco de Miranda, donde fracasa ruidosamente ocupando el último lugar detrás del ganador Epic Junior, debido a que su lesión en la rodilla recrudece siendo necesario un retiro temporal.

 

Reaparece el 6 de abril en el Gran Premio Selección de Fedeharas donde realizó una actuación incolora ante el recordado In. El 15 de mayo, ya en el lote común, se anota su cuarto triunfo con Félix García up superando por 2 cuerpos a Popuerazo en tiempo de 66” para los 1100 metros, luego figura cuarto a 4 cuerpos del rendidor Horizonte y el 6 de julio con la monta de Douglas Valiente derrota dramáticamente por apenas ½ cuerpo a Motivación, parando el tele timer en 72”1 para los seis furlones, pero culminando con una leve claudicación en su mano anterior derecha.

 

 

Al ascender al máximo lote, realizó una pasantía de siete actuaciones logrando algunas figuraciones enfrentando a ejemplares de la talla de Popocatepetl, Abisinia, Tirolesa, Seravic, Pollito, Intelectual, entre otros.

 

Pasa a la cuadra de Agustín Bezara Castro, quien le dedica un esfuerzo especial en recuperar a Avirón de su lesión en la rodilla y al observar el óptimo estado que presentaba, decidió inscribirlo en el Clásico de los Sprinters el 22 de febrero de 1981, donde le dieron un pillón en la partida quedando último, pero fue recuperando terreno y en la recta final ejecutó una feroz atropellada feroz para pasar la meta en ganancia con cuatro cuerpos de ventaja sobre Popocatepelt, dejando registro de 72”2 para los seis furlones. ¿Fue inesperado su triunfo? Sin dudas ¿Fue injusto su triunfo? En lo absoluto, totalmente merecido para Avirón, Jesús Márquez, Agustín Bezara y sus allegados

 

 

Todo parecía indicar que tendríamos Avirón para rato, pero sus siguientes actuaciones fueron desalentadoras y su fisura en la rodilla tomaba un matiz irrecuperable. Fue enviado al Hipódromo de La Limpia en Maracaibo, a la cuadra de Jaime Marcelo González, donde llegó a correr y lo hizo de manera exitosa en la milla de la Copa Unión de Entrenadores del Estado Zulia con la monta de Edwin Villalobos para superar a Timbalero y agenciar 104"1, a un quinto del record de pista.

 

Completó en La Rinconada una campaña de 22 actuaciones para 6 triunfos, 1 segundo, 2 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 950.060. Fue enviado al Haras Los Eucaliptos donde solo se le conoce una producción que realizó campaña en los Hipódromo de La Limpia y Santa Rita, destacando por intermedio de los ganadores Bella Noriva, Revirón, Aviresa y Doña Ida; ya que murió el 15 de julio de 1984. 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Stud Alfar

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de junio de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados