Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Blackie

(Ven, 1962, Riojano en Wynette por Lord Wembley)

Por Antonio Aragonés

 

Una de las féminas que marcó pauta en la historia hípica venezolana fue sin lugar a dudas la zaina Blackie, nacida y criada en el Haras Shangri-La el año 1962, defendió durante toda su campaña pistera los colores del Stud Leomar de la familia Azpúrua, siempre bajo la preparación de Manuel Azpúrua Sosa. Wynette, su madre, era hija de Lord Wembley y Winning, nació en el Haras Las Ortigas el 18 de septiembre de 1945, en los remates de 1947 fue adquirida por el Stud La Giralda de Conrado Maggiorini en Arg$8.000, a su paso por las pistas ganó Arg$13.800 y 3 carreras en su país de origen; en Maroñas (Uruguay) Uru$6.525 y 3 carreras; y en Venezuela Bs. 53.145 y 6 carreras.

 

 

Su debut se produjo el 28 de junio de 1964 a los 2 años con Félix Sabino Pérez, en 600 metros, llegando segunda a 2 cuerpos de Larena. Después ganó su primera carrera, fue en 800 metros, el 11 de julio, superando a My Passion por 2 cuerpos y en tiempo de 46"3. Para el 1º de noviembre Blackie con Jesús Bolívar cruzaba el disco en ganancia por segunda vez con más de un cuerpo de ventaja sobre María Blanca agenciando 75"3 para los 1200 metros. Así su primera campaña la cerró con balance de 2 victorias en 8 actuaciones.

 

Luego de 4 meses sin correr reaparece en 1400 metros con Carlos Pérez el 20 de marzo de 1965 quedando sexta a menos de dos cuerpos de Ráfaga, después entra cuarta en el Clásico Hipódromo La Rinconada bastante lejos en carrera ganada por María Blanca. Comienza a ganar y se mete cuatro al hilo incluyendo la milla de la Copa John Boulton con ventaja de 8 cuerpos sobre Canela y registro de 104"1, para que, con la monta de Félix Sabino Pérez, escoltara a María Blanca en el Clásico Prensa, Radio y Televisión. Ganó la Copa Antonio Cuadrado a expensas de Servidor y vuelve a caer derrotada ante María Blanca en la Condicional Especial Pedro A. Salas.

 

 

Después de eso ganó 4 en fila, antes de enfrentar nuevamente a su peligrosa rival María Blanca en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación. A Blackie se le atribuían posibilidades de una actuación meritoria, pero existían dudas de que pudiera ganar ya que la presencia de María Blanca, que en tres oportunidades le había vencido, hizo pensar que repitiera la historia, pero todo sucedió diferente y Blackie se anexó el triunfo superando por 5 cuerpos a Taki y dejando a María Blanca lejos en el quinto lugar, concretando 114"2 para 1800 metros.

 

Blackie mantuvo su racha triunfal derrotando por 10 cuerpos a Amaltea en la Condicional Especial Gustavo J. Sanabria parando los relojes en 103"3 para la milla. Es inscrita en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, segundo de la Triple Corona, y aún muchos creían que podía ser derrotada nuevamente por María Blanca, pero hizo de esa carrera otro escenario propicio para demostrar su gran calidad al ganar totalmente sobrada sobre Delphos, sepultando nuevamente a María Blanca y acabando definitivamente con su imperio. Blackie, contó con la monta de Balsamino Moreira, su jinete oficial, y recorrió los 2000 metros en 130”1.

 

 

Participó en el Clásico República de Venezuela pero apenas puede figurar cuarta detrás de un crecido Conoto, Kalil y Kike. Todas estas carreras fueron más que suficientes para que fuera designada Campeona 3 Años de 1965.

 

A los cuatro años, en 1966, gana las Condicionales Especiales Celestino Martínez, Allen Thomas, Arturo Michelena y Manuel Vicente Lander, estas tres últimas carreras ante las importadas. Además figuró segunda a dos cuerpos de la argentina Guillotina en el Clásico Día de la Marina de Guerra y Mercante, superando al resto del nutrido lote de importadas; tercera en el Clásico José María Vargas detrás de Prófugo y El Guillo; y el Clásico Fuerzas Aéreas detrás de la campeona Vélika y la importada Cuadra Ocho. Después su último triunfo realizó 16 intentos fallidos, justificadas al enfrentarse ante excelentes corredoras importadas, y puso fin a su campaña pistera el 11 de marzo de 1967.

 

 

En resumidas cuentas, su campaña se desglosa con 20 triunfos, 10 segundos, 4 terceros, 10 cuartos, 2 quintos en 65 actuaciones, acumulando en premios la cantidad de Bs. 529.405. Viajó a Argentina y Uruguay (política común de la familia Azpúrua) con la intención de ser servida por algún prestigioso semental pero no se le conoce descendencia en esos lares. En 1970 queda preñada del prestigioso Choir Boy (padre de los ganadores clásicos Vivo y Misiadura) y regresa a Venezuela, al Haras Shangri La, donde nace una hembra que fue registrada con el nombre de Pecoy que logró ganar 5 carreras en su vida pistera, y al año siguiente, en amores con el criollo Lavandero, produjo a Sentry, ganadora de 6 carreras incluyendo la Copa Federico de la Madriz y Pastor y que a su vez es la abuela de Irish King, ganador del Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá, y el selectivo Mi Fe.

 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Turf, Catálogo Fedeharas 1978, Ing. Juan Macedo, Sr. Gastón Savino, Sr, Antonio Nicolás Tassitch.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 22 de febrero de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados