Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Blazing Free

(Ven, 2002, Chayim en Running Free por Turn Here)

Por Juan Macedo

 

El castaño Blazing Free representa al único purasangre que se ha acercado al record de seguidillas de triunfos en calidad invicto que posee la leyenda del hipismo zuliano High Security. El descendiente de Chayim nació el 23 de abril de 2002 en el Haras Luisiana y fue negociado para lucir la chaquetilla negra con rombos rojos del Stud Lalo, propiedad del Sr. Waldo Ordoñez.

 

Domado y entrenado por “TitoAgapito Feijoo, Blazing Free hizo su debut el 25 de agosto de 2004 en recorrido de 1000 metros con la monta de Angel Alciro Castillo donde cumplió un paseo de salud cruzando la meta en ganancia con 7 ¼ cuerpos sobre Con Gatos agenciando 58”2. Dos semanas después, con Kendry Castillo, el galope es mayor, son 13 cuerpos que le sacó a Julio Ve para dejar crono de 70”1 para los 1100 metros. El 13 de octubre, contando con la conducción de Angel Alciro Castillo, el potro Blazing Free retrasó al inicio, pudiendo recuperarse paulatinamente y aún así rematar con contundencia venciendo a Gran Andrés con un cuerpo de ventaja y registrando 76”3 para los seis furlones, manteniendo así su invicto en 3 salidas y logrando su primera victoria selectiva.

 

El 26 de octubre Blazing Free regresó al lote común, donde ganó con ventaja de 21 cuerpos sobre Julio Ve, parando el teletimer en 83”1 para los 1300 metros. La imbatibilidad del nieto de Turn Here continuó el 1 de diciembre cuando alargó su invicto a 5 triunfos, al imponerse en la Copa Trabajadores Hípicos Zulianos luego de dejar que Julio Ve hiciera el gasto de la carrera hasta que arremetió con fuerza y en los 200 metros finales pasó y se desprendió con 9 cuerpos de ventaja, dejando marca de 82” para los 1300 metros.

 

El 15 de diciembre Blazing Free ratificó que se trata del mejor de su generación en el estado Zulia al superar la clásica milla por primera vez en el Clásico Clausura, alargando su invicto a 6 victorias. Corrió a la expectativa del  veloz Julio Ve y en la última curva atacó con decisión al puntero y pasó a dominar en la recta final para sacar una sólida ventaja de 6 ¼ cuerpos con registro de 102” flat.

 

Ya como tresañero, el 5 de enero de 2005 Blazing Free se mantuvo invicto en su séptima presentación en el Hipódromo de Santa Rita, esta vez ganando el Clásico Ciudad de Maracaibo en recorrido de 1600 metros que dominó en forma solvente a Julio Ve con 14 cuerpos de ventaja y agenciando 100”2, demostrando nuevamente ser el mejor de la generación.

 

El 9 de febrero Blazing Free aplastó a sus rivales con 30 cuerpos de ventaja sobre Julio Ve en marco de la Copa Rafael Ortiz donde dejo marca de 85”3 para los 1400 metros. Prácticamente la misma carrera repitió el 7 de abril en la Copa Gustavo Lepage, solo que en esta ocasión fueron 36 cuerpos los que le sacó a Julio Ve y el registro fue de 87”3.

 

El 5 de mayo el nieto de Woodman no tuvo compasión con su “sparring” Julio Ve en el Clásico Día Internacional del Trabajador, donde le sacó 16 ½ cuerpos de ventaja y paró los cronómetros en 100”1 para la clásica milla. El 25 de mayo llegó la hora de la Triple Corona Local y Blazing Free galopó a su antojo el Clásico Asdrúbal Romero Cardozo. La carrera se llevó a cabo con Julio Ve en punta mientras que Blazing Free lo seguía a unos cuatro cuerpos de la delantera, cuando entraron en la recta final, el invicto pasó y se desplazó con facilidad hasta la raya con ventaja de 12 cuerpos sobre Signore Pipo, agenciando 101”4 para los 1600 metros.

 

El 16 de junio se escenificó el Clásico El Calancho, segunda gema de la Triple Corona Local, donde Blazing Free se vio un poquito más apurado pero logró saborear nuevamente las mieles del triunfo con ventaja de 3 ¾ cuerpos sobre Pozo de Fe y parando los relojes en 133”4 para los dos kilómetros.

 

El 13 de julio era el día de la verdad para Blazing Free, que había dejado algunas dudas en su última carrera. Pozo de Fe tomó la punta seguido a unos 2 cuerpos por Blazing Free, cuando promediaban los 900 metros finales Angel Alciro Castillo apuró el tren de carrera para desplazar a Pozo de Fe, iniciando un interesante cabeceo que se prolongó hasta la entrada de la recta final, cuando el hijo de Chayim se vino en franca ganancia para ganar con 10 ½ cuerpos de diferencia sobre Paso Alegre el Clásico Alcaldía de Santa Rita, agenciando 161” exactos para la milla y media, de esa forma se convirtió en el séptimo Triple Coronado  del hipismo zuliano y el segundo con carácter de invicto.

 

Colmando las expectativas de su afición, el 7 de septiembre Blazing Free volvió a la pista para imponerse con gran solvencia en el Clásico Tío Cheo agenciando 116” para los 1800 metros y así extender su invicto a 14 triunfos. Lo mejor de la carrera fue el extraordinario remate de Blazing Free en la recta final, que le permitió sacar hasta 10 cuerpos a Sea Blue en apenas 200 metros.

 

Pero el 30 de septiembre en marco del Gran Premio Propietarios Zulianos a Blazing Free se le puso la carrera de color hormiga, ya que Paso Alegre le dio pelea en la recta final y el campeón invicto apenas pudo superarlo con un cuerpo de ventaja, agenciando 132” exactos para los dos kilómetros. Una historia similar se repitió el 26 de octubre en el Clásico General en Jefe Rafael Urdaneta, en una carrera llena de emociones, Blazing Free logró conservar cabeza de ventaja sobre Paso Alegre y agenciar 162”3 para la milla y media, conservando su invicto en 16 salidas.

 

 

El 16 de noviembre fue el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá y el invicto Triplecoronado Blazing Free llegó a 17 triunfos, demostrando que es el mejor ejemplar alojado en el Hipódromo de Santa Rita, galopando esta vez (tal como nos tenía acostumbrados) a Globo de Oro con 7 cuerpos de ventaja, dejando crono de 130”3 para los dos kilómetros. A la semana siguiente Blazing Free participó en el Clásico de la Zulianidad y parecía una carrera de tramite pero sucedió lo inesperado: por primera vez el nieto de Woodman saboreaba la hiel de la derrota, cuando se encontró con un irreverente Chain Reaction que fue capaz de resistir el acoso del entonces invicto y derrotarlo con ½ cuerpo de ventaja. Aquí terminaba la carrera en pos del record de High Security, pero el Titulo local como Caballo del Año lo tenía plenamente asegurado.

 

 

A pesar de esa inesperada derrota, no cambiaron los planes para Blazing Free. Fue enviado al Hipódromo La Rinconada y alojado en la cuadra de Germán Rojas, quien se encargaría de su cuido y entrenamiento. Su debut en arenas caraqueñas fue el 17 de julio de 2006 en los 1400 metros de la Copa Revista Hipódromo y la monta de “El PochoJaime Lugo donde Colorado Parts se anexaba el triunfo y Blazing Free figuraba quinto a 1 ¾ cuerpos en excelente demostración. Para el 6 de agosto “El Invasor Zuliano” reverdecía laureles con su primer triunfo en Caracas, conducido por Neptalí Ortiz, al superar en gran forma a Nandito por apenas cabeza y dejando registro de 94”4 para la clásica milla.

 

 

El 27 de agosto Blazing Free le tocó participar en un “baile de etiqueta”, los dos kilómetros del Clásico Propietarios La Rinconada, y con la monta de Leonel Reyes Ramos demostró de lo que estaba hecho y solo la mala suerte le impidió ser el ganador, quedando tercero apenas a cabeza del norteamericano Canoa. Todo parecía indicar que el 24 de septiembre la Copa de Oro de Venezuela iba a estar a disposición del representante del Stud Lalo y su jinete Angel A. Castillo, pero un irreverente Papá Lucas se creció en el primer lugar y Blazing Free tendría que conformarse con la escolta a 5 ¾ cuerpos.

 

El 29 de octubre, Blazing Free no estaba en su mejor día, desde los 800 finales corrió completamente negado y fracasó rotundamente en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar que se adjudicó Gran Estefanía. A pesar de esa discordante actuación, fue elegido para representar los colores patrios en la Copa Confraternidad del Caribe que se efectuó en el Hipódromo Camarero ubicado en Puerto Rico. Ese 9 de diciembre, conducido por Santiago González, realizó una decorosa actuación al quedar cuarto a 3 cuerpos del jamaiquino Miracle Man.

 

Blazing Free reapareció el 25 de marzo en el Clásico José María Vargas bajo la conducción de Yoneiro Villalobos, donde finalizó tercero a 2 ¾ cuerpos de Champion Lujalo. Tras fracasar a 21 cuerpos de Papá Lucas en el Clásico Presidente de la República y figurar tercero a 5 ½ cuerpos de Águila de Oro en el máximo lote común, participó en el Clásico Día del Ejército donde ocupó el tercer puesto a 7 ½ cuerpos nuevamente detrás de Águila de Oro.

 

El Sr. Waldo Ordoñez, con la esperanza de tener mejores resultados, cambio de cuadra pasando la responsabilidad a Antonio Catanese. El 29 de julio reapareció Blazing Free con Álvaro Finol up en la milla del Clásico Guardia Nacional de Venezuela y estuvo muy cerca de dar la campana, perdiéndose con New Champion por apenas pescuezo. Pero fracasó a 17 cuerpos del norteamericano Cheiron en el Clásico Propietarios La Rinconada y a 19 cuerpos de Papá Lucas en la Copa de Oro de Venezuela, mejorando levemente al figurar tercero a 7 ½ cuerpos de Taconeo en el Clásico Jockey Club de Venezuela.

 

Al no ver los resultados esperados, sus allegados deciden regresar a Blazing Free al Hipódromo de Santa Rita con los cuidados de Agapito Feijoo. Reapareció el 25 de octubre con la monta de Neptalí Ortiz en el Clásico Rafael Urdaneta, ubicándose en el cuarto puesto, para luego forzar el tren de carreras en la recta de enfrente e iniciar un cabeza a cabeza con Amigo Gerard en terrenos de la curva de Palmarejo, donde se distanció con 6 ¼ cuerpos de ventaja, dejando crono de 164”3 para los 2400 metros.

 

 

Y el 16 de noviembre Blazing Free conquistó por segunda ocasión el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá en cerrado final con Signorina Vale, que se fajó desde la partida y asumió el liderato en la recta final pero no pudo contener el avance formidable del consentido de Waldo Ordoñez para aventajarla con un cuerpo y agenciando 132”4 para los dos kilómetros.

 

 

Para cerrar el año, el 7 de diciembre Blazing Free nuevamente le ganó el duelo a Signorina Vale en el Clásico de la Zulianidad, ya desde terrenos de los 600 metros finales tenia la carrera asegurada mientras que la potra fue cediendo terreno para decretar un fácil triunfo con 5 ¾ cuerpos de ventaja y tiempo de 130” exactos. Con este triunfo Blazing Free aseguró el Titulo local de Campeón de Cuatro y más años, con solo tres actuaciones en el Hipódromo de Santa Rita.

 

 

Ya con seis años, Blazing Free reapareció el 12 de marzo de 2008 en el Clásico Gobernador del estado Zulia con la monta de José Javier Zerpa, figurando segundo a 2 ½ cuerpos de Fernandoalonso. Tras un descanso de dos meses, el 22 de mayo participó en el Clásico de la Resistencia con Jaime Lugo en sus lomos, ocupando el segundo puesto a 5 cuerpos de Classified. Dos meses después, el 31 de julio, hizo otro intento en el Clásico Core 3-Guardia Nacional, ahora con Ángel A. Castillo, pero el veterano caballo no respondió y fracasó desde el octavo a 20 cuerpos de World Class, la que fue su última salida a las pistas venezolanas.

 

Blazing Free realizó una gran campaña: fueron 37 sus salidas oficiales a los óvalos nacionales, donde en 21 ocasiones fue el indiscutible ganador, además de 5 segundos, 5 terceros y un quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 440.530, aparte de la figuración en Puerto Rico y US$5,400. Su notable campaña pistera le permitió un lugar en la padrillera del Haras Luisiana, donde destacó por intermedio del ganador clásico Pedromiguel y las ganadoras Blazing Belle (en Panamá), Passion Luana y María Elisa. Lamentablemente falleció el 23 de marzo de 2015 víctima de un infarto al miocardio.

 

Fuentes: Revista Hipódromo, Sr. Jesús Adriani (fotos), Haras Luisiana.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de agosto de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados