Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Campodrón

(Ven, 1987, Gauley en Tarragona por Throne Room)

Por Juan Macedo

 

A lo largo de la historia hípica nacional se han presentado purasangres que, por las circunstancias, no han obtenido titulo campeonil alguno (sean esas circunstancias la presencia de otros corredores notables, las inefables lesiones, entre otras). El castaño Campodrón es un vívido ejemplo. Nacido en el Haras Montalbán el 18 de marzo del año 1987, perteneció a una de las generaciones mas pareja que podamos recordar, llena de excelentes corredores. Durante su campaña pistera lució los colores azul grana y blanco del reconocido Stud Racer del Sr. Miguel Jane Villanueva, siendo domado y entrenado por “El GoajiroIván Calixto.

 

Desde el momento que llegó a la cuadra, Iván Calixto sabía que tenía a un crack, solo que tenía problemas con sus tendones. Con su sapiencia, “El Goajiro” lo recuperó y lo debutó el 27 de agosto de 1989 en el Hipódromo La Rinconada con la monta de Germán González en distancia de 1100 metros para ocupar el quinto puesto a 9 cuerpos de Enamorado. El 7 de octubre Campodrón fracasó con Rafael Bravo Gómez up desde el noveno puesto a 12 cuerpos de Principito, que provocó la decisión de descansarlo para “buscarle la vuelta”.

 

 

Fue el 1 de abril de 1990 cuando reapareció Campodrón y ¡de que manera! Triunfó contundentemente con la monta de Rafael Torrealba con ventaja de un cuerpo sobre Kakanapire (caballo tristemente recordado por ser uno de los purasangres norteamericanos importados que hicieron pasar por nativos) agenciando 80” exactos para los 1300 metros. No conforme con esto, subido de lote pero más puesto, Campodrón repitió y mas fácilmente, ahora fueron 3 ¾ cuerpos la ventaja que sacó sobre su escolta Piedra Azul, dejando crono de 79” exactos para los 1300 metros.

 

El 13 de mayo ante el lote de Ganadores de 2 carreras figuró tercero a 2 cuerpos de Really y dos semanas después quedó cuarto a 2 cuerpos de Botalón. Estas figuraciones nada indecorosas, fueron la preparación del potro para su prueba de fuego, la milla y media del Clásico República de Venezuela que se corrió el 17 de junio en el Hipódromo La Rinconada. Con la monta de Richard Bracho, Campodrón animó la carrera y al final figuró decorosamente quinto a 7 cuerpos de Mano A Mano en uno de los finales más recordados entre los hípicos venezolanos.

 

El 1 de julio regresó al lote común en distancia de 2000 metros donde fue sorprendido por el atropellador Positrón quedando segundo a 1 ½ cuerpos. Se reivindicó el 14 de julio con la monta de “El PumitaJosé Luis Rodríguez al galopar con ventaja de ¡11 cuerpos! sobre Delito parando el teletimer en 127”2 para el recorrido de 2000 metros. Dos semanas después se encontró con el rendidor Harpagón que dio cuenta del nieto de Throne Room dejándolo a 3 ¼ cuerpos.

 

Sus allegados estaban convencidos de la calidad de Campodrón, a pesar que no terminaba de cuajar, y lo inscribieron en el Clásico Cría Nacional el 12 de agosto con la monta de Rafael Bravo Gómez donde fracasó ocupando el noveno puesto a 17 cuerpos de Iron Parts. A la semana regresó al lote común en recorrido de 1600 metros figurando tercero a un cuerpo de Pikán.

 

Volvió a correr seguido, esta vez en la Copa Julián Abdala, donde brilló como esperaban sus allegados. Fue una gran carrera que protagonizó el castaño nieto de Halo con el sensacional potro Conuco, sacando mayor provecho el conducido de Rafael Bravo Gómez sacando ¾ cuerpo de ventaja, agenciando excelente crono de 125”4 para los dos kilómetros. Lo que no sabían sus allegados era que su pupilo ya había logrado “cuajar”.

 

Sin descanso, el 2 de septiembre Campodrón participó en el Clásico Copa de Oro de Venezuela y ¡que clase de exhibición realizó! Tomó la punta desde la partida y se creció en la punta de una manera sorprendente, sus oponente nunca fueron enemigos. Cruzó la raya con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Iron Parts que se dedicó a perseguirlo en toda la carrera, cronometrando 153”2 para la milla y media ¡realmente impresionante!

 

 

Tras un descanso de un mes, Campodrón reapareció en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios y muchos pensaron que no iba a poder contra el líder generacional, Don Fabián. Contra todos los pronósticos, Campodrón realizó otra sorprendente performance, al mas claro estilo de un crack, batiéndose con los velocistas hasta la última curva cuando despegó creciéndose en punta y anulando totalmente a sus oponentes para cruzar la meta con amplia ventaja de 4 ¾ cuerpos sobre el Campeón Don Fabián, recorriendo los dos kilómetros en 128”3.

 

 

Llegó el 28 de octubre, día de San Simón, donde los allegados esperaban consolidar un triunfo en el Gran Premio Simón Bolívar y así asegurar el Título como Campeón Tresañero. Pero el infortunio tenía otros planes y Campodrón se dio de la partida pero prácticamente no culminó. Las dolencias de toda la vida lo traicionaron en el momento culminante de su carrera. No corrió más.

 

La campaña de Campodrón se resume en un total de 16 salidas de los cuales 6 fueron de manera triunfal, además de 2 segundos, 2 terceros, un cuarto y dos quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 3.818.735 en premios. Como buenos hípicos, la familia Jane tenían un establecimiento de cría con pocos años de creación, Haras Agua Blanca, donde fue enviado Campodrón para su recuperación y posteriormente probarlo en el rol de padrote. Al igual que en la pista, destacó agradablemente con apenas cuatro producciones por intermedio del ganador clásico Salardú, los selectivos Alayor, Bor Bon, Kaman Merú y Montmeló; y los ganadores Petulante, Catalunya, Caratamug, Vilobi, Campomeya, Julalú, Karanacuri, El Canagüey, entre otros.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, www.hipicomputo2000.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de noviembre de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados