Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Capaz

(Ven. 1983, Prince Nashua en Kama por Amastar)

Por Ricardo Maldonado

 

Corría el 6 de Enero de 1983, un Día de Reyes en el año del Bicentenario del Nacimiento de Simón Bolívar cuando en el Haras San Marcos una alazana hija de Prince Nashua nacida del vientre de Kama, la cual sería vendida en subastas al Sr. Antonio Paz y a la Srta. Natividad Paz quienes al buen estilo de ellos le pusieron el nombre de Capaz (ello porque varios de sus ejemplares sus nombres terminaban en “paz”, ejemplo: Napaz, Rommerpaz, Nani Paz). Su primer entrenador fue Gustavo López Quevedo.

 

Se le confía la monta a “El DiabloÁngel Francisco Parra y debuta en el lote de perdedoras por la puerta grande, ya que gana galopando por 8 cuerpos y medio a Baby Fly agenciando 81”1 para 1300 metros. De una vez la llevan a los lotes selectivos cuando es inscrita en la Copa Nicolás de las Casas perdiendo ante Casilda apenas por ¾ de cuerpos en un final cerrado; pero como el hipismo da revanchas, la potranca Capaz se desquita de Casilda al doblegarla por 4 ¾ de cuerpos en la serie de potrancas ganadoras parando los relojes en un muy buen 85” para 1400 metros. Así, cierra su corta campaña como potranca dosañera dejando una excelente impresión para lo que se venía.

 

 

Inicia su aventura en 1986 como tresañera llegando tercera a 4 cuerpos y ¾ de su compañera de establo Napaz, una buena potranca que era propiedad también de los Paz, en el marco del Clásico Alberto Smith; seguidamente va al grupo de ganadoras de 2 carreras y apenas llega quinta de Wild Cherry. Dos semanas después corre en el mismo lote, ya en milla, y cae ante Casilda a tan sólo cabeza para luego participar en la Copa Lavandera y llegar tercera a 6 cuerpos y ½ de Casilda, ante quien caía por tercera vez, en esta ocasión sin atenuantes.

 

Su primera incursión en los lotes clásicos fue en el Congreso de la República, también se estrena en los tiros largos y allí vence de manera categórica a Tropic Lady por 4 cuerpos y un ¼ de diferencia, con esta victoria, Capaz comenzaba su camino hacia el estrellato. Triunfa en el lote de ganadoras de 4 carreras al doblegar a la rendidora Moravia en tiro de 2000 metros quedando lista para los Clásicos correspondientes a la Triple Corona de Yeguas.

 

 

 

Participa en la tarde del Domingo 4 de Mayo en el Clásico Hipódromo La Rinconada, el primero de la trilogía de yeguas, con Rubén Huerta y vence por un cuerpo a quien sería su máxima rival de generación: Fuse Dancer dejando un buen 98” para la milla. El Domingo 25 de Mayo es inscrita en el Clásico Prensa Nacional con amplias posibilidades de emular a Lavandera, Segula C., Blondy y Gelinotte, pero luego de pelear en toda la recta final y venirse en un cabeza a cabeza, cae ante su archienemiga Fuse Dancer perdiéndose toda posibilidad de lograr la ansiada tripleta. Pero tres semanas después impone su autoridad en la milla y media del Clásico General Joaquín Crespo al derrotar a Fuse Dancer con diferencia de 3 cuerpos y ¾ dejando un modesto 154”1 para 2400 metros regresando la monta de “El Diablo” Parra. Así, Capaz se erigía como la mejor de su generación.

 

Luego de un corto paro es inscrita en la tarde del Domingo 20 de Julio en el Clásico Día de la Armada, pero sólo puede para la posición de escolta ante una Miss Vereda lanzada a correr y quien no creyó en pergaminos. Regresa ante las de su generación en la última edición de la Polla de Acrica y vence al galope sacando 8 ¾ de cuerpos a Falkland haciendo pininos para el título de las tresañeras. En vista de lo bien que se veía Capaz, sus propietarios deciden probar suerte ante los machos en los 12 furlones del Clásico Copa de Oro de Venezuela, en la lluviosa tarde del Domingo 7 de Septiembre, fracasando ruidosamente al llegar penúltima fuera de carrera, superando únicamente a Hot Action en carrera ganada por el alazán Volantín.

 

 

Vuelve al tiro de milla y media con motivo del Clásico Gustavo J. Sanabria y derrota a la madura Tan Bonita por margen de 2 cuerpos y ¼ agenciando pésimo tiempo de 156”1 para 2400 metros, pero suficientes para decirles a todos que aquí había una campeona en ciernes. Luego baja al lote de ganadoras de 6 y más carreras, siendo montada esta vez por el “Supercampeón” Juan Vicente Tovar y derrota por ½ cuerpo a su acérrima rival Fuse Dancer agenciando un buen 113”2 para 1800 metros. Repite la misma receta ante el mismo lote, mes y medio después, doblegando por 4 cuerpos a Alta Loma parando el teletimer en un modesto 123”4 para 1900 metros.

 

 

Su racha victoriosa continúa en la tarde del Domingo 7 de Diciembre en el Clásico Fuerza Aérea Venezolana al derrotar por cabeza a una atrevida Candy Mere quien amenazaba con quitarle el manjar de la boca. Dos semanas después cierra con broche de oro su campaña como tresañera al derrotar nuevamente a la campeona Tan Bonita en el Clásico Instituto Nacional de Hipódromos doblegando a la madura por margen de ¾ de cuerpo. Toda esta compilación de triunfos logrados le valieron el Título de Campeona Tresañera 1986, habiendo agarrado algunos puntos para el Caballo del Año, distinción que le sería concedida al crack Winton.

 

 

 

Reaparece el Sábado 31 de Enero de 1987, ya como madura, con un tercer lugar de Hipólita en el marco del Clásico Arturo Michelena. Dos semanas después, en la tarde del Sábado 14 de Febrero en una carrera preparatoria al Clásico Latinoamericano de Jockey Clubs arribando quinta en prueba ganada por un irreverente War King quien sorprendió a propios y extraños, allí el campeón Winton (con el cupo asegurado) arribó cuarto asignando la plaza restante a Stage Door Ed quien llegó segundo en esa carrera, ya que War King no fue nominado para el Latinoamericano a correrse en Lima, Perú.

 

Su siguiente salida sería en el Clásico Andrés Eloy Blanco venciendo por medio cuerpo a Last Time con la monta de “El Diablo” Parra, agenciando un buen 85”3 para 1400 metros, en lo que sería su única victoria en todo lo que fue el año 1987. Luego corre el Clásico Mathieu Valery y ve como Hipólita le arrebata el triunfo en plena sentencia quitándole impunemente el manjar de la boca y tiene que conformarse con el segundo lugar a 1 cuerpo y medio. En la siguiente presentación, apenas logra un quinto lugar a 8 cuerpos de la sprinter Kurtosis quien venció en el Clásico John Boulton.

 

Una lesión la obliga a hacer mutis por varios meses y no reaparece sino hasta el mes de Diciembre y lo hace con un nuevo entrenador, ya que Capaz pasa a la cuadra de Jesús Eduardo Benedetti y se estrena con nueva monta también, la de Rafael Bravo Gómez con motivo del Clásico Fuerza Aérea Venezolana llegando segunda a 4 cuerpos y ¼ de la campeona Sátira en una buena actuación considerando el largo tiempo que estuvo inactiva. El Domingo 20 de Diciembre repite la posición de escolta esta vez a cabeza de Sátira en uno de esos finales memorables y cuando todo parecía indicar que Capaz se llevaría los máximos honores. Así, la hija de Prince Nashua cerraba su ciclo como cuatroañera en una campaña recortada por las lesiones.

 

Vuelve a la arena ya como madura de cinco años en la tarde del Sábado 30 de Enero de 1988 apareciendo en la nómina del Clásico Arturo Michelena en donde llega octava a 10 cuerpos de Sátira. Tres semanas después escolta a Sinakbar en el Clásico Andrés Eloy Blanco llegándole a tan sólo 1 cuerpo contando aquí con la monta de Pedro Monterrey. El Sábado 5 de Marzo aparece en la nómina de la Copa Roque Yoris en donde sale triunfante al doblegar a la rauda Kurtosis  por 1 ¼ de cuerpo con la monta de Rafael Bravo Gómez.

 

 

Dos semanas mas tarde participa en el Clásico Mathieu Valery y logra triunfar en un final cerrado sobre la rendidora Gabrielle al doblegarla por ½ cuerpo, aunque logró un pésimo tiempo de 134”1 para 2000 metros, pero no desmeritaba para nada el triunfo categórico, el cual sería el último en su vida como corredora. Una lesión en el miembro anterior derecho la obliga a alejar de las pistas por varios meses y no regresa sino en la tarde del Sábado 11 de Septiembre al ser inscrita en el Clásico Cavepro en donde finaliza tercera a 4 cuerpos y medio de otra buena sprinter como Llamarada.

 

De esta manera, la campeona Capaz pone fin a su campaña pistera, por demás magnífica y extraordinaria, la cual corrió en 32 ocasiones, compilando un total de 15 victorias, 8 segundos, 4 terceros, 3 quintos lugares y tan sólo 2 veces quedó fuera de la pizarra lo que dice claramente lo grandiosa que fue esta hija de Prince Nashua, para orgullo de la casaquilla azul y blanca de los Paz acumulando en premios un total de Bs. 6.335.124. Retirada a la cría, destacó por intermedio de la selectiva Miss Amanda (abuela de Paraguaipoa) y los ganadores La Tremenda, Con Paz y Es Capaz (madre de My Legacy).

 

Capaz fue una gran yegua sin duda dejaría huella en el corazón de los aficionados por esa soberbia perfomance, por esa gran capacidad corredora, por esa clase y corazón que sólo los grandes poseen.

 

Fuentes: Sr. Alfredo Plaza (fotos), Ing. Juan Macedo 

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de abril de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados