Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Chao

(Ven, 2009, Marconi en Too Radiant por Two Punch)

Por Juan Macedo

 

Un caballo purasangre se hace especial para el aficionado hípico a la medida que va participando y ganando las carreras más importantes de nuestro turf. En esta ocasión nos referimos al tordillo Chaoun purasangre que escribió páginas doradas en la hípica venezolana. Este noble ejemplar nació el 3 de enero del 2009 en el Haras La Parcela y defendió durante toda su trayectoria pistera la clásica chaquetilla azul con bolos amarillos del Stud María Blanca, de su criador Luis Cabrera Umérez, quien le cedió la tutela para su entrenamiento a Rubén Lanz.

 

Chao debutó en el Hipódromo La Rinconada el 4 de diciembre de 2011 en recorrido de 1200 metros con la monta de Yobraiker Suárez quien lo guío al segundo lugar 5 ½ cuerpos detrás de El Caminante. Dos semanas después “rompió el maiden” al cruzar la meta con ventaja de ¡12 ¾ cuerpos! sobre Marañita, agenciando 65” exactos para los 1100 metros. El tordillo presentó problemas en el nudo de su miembro anterior izquierdo inflamado y fue sometido a un obligado descanso.

 

El nieto de Water Poet reapareció el 8 de abril de 2012 ante el lote de G-2 (siendo ganador de una carrera) y justificó su inscripción al derrotar de manera contundente a Arcángel de Oro, superándolo con 1 ½ cuerpos de ventaja y dejando crono de 70”3 para los seis furlones. Esa magnífica carrera fue suficiente aval para participar el 29 de abril en lo que sería su prueba de fuego, los 1400 metros de la Copa My Own Business, donde cargo adentro en la partida y ese pequeño tropiezo pudo incidir en su derrota, quedando segundo a 1 ¼ cuerpos de Comediante que atropelló con eficacia.

 

Con apenas cuatro actuaciones, Chao enfrentó a lo más granado de la generación tresañera en la primera gema de la triple corona nacional, el Clásico José Antonio Páez. Ese 27 de mayo desde la partida, Chao con la conducción de Emisael Jaramillo salió a disputar la delantera y fue dejando atrás a sus contrincantes, tanto así que cruzó el disco en ganancia con ventaja de 7 ¼ cuerpos sobre El Caminante y quitándole el invicto a El De Chiné (líder de la generación) y a Comediante (verdugo en su anterior), plasmando en la pizarra electrónica del óvalo de Coche un fabuloso 94” flat para la clásica milla. Chao resultó ser el primer tordillo en adjudicarse este Clásico y el segundo en la historia en ganar una prueba de la triple corona (el primero fue Mr. Jorge).

 

 

El 17 de junio se escenificó los dos kilómetros del Clásico Cría Nacional, segundo paso de la triple corona nacional. En esta ocasión Chao fue conducido por “MaravillaRigo Sarmiento, quien definitivamente no se entendió con el moro y eso lo aprovechó El Caminante para derrotarlo con 5 cuerpos de ventaja. El 15 de julio, ahora con Santiago González, el veloz hijo de Marconi participó en el Clásico República Bolivariana de Venezuela donde hizo la carrera a su gusto y pudo vencer fácilmente a Comediante con 9 ¾ cuerpos de ventaja, parando los cronómetros en 147”2 para la milla y media.

 

 

El 26 de agosto el doblecoronado Chao llegó segundo a 5 cuerpos de King Carlos Juan en el Clásico Propietarios La Rinconada. El 30 de agosto, luego de un trabajo suave, regresó lastimado del ligamento cruzado del miembro anterior izquierdo, aunque su médico veterinario Julio de Jesús Lobo confirmó que no era nada grave. Luego en la mañana de traqueos de 26 de septiembre se arrancara, debido a que se le extrajo un diente y al colocarle el bocado, este le molestaba y le generaba dolor lo que causó la incomodidad del ejemplar y produjo que se arrancara 600 metros en su ejercicio matutino, por lo que sus allegados decidieron evitar riesgos y no participar en el Clásico Jockey Club de Venezuela. Fue directo a los 2400 metros del Clásico Internacional Simón Bolívar, donde decorosamente ocupó la segunda posición a 7 ¼ cuerpos de Comediante. Viajó hasta Puerto Rico para representar a nuestro país en el Clásico del Caribe el 9 de diciembre, donde salió a tomar la punta como era su característica, sin embargo, en el poste de los 900 metros finales levantó la cabeza bruscamente y comenzó a ceder terreno para llegar último fuera de carrera. El ganador fue El De Chiné. Luego se conoció que presentó un hematoma en el carpo izquierdo tras una patada de otro ejemplar en plena carrera, eso motivó que Chao se fuese hacia atrás y perdiese toda opción de ganar el Clásico. Al llegar al Hipódromo La Rinconada, el médico veterinario Julio de Jesús Lobo comprobó una pequeña fisura en el carpo izquierdo (rodilla) que no ameritó una intervención quirúrgica pero lo alejó de la pista.

 

Reapareció el 19 de abril del 2013, nada más y nada menos que en la milla y media del Clásico Presidente de la República, donde hizo lo mejor que sabe hacer y en la recta final tenía tanta ventaja que la extraordinaria atropellada de Comediante no fue suficiente para darle alcance y así Chao derrotarlo con un cuerpo de ventaja y dejando registro de 153” exactos. Un mes después participó en la Copa Remarkable News, pero no fue el mismo al figurar cuarto a 26 cuerpos de Comediante, llegando sentido de su vieja lesión en la rodilla.

 

 

Pero Chao demostró que tenía un enorme corazón, y regresó el 1 de septiembre para participar en el Clásico Propietarios La Rinconada y en una actuación trepidante, tras pelear toda la carrera, cayó con todos los honores desde el segundo lugar a pescuezo del irreverente Germánico, realmente Chao perdió una carrera increíble. Subieron a Emisael Jaramillo sobre la cabalgadura del nieto de Two Punch para correr la Copa de Oro de Venezuela, pero defeccionó completamente al quedar sexto a 27 cuerpos de King Carlos Juan. Regresó a su cuadra con el sesamoide (nudo) de la mano izquierda inflamado.

 

En un gran trabajo del entrenador Rubén Lanz, el M.V. Julio de Jesús Lobo y el personal de la cuadra, Chao fue inscrito en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con la monta de Richard Bracho. El simple hecho de participar era un triunfo. Pero Chao demostró una vez más que su valentía y gallardía estaba más allá de lo normal al conquistar el magno evento de manera sensacional, superando con ¾ cuerpo a Love And Music y agenciando 154” exactos para los 2400 metros.

 

 

El doble coronado Chao viajó a Panamá para representar a Venezuela en la Copa Confraternidad del Caribe, pero tres días antes de la carrera el caballo pisó una piedra que le ocasionó un traumatismo en el casco de la mano derecha, lo que se le conoce en el medio como “zapatazo”. Al día siguiente el animal no salió a la cancha y el médico veterinario Julio De Jesús Lobo le hizo un tratamiento que asimiló bien, sin embargo la lesión hizo crisis en plena competencia y finalizó octavo muy lejos de la panameña Dicky’s Angel. Pero sus méritos durante el año le valieron el título de Campeón 4 o más años y Caballo del Año.

 

Ya con cinco años Chao pasó a la cuadra de Oscar González y luego pasó a los cuidados de Radamés Santamaría. Lamentablemente el caballo no era ni la sombra de años anteriores. Reapareció el 19 de abril de 2014 con Rigo Sarmiento en sus lomos donde figuró quinto a 13 ¼ cuerpos de Comediante. Al mes participó en la Copa Remarkable News con Richard Bracho donde quedó quinto a 29 cuerpos de Comediante. El 22 de junio con Jean Carlos Rodríguez figuró cuarto a 9 cuerpos de Love And Music en marco del Clásico Ejército Nacional Bolivariano. Cerró su campaña llegando sexto (y último) muy lejos del ganador Dreaming Of Gold, ya que presentó parálisis laríngea post infección que le impidió seguir cumpliendo campaña pistera.

 

 

Chao ganó 6 carreras en 18 salidas a la pista del Hipódromo La Rinconada, además de 6 segundos, 2 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.592.960. En la actualidad se encuentra en el Haras La Parcela donde cumple su nuevo papel como semental.

 

Fuentes: www.lahipodromo.com, www.hipicomputo2000.com, Diario Líder, Diario Meridiano.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 26 de agosto de 2016

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados