Anécdotas Hípicas Venezolanas Presenta:

Come On Honey

(Ven, 1993, Pilar Chico en Square McKennas por McKennas Gold)

Por Juan Macedo

 

En la historia hípica existen los grandes purasangres que brillan en las primeras de cambio y al pasar el tiempo van perdiendo esa clase que les caracterizó. Otros, sin embargo, tienen un inicio discreto y al pasar el tiempo son como el buen vino. Este es el caso de Come On Honey, una bella alazana nacida el 28 de enero de 1993 en el Haras Tamarú. Fue adquirida por el Sr. Guillermo Escovar para lucir su chaquetilla azul eléctrica y negra que representa el Stud Vamos Negro II.

 

 

Fue enviada al Hipódromo La Rinconada y alojada en la cuadra de Manuel Azpúrua Aranda, quien se encargó de su cuido y doma. El 6 de julio de 1995 fue su debut en la pista caraqueña con la monta de “El CanarioDamián Quintero y en recorrido de 800 metros, sin mostrar gran cosa al quedar sexta a 13 cuerpos de Bonne Femme. No fue hasta su cuarta salida, el 11 de noviembre, con la monta de Daniel Centeno cuando saboreo las mieles del triunfo, pero dramáticamente por la mínima diferencia sobre Lady Stephanie. Dos semanas después con Richard Bracho participó en el Clásico Ciudad de Caracas ocupando el sexto lugar a 8 ¼ cuerpos de Bonne Femme. Cerró el año figurando segunda a ¾ cuerpos de Fin de Crisis.

 

Inició su campaña como tresañera el 7 de enero de 1996 con Germán González up y lo hizo de manera triunfal, derrotando por la vía del galope a Baronesa, agenciando crono de 72”2 para los seis furlones. Una semana después regresó al lote selectivo, en marco del Clásico Andrés Bello, donde decorosamente figuró tercera a 3 cuerpos de Bonne Femme. Luego de quedar tercera a 4 ¾ cuerpos de Princess Fire en el lote común, el 18 de febrero se anotó un bonito triunfo con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre Frosty Affair, plasmando 92”1 en la pantalla electrónica del principal óvalo del país.

 

Pero a Come On Honeyle pegó el lote”, pasó el resto del año logrando buenas figuraciones en el lote común, además de figurar quinta a 7 ¼ cuerpos de Bonne Femme en la milla del Clásico Hipódromo La Rinconada y cuarta a 21 cuerpos de La Alcaparra en el Gran Premio Unicría.

 

Sus allegados decidieron probar suerte con Carlos Walker y le entregan la alazana para que se encargara de su cuido y recuperación, ya que presentó unos problemas en una de sus manos. Y tras un descanso de 4 meses, el 5 de enero de 1997 reapareció en recorrido de 1200 metros con la monta de “El PumitaJosé Luis Rodriguez, figurando quinta a 12 cuerpos de Lady Estampa. A la semana, con la monta de Juan Carlos Magallanes, sorprendió a propios y extraños al cruzar la meta en ganancia con 3 ½ cuerpos de ventaja sobre Ana Belén agenciando 81”2 para los 1300 metros.

 

Luego de cuatro actuaciones irregulares (corría bien una y luego fracasaba), fue inscrita en los 1200 metros del Clásico Día del Trabajador, que se corrió el 26 de abril, con la monta de José Javier Castellano y dejó una buena impresión al figurar tercera a 5 cuerpos de la veloz Nany Paz. A la semana fue inscrita en la milla de la Copa Inland Voyager y Come On Honey sacó la clase para batir a Midedos y Nany Paz, sacando ventaja de 1 ½ cuerpos y dejando crono de 98”2. Esta demostración fue el abrebocas de lo que venía para los próximos meses.

 

Luego de dos triunfos en el máximo lote común (7 cuerpos sobre Wild Heart agenciando 76”4 para 1300 metros; 1 ¾ cuerpos sobre Midedos agenciando 85”2 para los 1400 metros), el 28 de junio Come On Honey conducida por “El Negrito de San JoséJuan Vicente Tovar cayó con todos los honores en la Copa Stillwater ante Nany Paz que pudo contener su avance y sacarle cabeza de ventaja. Pero el 20 de julio la nieta de McKenna’s Gold fue contundente y logró superar al fuerte lote que enfrentó en el Clásico Día de la Armada, con 2 ¼ cuerpos sobre Magic Wheels y dejando 97” exactos para la milla.

 

 

En las pocas oportunidades que Come On Honey había corrido mas allá de la milla no había respondido, pero el 10 de agosto se fue de punta a punta y fue aplastante en el Clásico Eduardo Larrazabal Eduardo cuando aventaja a Bonne Femme con 3 cuerpos y paró los cronómetros en 123”4 para los dos kilómetros.

 

 

Sin duda que el entrenador Carlos Walker llevó con calma a Come On Honey a la cúspide de su generación. Y la muestra fue el 14 de septiembre cuando triunfó de punta a punta en la Copa Fetrahípica con ventaja de 1 ¾ cuerpos sobre La Alcaparra, dejando crono de 113” flat para los 1800 metros. Pero la racha terminó y la hija de Pilar Chico fracasó en el Clásico Burlesco y en la Copa Revista La Fusta.

 

 

Tras mes y medio de descanso, el 7 de diciembre Come On Honey regresó renovada y logró un magnífico triunfo a expensas de Mariawaleska con ventaja de 1 ¾ cuerpos en los nueve furlones del Clásico Fuerzas Aéreas Venezolanas, recorrido que cubrió en 113”4 luego de contener el acoso de Magic Wheels y Belinda toda la carrera. Cerró el año figurando tercera a 4 cuerpos de Mariawaleska en los dos kilómetros del Clásico Instituto Nacional de Hipódromos. Su magnífica campaña fue aval suficiente para obtener el Título de Campeona 4 y más años.

                                   

 

El 25 de enero de 1998, Come On Honey ocupaba en cuarto puesto a 5 ¾ cuerpos de Trezzel en los 1400 metros de la Copa Revista Guía Hípica. Lamentablemente terminó mal la carrera y con el afán de recuperarla para la cría pasó al quirófano pero no pudo aguantar la operación y murió. Come On Honey dejó para los récords una campaña de 36 actuaciones de los cuales en 11 ocasiones cruzo el disco en ganancia, además de 5 segundos, 8 terceros, 2 cuartos y 3 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 22.147.909. Honores para Come On Honey.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, www.hipicomputo2000.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de julio de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados