Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Con Bravío

(Ven, 1989, Mount Denali en Finalass por Lassington)

Por Carlos Romero

 

En los inicios del moderno ovalo de carreras del Edo. Zulia, específicamente Santa Rita a finales de los años ochenta, la hípica zuliana mostraba progresos extraordinarios, no solamente con su moderno circuito de carreras, sino también en la crianza del pura sangre en la región. Por otra parte los propietarios zulianos tenían el tupe de estar en la grandes subastas a escala nacional y por ende adueñarse de grandes piezas de enorme valor dentro y fuera de las pistas. Este es el caso de los hermanos: Dr. Ney Molero y el Ing. Jesús Molero entusiastas hípicos en ese entonces, que debido a su enorme pasión buscaban confeccionar una buena caballeriza, que tenia el joven entrenador México-Venezolano Pablo Andrade, que derivaba en la dinastía Andrade, hípicos de gran trayectoria en la región zuliana.

 

En esos días, a mediados de 1990. La publicidad suscitada por el nuevo y moderno Haras Gran Derby era total; no solamente en radio y televisión, sino en los medios impresos. De la mano del Eco. Mauricio Azar Samane y cuya primera producción nació en 1989, resaltando la inversión de primera línea con la importación para comenzar, cerca de 18 a 20 yeguas importadas desde Estados Unidos y con unos pedigríes de lujo engrosaron los primeros pasos del moderno criadero.

 

La totalidad de los productos del Haras Gran Derby nacieron en la tierras del entonces haras El Reino (Magdalena, Edo. Aragua). Los propietarios del criadero El Reino, alquilaban los potreros y algunas caballerizas en aquella época. A inicios de 1990 el Eco. Mauricio Azar, mudo a toda su población equina para el haras más moderno de Venezuela (en ese entonces) ubicado en San Joaquín Edo. Carabobo terminando de criar a todos los productos nacidos en 1989.

 

Otro dato resaltante es la anécdota del Dr. Javier Ignacio Farache: “Tuve la oportunidad de visitar varias veces al Gran Derby en sus comienzos y les confieso que esta generación (1989) fue la primera en el país que entrenaron en la máquina para hacer caminar, trotar o correr los caballos. Como eran potros los metían en la máquina y los hacían trotar y/o galopar muy suave, especie de pony que le daban a los potros para que hicieran musculatura y poder llevarlos más desarrollados a la subasta. Dicha maquina era también utilizada en diversos criaderos a escala mundial”.

 

Denominada “La subasta internacional del año”, “Fiesta hípica del año” y “Una autentica constelación de estrellas internacionales”, la cita fue en el Hotel Caracas Milton el lunes 27 de agosto de 1990, en su gran salón. Por la gran expectativa creada el Dr. Ney Molero, asesorado por el joven Pablo Andrade, adquirieron un vistoso zaino nacido el 10 de febrero de 1989 hijo de Mount Denali en Finalass por Lassington; cerrando su precio en 800.000 bolívares. Por otra parte también adquirieron a una hermosa alazana hija de Mogambo en Beth´s Performance, la cual llevo por nombre Con Guerrera.

 

La familia de Finalass es la 1r; y aunque su madre nada había producido para la época, la quinta madre del zaino sí era un espectáculo, no siendo otra que Aspidistra, la recordada matrona del Tartan Farm, madre de Dr. Fager, Ta Wee, nuestro recordado semental Auraria y abuela de Great Above. Por su parte era hijo del exitosísimo Mount Denali (Roberto en Maud Muller por Graustrark), el cual contaba con hijos de la talla de Santón, Codiciado, Freezing, Histeria entre otros. Uno de los grandes sementales traído a Venezuela. Colocado bajo el nombre de Con Bravío, utilizando el distitinvo “con” el cual refería a los ejemplares de la divisa “G.C.V” de los hermanos Molero. El zaino ingreso a la cuadra de “Pablito” Andrade con un enorme entusiasmo dentro de sus allegados.

 

Su debut fue el miércoles 10 de julio de 1991, en una segunda prueba. En gran forma y bajo una pista normal el zaino amparado en la conducción del “Gallo” Jorge Palma líder de la estadística en ese entonces, solventó el avance del favorito Estrone (hijo de Inland Voyager) de la cuadra de Agapito Feijoo. El tiempo fue de 46”1 para la media milla.

 

Su entrenador decide darle descanso, y no es hasta el miércoles 2 de octubre, cuando reaparece luego de 2 meses y medio en la Copa Pablo Andrade (primera selectiva para dosañeros) en distancia de 1 Km. En esta prueba contaría con la monta de Damián Quintero, cotizado como el segundo favorito de la prueba, puesto que el tordillo Oval, defensor de los colores de Ali Rachid tenía racha de 3 victorias. El consentido del G.C.V no contó con la suerte de su lado y el zaino Estrone (conducido por Jorge Martiriano Palma) tomo venganza de la anterior y lo derroto por 3 cuerpos, en el segundo quedaría Oval.

 

Una semana más tarde se disputa el Clásico Tío Cheo, en donde obtiene una contundente victoria sobre Estrone, al cual vence por 4 cuerpos, dejando en el tercero a Oval. En buen tiempo de 71”2 para los 6 furlones y con 400 mil bolívares a repartir. Resaltando que esta fue la primera victoria clásica para el criadero Gran Derby, que se estrenaba con su primer ganador clásico.

 

Luego el 6 de noviembre baja al lote de potros; y en carrera común derrota al prospecto Don Álvaro (que había debutado ganando) por diferencia de cabeza. El tiempo fue de 71”3 y condujo el canario Damián Quintero.  Luego el 13 de noviembre y en pleno comienzo de feria, se vería la cara nuevamente con Estrone, en carrera común y soportando 53 kilos, el hijo de Finalass obtuvo su cuarta victoria sobre Cereipe pensionado de Jorge Delgado Socorro. El tiempo fue 78” para 1300 metros.

 

A finales de noviembre disputa el Clásico Popuerazo en 1400 metros. Donde demuestra su gran calidad al superar el incomodo primer puesto de salida. Relegando al segundo puesto otra vez a Cereipe 1 ¼ de cuerpos y empleando un 85”3 para el recorrido. Derrotando a un nutrido numero de 8 participantes.  En esta prueba Don Álvaro y Estrone defraudaron.

 

Una semana más tarde, cae su racha de 4 victorias al hilo en la Copa Oswaldo Camejo, puesto que Don Álvaro con la estupenda conducción del “zurdo” Jorge Gerardo Bracho, tomaría la delantera y despegaría para relegar a Con Bravío al segundo puesto a 1 cuerpo. El ganador era un descendiente del linajudo The Iron del haras Los Aguacates. Con la victoria del pupilo de la divisa Arve Mary la estadística del Propietario del Año en La Rita quedaría más reñida entre el G.C.V y la divisa del Arve Mary tomando calor.  Bajo estos matices llega el Clásico Clausura en 1600 metros, celebrado el 27 de diciembre ultima jornada del año. Siendo el gran favorito de la prueba, el zaino amparado en la conducción del “canario” Damián Quintero buscaba reivindicarse ante la afición. Pero la suerte no estuvo de su lado y Don Álvaro con Jorge Bracho, pupilo de la divisa “Arve Mary” que de paso se alzó con 8 victorias (de las 12 pruebas de la reunión y más de un millón y medio en producción) para alcanzar el título “Santa Rita de Oro” como propietario, el castaño Don Álvaro logro convertirse en el mejor potro de 2 años en el Zulia.

 

En esa noche el extraordinario jinete Damián Quintero lograría en la última competencia del programa ganar la Estadística de 1991, puesto que doblego con la yegua Felliña a Jorge Martiriano Palma que condujo a Gabe Mar y entro segunda. En total la estadística quedo 56 a 55, en una noche extraordinaria.

 

La producción de Con Bravío quedo con: 5 victorias, 2 segundos y 1 tercero en 8 salidas, para una producción de 1134.000 bolívares.

 

Una semana más tarde, a la altura de la séptima prueba se disputo el Clásico Inauguración Ciudad de Maracaibo en una milla, donde el tordillo Oval, se adjudico el triunfo dejando en el cuarto a Con Bravío, a unos 5 ½ cuerpos en pista normal. El tiempo no se reflejo en pizarra puesto que hubo un problema con el teletimer esa noche y no se reflejo en ninguna carrera de esa reunión como dato curioso.

 

Debidamente estresado, además de presentar fuertes dolencias en sus nudos, el entrenador Pablo Andrade decide darle descanso al notable potro, debido al enorme desgaste y teniendo la mira en la ansiada triple corona. Siendo hasta de 3 meses el paro del linajudo potro. Su reaparecida fue el miércoles 29 de abril. A la altura de la 4ta. Valida, en prueba difícil puesto que enfrento al lote de ganadores de 4 y más y luciendo algo pesado, llegando sexto de Pickering que condujo el novel Roger Rengifo a unos 10 cuerpos aprox.

 

Dos semanas más tarde, se disputa el primer paso de la triplecorona zuliana. El Clásico Hipódromo de Santa Rita fue el marco y la distancia 1600 metros, en la prueba sobresalía el pupilo del Ing. Waldo Ordoñez de nombre Black Fun (José Farfán / Enrique Amado), el cual ostentaba un total de 4 victorias en 9 intentos, también estaba el rendidor ejemplar Gran Asalto (Jorge Bracho / H. Castillo) con campaña de 5-2, la prueba contó con 14 inscritos y un invasor como  Tío Darío, el cual fue conducido por el novel Roger Rengifo.

 

Corriendo entre los últimos lugares debido al incomodo puesto de salida (numero 1), y siendo la prueba dominada por el alazán Work Over (veloz compañero de Gran Asalto) quien dejo 22”2 para 400 metros y 45”2 para 800, sin embargo el valiente Con Bravío con la enérgica conducción Damián Quintero viniendo de menos a más; tomo pase entre Oval por dentro y Gran Asalto por fuera, para desplazar en los 200 finales y ganar en determinante demostración la carrera, empleando 98”4 para el recorrido. En una prueba extraordinaria y sin duda la más resaltante del hijo de Mount Denali en la pista ritense. Segundo llegaría Oval a 2 cuerpos, tercero Gran Asalto y cuarto Estrone. La diferencia entre el primero y cuarto seria de 3 ¼ cuerpos. El zaino devolvería por concepto de ganador más de 50 bolívares.

 

Luego de 3 semanas de descanso, el miércoles 3 de junio se daría el segundo paso: Clásico Unicria en 2000 metros, para esta oportunidad Agapito Feijoo y la familia Larrazabal, propietarios del alazán Estrone, buscarían los servicios del campeón Douglas Valiente (el cual a la final no viajo), Gran Asalto cambiaría de jinete al montar al experimentado Rafael Bravo Gómez. Corrida a la altura de la séptima del programa y ante una buena asistencia de aficionados, el campeón Con Bravío supero todas las expectativas creadas, y gano en gran forma los 2000 metros del clásico, dejando a Gran Asalto en el segundo, lejos a 7 ¼ cuerpos y tercero a Happy Vert apareado con el segundo. El tiempo fue 125” exactos.

 

Todas las miradas recaerían en el zaino de la familia Molero, el cual estaba a un paso de convertirse en el segundo triplecoronado en Santa Rita. Es así cuando llega el recordado 24 de junio, por ser día festivo las autoridades locales comandadas por el Director Eddie Andrade decidieron empezar el programa a partir de la 1 de la tarde, dándose la partida del Clásico Alcaldía de Santa Rita a la altura de la séptima prueba (en milla y media), enfrentando nuevamente a Oval esta vez con Jorge Martiriano Palma y Gran Asalto con Jorge Gerardo Bracho, el valiente Con Bravío se coloco en los puestos intermedios, para hacer correr en segunda línea, entrando a la recta final con clara ventaja para el potro de Pablito Andrade, pero faltando unos 250 metros, el jinete de Oval (Jorge Martiriano Palma) rodó, afortunadamente con aporreos. Sin embargo el linajudo Con Bravío traspaso la meta en ganancia pero decretando el distanciamiento eminente para el zaino nacido en el Gran Derby por los tropiezos ocasionados. El cual tocaría la gloria de convertirse en triplecoronado por solo minutos, ya que seria distanciado al último lugar.

 

 

Al decretarse la victoria de Happy Vert que entraría segundo, lamentablemente al traspasar la meta fue víctima de un infarto falleciendo en plena pista. Siendo esto algo inédito al decretarse la victoria de un ejemplar ya difunto en la historia del hipismo zuliano.

 

Este artículo fue extraído de la columna Hípicas del Zulia: “Desde el Clásico del Caribe no había en Santa Rita un lleno tan impresionante como el del programa diurno del pasado 24 de junio donde se disputara el tercer paso de la triple corona zuliana. Desde el punto de vista económico, tal cual como lo habíamos pronosticado se jugaron en La Rita un total de 6.775.560 bolívares, más lo sumado a escala nacional da un total de 36.972.361 bolívares para el 5 y 6. Y si no se jugo más en Santa Rita fue por la insuficiencia de maquinas Vende Paga, ya que se llevaron para Valencia una buena cantidad de las mismas y algunas que están malas, pero serán en breve lapso reparadas para un mejor benefició. El hipismo zuliano demostró una vez más que a pesar del maltrato reiterado durante los últimos tiempos al dársele una pequeña oportunidad responde con nobleza ya que las tribunas de La Rita fueron insuficientes y los estacionamientos completamente plenos para una tarde apoteósica de coloridos, ensombrecida únicamente por la tristeza de no tener un triplecoronado”. Escrita por Oswaldo Camejo Hijo.

 

Luego de la prueba Pablo Andrade expresaría: “Lamentablemente se logro la victoria, pero el percance fue evidente y la decisión por parte de los jueces fue justa, ahora trataremos de llevar al campeón con calma para los próximos eventos”.

 

Tras la agotadora fase de la triplecorona, Pablo Andrade decide descansar al valioso potro. Meses más tarde y a inicios de septiembre, específicamente el día miércoles 9 de septiembre, el zaino conducido por Jorge Martiriano Palma en sustitución de Damián Quintero por suspensión, logro un modesto quinto lugar a 14 cuerpos detrás del rendidor selectivo Just Dream, que fue conducido por Germán Gonzáles y presentado por Gilberto “Beto” Henríquez, todo esto dentro del marco de la Copa Galería de la Fama del Hipismo Zuliano en recorrido de 1800 metros.

 

Con un total de 7 victorias (4 de ellas selectivas), 2 segundos, 1 tercero, 1 cuarto y 2 quintos en 14 pruebas, dejando una producción 1.806.500 bolívares para la época. El campeón Con Bravío significo para los aficionados zulianos un sinónimo de grandeza. En una época muy importante para la hípica zuliana.

 

Fuentes: Javier Farache, Revista Gaceta Hípica, Ing. Juan Macedo

Fotos: Jesús “BetoAdriani

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de febrero de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados