Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Dancing Girl

(Ven. 1979, Dashing Pleasure en Sunshine Girl por Groton)

Por Ricardo Maldonado

 

Sin duda alguna, una de las mejores generaciones que ha pasado por la arena del Hipódromo La Rinconada fue la nacida en 1979, primero por la calidad demostrada por un grueso de esos ejemplares y segundo por su longevidad, ya que perduraron por años y fueron superiores a las generaciones anteriores y a las que le siguieron. Una de sus exponentes fue una alazana nacida el 13 de febrero de 1979 en el Haras Los Aguacates hija de un gran padrillo como Dashing Pleasure en Sunshine Girl, la cual fue vendida por Bs. 440.000 a la gente del célebre Stud Yon-Gry y que respondió al nombre de Dancing Girl.

 

 

La característica principal de esta yegua era que corría en velocidad, una sprinter natural. Como era costumbre en la gente del “Yon-Gry”, el entrenamiento de esta yegua se le asigno al “Number OneManuel Medina. Su campaña como dosañera es corta, ya que debuta en Noviembre de 1981 con triunfo en lote común galopando por 7 cuerpos y medio sobre Acitrezza, al mes siguiente doblega a Favignana por 2 ¾ de cuerpo manteniendo su invicto y siendo conducida en ambas ocasiones por Humberto Pinto. Así cierra su fugaz campaña como potranca de dos años.

 

Y comienza su andar como tresañera en 1982 comenzando en la tarde del Domingo 3 de Enero, se le asigna la monta del “SupercampeónJuan Vicente Tovar y no lo puede hacer mejor, ya que triunfa en la Copa Celestino Martínez derrotando por pescuezo a su compañera de cuadra, la rendidora Florange, agenciando un buen 73” para 1200 metros. Dos semanas después, concretamente el Domingo 17 de Enero, extiende su invicto a 4 presentaciones cuando vence por medio cuerpo a Bet In Time en el Clásico Alberto Smith, parando el teletimer en un muy buen 84”2 para 1400 metros.

 

 

El Sábado 30 de Enero ve caer su invicto al competir en la Copa Lavandera y llegar cuarta de Florange por margen de 2 cuerpos y ¼ en un final cerrado. Compite en la Copa Carlos Márquez Mármol y escolta a Comice, quien en atropellada le quita el manjar de la boca al derrotar a Dancing Girl por cabeza. Sin embargo, se reencuentra con la victoria al vencer a Hispaniola, su compañera de cuadra (también era del StudYon-Gry) en el marco del Clásico Congreso de la República, corrido el domingo 28 de Febrero, erigiéndose como la mejor de su generación y parando los relojes en un excelente 97”3 para la clásica milla.

 

Fracasa ruidosamente en el Gran Premio Selección de Fedeharas al llegar novena a 22 cuerpos de la campeona Trinycarol. El “Negrito de San José” se decide bajar de Dancing Girl al optar por la monta de Trinycarol y ésta vence en el Clásico Hipódromo La Rinconada, allí la hija de Dashing Pleasure llega cuarta a 3 ¼ de cuerpos de la ganadora, teniendo como jinete al “NegroJesús Márquez. Dancing Girl compite en el Prensa Nacional y repite el cuarto lugar, esta vez a 3 cuerpos y ½ detrás de la ganadora Comice teniendo como jinete al recordado Rubén Huerta.

 

Vuelve a la ruta triunfal al vencer a la rendidora Lady Gail por 1 cuerpo en el lote de ganadoras de 5 ó más carreras. Es inscrita en los 2400 metros del Clásico General Joaquín Crespo y llega segunda en una tremenda demostración detrás de la legendaria Trinycarol a tan sólo cuerpo y medio. Retorna al lote común, aunque con la particularidad que lo hace por primera vez ante los machos y llega cuarta a 8 cuerpos de Mc Carrone. Su siguiente actuación es en el Clásico Día de la Marina y logra un magro sexto lugar de Val Fleurie (en aquella decisión de Tovar de dejar la monta de Trinycarol, el resto es historia).

 

Regresa al lote común y logra lo que a la postre sería su última victoria al vencer por 1 ¼ de cuerpo a Lady Apache con la monta de J. Díaz y cronometrando un mediocre 128”4 para 2000 metros. El “Multicampeón” Tovar regresa a los lomos de Dancing Girl y la inscriben en el Clásico Gustavo J. Sanabria, pero su suerte no es la mejor al llegar cuarta a 20 cuerpos de la invencible Trinycarol. En las dos siguientes actuaciones cae ante la recordada Invested Gail, primero la escolta en la milla del Clásico Simón Rodríguez y luego le llega tercera en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios, en esta oportunidad fue contra los machos y con la monta de Rafael Bravo Gómez.

 

Va otra vez a la máxima serie ante los machos y llega cuarta a tan sólo 2 cuerpos y ¾ de su compañero de cuadra Del Rey. En vista de estas 4 excelentes actuaciones sus propietarios deciden inscribirla en la 37ª Edición del Gran Premio Simón Bolívar en la tarde del Domingo 31 de Octubre y con la monta del “JetDouglas Valiente aparece en la llave número 3 precisamente junto a Del Rey, pero apenas logra un séptimo lugar a 16 cuerpos de la campeona Trinycarol.

 

Su próxima salida sería a la postre la última, ya en el lote de ganadores de 7 ó más carreras y llega sexta a 10 cuerpos del tordillo Espigado, quien los doblega de tiro a tiro. Una lesión en uno de sus miembros aleja definitivamente a Dancing Girl de las pistas dejando una corta campaña de apenas 21 actuaciones, en los cuales obtuvo 7 triunfos, 3 segundos, 1 tercero, 6 veces cuarta y 5 veces más fuera de la pizarra para producción de Bs. 1.980.500,00. Es decir, al cambio para la época produjo la bicoca de US$460.581,40 una cantidad muy respetable para una yegua cuyo efímero paso por el coso caraqueño dejó huella en el aficionado hípico que plenó las tribunas cada fin de semana.

 

 

Retirada a la cría, fue enviada a Norteamérica donde dejó al ganador Box Office Sucess, de regresó a Venezuela a su natal Haras Los Aguacates, dejó una notable descendencia de la cual destacan los selectivos Steve y Dancing Boy; además de los ganadores Suplicante (madre de Punceres), Sargón y Don Efrén.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de abril de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados