Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Del Montón

(Ven, 2008, Seeking a Dream en Queen Spit por Raglan Road)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

En el mundo del hipismo una de las cosas que más se recuerdan son los nombres de los caballos o yeguas, algunos de ellos vienen de otros idiomas, otros son bautizados por personajes o lugares, hasta hay ciertos hípicos que juegan o les gusta determinado ejemplar sólo por cómo se llama, en fin, lo cierto es que cada propietario registra a su ejemplar con la ilusión de tener un campeón o al menos un gran corredor que deje para la historia sus hazañas; en muchas ocasiones se acierta al colocarle una característica física (Catire Bello o Águila Negra por ejemplo) y en otras la vida nos muestra que el nombre dado a un equino no tiene nada que ver con lo que termina siendo ese purasangre, esto último fue el caso de un notable corredor valenciano llamado Del Montón.

 

 

De pelaje castaño nació el 16 de marzo de 2008 en el Haras Vista Hermosa (cuna de My Own Business), siendo un hijo de Seeking a Dream (hijo de Pulpit, nieto de A.P. Indy y este a su vez hijo de Seattle Slew) en la criolla Queen Spit por Raglan Road. Perteneció a la cuarta producción de su padre, un linajudo semental que apenas ganó una en 8 salidas y que había dado a la clásica Hija Bella y a Zajales de su segunda camada. Su madre, ganadora de 6 en 15 salidas, produjo antes con el mismo cruce al ganador El Ángel (de 24-1) pero eventualmente llegaría a dar un par de campeones (la otra fue Water Montón, en cruce con Water Poet).

 

Dotado de una conformación muy particular que le proporcionaba un estilo de correr muy característico, su peso en balanza durante su actividad como pistero osciló entre 402 y 431 kilos. Propiedad por el Sr. Juan Francisco España, defendió inicialmente la camiseta negra con estrellas grises del stud de su propio nombre (Del Montón) y le fue asignado al joven, pero a la vez experimentado Bernardo López realizar su cuido y entrenamiento, quien se encargó de darle el tiempo necesario para su puesta a punto de manera que no tuvo actuaciones como dosañero.

 

Su estreno se produjo el 28 de enero de 2011 en prueba para debutantes y perdedores en el Hipódromo de Valencia con la monta de Alan Tovar, vista la efectividad de su trainer con ejemplares que corrían por primera vez terminó siendo cotizado como primer favorito (3 a 5) y respondió con una fácil victoria por 3 cuerpos sobre Sustituto en tiempo de 82”2 para 1300 metros (como referencia a lo que vendría después, ese mismo día el campeón Haskell ganó en 81” para el mismo recorrido). El día 3 de marzo es subido directo al lote selectivo cuando fue inscrito en la Copa Joyful Minister, donde terminó tercero a 10 ¼ cuerpos detrás de Haskell y As Balado que para el momento eran los dos mejores potros de la generación.

 

El 25 de marzo bajó al lote de G-1 y fue cotizado como el favorito unánime, pero tras confrontar tropiezos en la partida perdió una increíble al caer vencido por nariz ante Sustituto (que tomó desquite de aquella derrota en enero), el cual lo liquidó en el rayado luego de haber entrado con una ventaja clara en la recta final. Imaginamos que esa inesperada derrota trajo como consecuencia que dos semanas después para su siguiente salida fuese montado por “El CiclónSantiago González, quien respondió logrando un fácil triunfo por 7 cuerpos sobre Strasburg en 77”2 para 1300 metros, viéndose gran evolución en el potro.

 

El 12 de mayo dio inicio a la Triple Corona Regional en el Hipódromo de Valencia con la disputa del Clásico Universidad de Carabobo en el que nuevamente se enfrentó al campeón Haskell que manifestó neta superioridad al vencer por 4 cuerpos a Del Montón que lo escoltó en el excelente crono de 83”4 para 1400 metros. Para el segundo peldaño pasó a manos de Jean Carlos Rodríguez, pero la situación no mejoró, pues terminó quinto a 13 cuerpos de Haskell sin ser enemigo en ningún momento. El 24 de junio se disputó el tercer peldaño siendo Del Montón guiado de nuevo por Santiago González, pero el resultado no varió, pues finalizó cuarto a 18 cuerpos del campeón Haskell que logró la hazaña de triple coronarse demostrando ser el mejor del patio en su generación.

 

Tras disputar la tríada regional fue sometido a un breve descanso, del cual regresó el 6 de octubre en el lote de G-2ó3 con la monta de Jean Carlos Rodríguez para caer cuarto a dos cuerpos de As Balado. Tres semanas después, más puesto y bajado a G-2 dio un galopón de 8 cuerpos sobre Balbi Clon que lo escoltó marcando 79”4 para 1300 metros. El 18 de noviembre con la monta de Yervis López subió a G-4,5ó6 pero eso no fue obstáculo para mantenerse victorioso al vencer fácilmente por 6 cuerpos sobre Exceptionally dejando 72”3 para los 1200 metros.

 

El 8 de diciembre bajó al lote de G-3,4ó5 y siguió triunfante al superar holgadamente a Javijas por 6 ¾ cuerpos en tiempo de 71”4 para 1200 metros siendo guiado por el entonces aprendiz Ramón E. Escalona, y corriendo seguido la semana siguiente superó el brinco al máximo lote común tras vencer por 3 cuerpos a Tito Alliance en 85”1 para 1400 metros con la conducción de Jean Carlos Rodríguez, terminando así su temporada como tresañero confirmando el alto concepto en que siempre le tuvieron sus allegados al completar una racha de cuatro triunfos contundentes.

 

Durante el primer trimestre de 2012 se consiguió una especie de pared cuando le tocó enfrentar al Campeón Maduro 2011 y Caballo del Año en HINAVA Tío Llamal, que lo superó en tres ocasiones consecutivas. El 20 de enero en el máximo lote común le llega segundo a 2 ¼ cuerpos, el 24 de febrero arribó tercero a 4 ¾ cuerpos en la Copa Huracán Sí y el 23 de marzo repitió el tercero a 3 ¾ cuerpos en la Copa Ángel Francisco Parra.

 

El 4 de abril con la monta del aprendiz Ramón Escalona se reencontró con el triunfo ante el lote de G-4,5ó6 al superar por 1 ¾ cuerpos a The Rush Ángel en tiempo de 73”4 para 1200 metros. El 27 de abril subió a los cuatro codos para disputar el Clásico Día del Trabajador Hípico con la monta del caraqueño Yobraiker Suárez, pero una vez más es superado por el campeón Tío Llamal que se impuso de punta a punta, arribando Del Montón quinto (y último) a 10 ½ cuerpos del vencedor luego que su jinete lo dejara tranquilo en la recta final al verse sin chance. Esta sería su última actuación en tiros de aliento, a partir de allí su campaña se concentraría en los dos codos que llevan al máximo recorrido de 1400 metros, decisión fundamental para lo que vendría a continuación.

 

El 4 de mayo (corriendo seguido) pasó a ser conducido por quien se convirtió en su jinete oficial (Marcos Meneses) y derrotó en buena lid a Joyful Ángel por menos de un cuerpo dejando crono de 79” para 1300 metros. Tras un merecido descanso de dos meses y medio regresó el 24 de julio para anexarse su primer triunfo selectivo en la Copa Marina Mercante superando por 4 ¾ cuerpos a Rocket White agenciando 84”4 para 1400 metros con excelente remate de 11”2 en los últimos doscientos según el teletimer oficial, corroborable con su performance en el vídeo.

 

 

El 21 de septiembre fue inscrito en la Copa Unión de Jinetes del estado Carabobo con reducida pero brillante nómina de tres ejemplares: el Triple Coronado 2011 Haskell, el Caballo Del Año 2011 Tío Llamal y el ascendente Del Montón. A pesar de su bonito triunfo anterior no fue el más cotizado porque había que respetar al “Coloso de Valencia”, pero en carrera evidenció su gran condición al superar prácticamente de punta a punta a tan prestigioso lote, aventajando al campeón por 1 ½ cuerpos y agenciando 71”3 para 1200 metros. En esta prueba corrió para la chaquetilla verde con rayas transversales azul y verde del Stud Despaña (de su mismo propietario) y apareció entrenado por Salvatore Sano (padre del multi campeón Antonio) ya que Bernardo López estaba suspendido para ese momento.

 

 

El 19 de octubre fue inscrito en el máximo lote común para enfrentarse de nuevo a Tío Llamal pero demostró que su triunfo anterior no fue casualidad al derrotarlo nuevamente aunque por solo medio cuerpo y mejorando su tiempo a 71”2 para los 1200 metros a pesar de la pista mojada por la fuerte lluvia caída ese día. Su verdadera prueba de fuego vendría el 9 de noviembre en el Clásico Sprinters de HINAVA ya que enfrentaría de nuevo al “Coloso de Valencia” (que lamentablemente fue retirado antes de la carrera) y a varios invasores de la capital, pero en una contundente exhibición ratificó que ese año era el mejor velocista del patio al superar hasta por 7 ½ cuerpos a Tomás El Grande y compañía marcando crono de 70”4 para 1200 metros y despejando cualquier duda de la afición. Como cosa curiosa en esta prueba apareció con el Stud El Montón, tercero diferente que defendía ese año, aunque todos eran del mismo dueño, el Sr. Juan Francisco España; esta situación se repetiría en el transcurso de su campaña en varias ocasiones, alternaban al stud que representaba.

 

 

Como todo lo que empieza llega a su fin, sería el 13 de diciembre cuando se cortaría la racha triunfal para Del Montón al disputarse la Copa Luis Alfredo Wadskier, ya que el vistoso gigantón Majestuoso cobraría desquite de su derrota en el Sprinters Hinava al superarlo por 7 ¾ cuerpos de forma contundente, agenciando 83”2 para los 1400 metros y dejando ver que aspiraba al trono del patio carabobeño desde ese momento. Sin embargo, por lo méritos acumulados durante todo el año Del Montón fue declarado Campeón Sprinter del Hipódromo de Valencia del año 2012.

 

El 11 de enero de 2013 fue inscrito en el máximo lote común y respondió con una fácil victoria sobre Prince Wizard por 1 ¼ cuerpos en 73”3 para 1200 metros. El 7 de febrero pasó a las manos del aprendiz Omar Guédez para buscarle descargo y repitió al superar por 2 cuerpos a Shantuss dejando 78”1 para los 1300 metros. Dos semanas después y de nuevo con Marcos Meneses en su cabalgadura intervino en la Copa Huracán Sí, pero le tocó ver al “Coloso de ValenciaTío Llamal reverdecer laureles al superar a Shantuss luego de accionar colocado, sacando provecho de una pelea a muerte entre Del Montón y Majestuoso que tras marcar parciales de 22”4 y 45”3 terminaron aflojando para finalizar cuarto y quinto respectivamente. Como anécdota adicional esa sería la última victoria en la campaña del campeón Tío Llamal.

 

Pero llegaría su desquite el 27 de marzo cuando ambos se enfrentaron de nuevo en la Copa Ángel Francisco Parra y contando con una hábil conducción de Marcos Meneses el pupilo de Bernardo López pasó primero que su rival, sacando la ventaja necesaria al giro de la curva para soportar el avance final de su rival y superarlo por menos de un cuerpo en tiempo de 72”1 para 1200 metros.

 

 

Tras un descanso de casi cuatro meses (en parte por la programación) reapareció el 19 de julio en la Copa Marina Mercante (que ganó el año anterior) pero fue superado por el veterano Shantuss que lo aventajó por solo ½ cuerpo, quizás beneficiado por la diferencia de tres kilos en el hándicap (54 vs 57) en tiempo de 85”4 para 1400 metros. Posteriormente, con motivo de la Gala Hípica de Caracas fue llevado a la capital de la república para intervenir en el Clásico Internacional de los Sprinters y cumplió una muy decorosa actuación al figurar quinto a solo 6 cuerpos del caballo mexicano Tolomeo que representando a Panamá se alzó con el triunfo.

 

De vuelta a su patio participó en la Copa Unión de Jinetes del estado Carabobo disputada el 20 de septiembre y obtuvo una fácil victoria por poco más de un cuerpo sobre Rey Ángel y Shantuss que lo escoltaron, luego de seguir al veloz Ray durante los primeros metros para liquidar al giro de la curva final y agenciando 79”3 para los 1300 metros.

 

 

Tras su triunfo en Valencia regresó a la capital dos semanas después para intervenir en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios y nuevamente realizó una bonita demostración finalizando tercero a 6 cuerpos del sorpresivo Northern Beat que logró superar al favorito Señor Acuña en disputado final. Sin embargo, regresó a su casa para la disputa del Clásico Sprinters de HINAVA (que había ganado en 2012) donde logró consagrarse al repetir de forma convincente por un cuerpo sobre Tomás El Grande (su escolta en 2012) que viniendo desde Caracas otra vez no pudo contra el rey de los velocistas del Cabriales, agenciando 72”4 para los 1200 metros.

 

 

En lo que pareció el guion de una película o novela participó el 13 de diciembre en la Copa Luis Alfredo Wadskier pero fue derrotado por segundo año corrido por el gigantón Majestuoso (tal cual ocurrió en 2012) que logró irse de punta a punta superando a Del Montón por 5 ¼ cuerpos en tiempo de 85”1 para 1400 metros. No obstante, los méritos conseguidos durante la temporada le hicieron acreedor por segundo año corrido del título como el Campeón Sprinter en el Hipódromo de Valencia, todo un logro por donde se le mire.

 

Tras el éxodo de su entrenador Bernardo López a los Estados Unidos para seguir desarrollando su carrera como profesional, el caballo Del Montón pasó a la cuadra de Wlaimar Suárez reapareciendo el 28 de febrero de 2014 en la Copa Huracán Sí con la monta del campeón valenciano Leonel Reyes Ramos, pero tras retrasar en la partida no pudo alcanzar a los punteros a pesar de su sostenido avance en la recta final para terminar tercero a 2 cuerpos de Majestuoso que fue vencedor en un principio, aunque tras un reclamo fue declarado ganador por vía legal el veterano Shantuss. Como anécdota era la tercera vez que corrió esta copa sin poder ganarla en ninguna ocasión, puesto que cayó vencido por Tío Llamal en las dos versiones anteriores.

 

El 28 de marzo intervino en la Copa Ángel Francisco Parra en la que cobró venganza de su derrota anterior al superar a Shantuss por 2 cuerpos agenciando 73”2 para los 1200 metros, conquistando por segundo año consecutivo esta selectiva para su propietario y demostrando que había caballo para rato.

 

 

Lamentable e inesperadamente esa no solo fue su última victoria, sino que también marcaría la despedida triunfal de las pistas para el valiente Del Montón, cuya campaña se resumió en 18 triunfos de 35 salidas (de ellos 2 clásicos y 5 copas, incluyendo par de veces el Sprinters de HINAVA), además con 6 segundos y 5 terceros (83% en la trifecta) completando con 3 cuartos y 3 quintos (así que nunca dejó de figurar en pizarra), acumulando en ganancias la cifra de Bs. 892.672 a pesar de desarrollar casi toda su actividad como corredor en el óvalo del Cabriales, que como es conocido por los hípicos tiene un pote de premios inferior al del Hipódromo La Rinconada.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, www.pedigreequery.com (foto), Sr. Frank Celauro (foto).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, miércoles 31 de marzo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados