Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Del Rey

(Ven, 1978, Indian Good en Mecate por Vertex)

Por Alfredo E. Plaza V.

 

Mucho se ha escrito de la generación nacida en 1978, ejemplares que se ganaban unos a otros lo que complicó la selección del mejor ejemplar de esa generación e incluso el titulo de “Caballo del Año de 1981 quedó desierto. Sin embargo, hubo otro gran exponente de dicha generación que se destacó por su tenacidad en la carreras que compitió, sobre todo en las distancias cortas, destacando en más de una oportunidad, en finales “no aptos para cardíacos”, por lo que siempre se le consideró un ejemplar a tomar en cuenta en todas sus carreras, me refiero al zaino Del Rey.

 

 

Descendiente del argentino Indian Good y la estadounidense Mecate, ambos alojados en el Haras El Bosque del Doctor Alfredo Toledo Guerrero y que defendió las sedas mitad azul y blanco con bolos dorados del Stud Mágico del Doctor Rafael Caballero Ortiz que lo adquirió en subasta pública por la módica suma de Bs. 170.000, estando bajo el entrenamiento del “Number OneÁngel Manuel Medina Pérez.

 

Cabe destacar en su pedigrí, por su línea paterna a Claro que a su vez, fue padre del gran White Face, padrillo de extraordinaria influencia en nuestro país. Y por su línea materna, su abuelo materno Vertex un ganador clásico de 17 carreras en 25 actuaciones y 453.424 dólares en sumas ganadas.

 

No hizo campaña como dosañero debutando a los 3 años el día 17 de enero de 1981 en distancia de una milla donde arribó segundo a 5¼ cuerpos de El Grañudo con la monta del recordado HumbertoGato Pinto, quien a la postre sería su jinete oficial y con el que mayor victorias obtuvo.

 

En su segunda actuación consigue su primera victoria con la monta del también recordado astro Juan Vicente Tovar derrotando a El Teramano en 80”3/5 para los 1.300 metros. Luego, logra escoltar al rendidor Pequeño Lord por 7½ cuerpos en la milla con Tovar para cerrar su cortísima campaña con una victoria por pescuezo sobre el tordillo El Ponderoso en 93”2/5 para 1.500 metros también con el campeón Tovar, dejando un balance de 4-2 en el primer semestre de 1981.

 

 

A partir del segundo semestre de 1981 comienza su ascenso rápido al lote de máximos ganadores logrando 4 victorias en 13 actuaciones sobre los ejemplares: My Sweet Lord en 1.500 metros en tiempo de 92”3/5. Sin Rivales en milla empleando 98”3/5 dejando tercero a Sábato. Coquetón en 1.500 metros dejando 91”1/5 y Black Cloud en 1.400 metros agenciando 86” exactos, siendo éste último, derrotado en el lote de ganadores de 7 ó mas carreras.

 

Aparte de estas 4 victorias, podemos destacar que perdió con ejemplares de la talla de Modenes (2°) pupilo del Stud El Dulce, Conquistador (6°), Bravo Chico (8° en carrera nocturna), Candilón (3°) hijo del campeón El Peñón, el mismo Sin Rivales (3°), Paripé (2°) pupilo del Stud Chivacoa, también Black Cloud (3°), Visur (2°) y para cerrar el año, incursiona por primera vez en el lote clásico y con Parra up arriba 4° de Tajoreal que gana el Clásico Jockey Club de Venezuela en 125 segundos exactos para los 2000 metros, derrotando sensacionalmente al raudo Big Secret, tercero Yorky. Del Rey apenas pudo ganarse a El Grañudo, Valeroso, El Monaguense (montado por Pinto y que le hizo la carrera a Tajoreal) y Destajo, último. Cabe destacar, que en este lapso corrió 3 veces la distancia de 2.000 metros sin mucha suerte arribando 2 veces fuera de pizarra. El balance como tresañero fue de 6 primeros, 5 segundos, 3 terceros, 1 cuarto y 2 fuera de pizarra para un total de 17 actuaciones, quedando listo para la siguiente temporada.

 

Comienza la temporada de 1.982 ya como ejemplar maduro de 4 años y compite el 02 de enero de 1982 en el máximo lote de ganadores y escolta a pescuezo a Black Cloud en 1.500 metros, pero a la semana siguiente comienza una seguidilla de tres victorias, empezando con una dramática victoria sobre Icamerú pupilo del Stud Chivacoa por nariz y que por poco lo sorprende, en tiempo de 98” para la milla de la Copa Alfredo Abilahoud. A la semana siguiente, derrota fácilmente al “veteranísimo” caballo Best Seller en el máximo lote de ganadores en 78”2/5 para los 1.300 metros y el 24 de enero de 1.982 gana una carrera que considero de carambola, como lo fue el Clásico Burlesco sobre el raudo Popocatepetl con Tovar en sus lomos, quien perdió el fuete haciendo un gran esfuerzo de pegar con la mano y arreando pero, no pudo mantener al hijo de Lassington en la punta, en una carrera que tenía ganada. Un excelente balance de 3 victorias y 1 segundo en apena un mes, presagiaba lo que iba a ser en la temporada.

 

 

En el mes de febrero de 1982 compite dos veces: el 21 de febrero de 1982 llega segundo de Popocatepetl en el Clásico De Los Sprinters, que tomó desquite de su anterior derrota, ganándose a los ejemplares El Trainercito, Giácomo, Yoyoa, Together y Petrolero. A la semana siguiente llega tercero a pescuezo del ganador Giácomo y el raudo Petrolero en el máximo lote de ganadores.

 Del Rey derrota a Popocatepetl en el Burlesco

 

 

El 06 de marzo de 1982 gana la Copa Cañonero por cabeza al caballo Coquetón hijo del gran White Face y dejando en el tercero Petrolero en tiempo de 92”1/5 para 1.500 metros. De esta manera Del Rey logra su décima victoria en 24 actuaciones. A la semana siguiente, fue a su prueba de fuego, los 2.000 metros del Clásico José María Vargas donde en un final memorable, estuvo a punto de quebrar la resistencia de Big Secret que los derrotó con todos los honores para caer fulminado, como ya sabemos, por un colapso pulmonar. Del Rey se ganó a ejemplares de la talla de Giácomo, Tajoreal (que llegaron bastante cerca del primero y segundo), después y un poco lejos arribaron Yorky, Penmarik, Potro Din e Icamerú, en ese orden.

 

Dos semanas después, es inscrito para correr el Clásico Periodistas Hípicos en milla y media, saliendo como uno de los principales aspirantes ante la deserción del caballo Giácomo que se “destendonó”, quedando reducida la prueba a 4 caballos. Se da la partida, con Pequeño Lord adelante, Tajoreal en el segundo, Del Rey en el tercero y Yorky en el último lugar. Así permanecieron hasta antes de girar el codo final y Tajoreal quebró la resistencia de Pequeño Lord y se vino en ganancia hasta la meta dejando a Del Rey en un meritorio segundo lugar, tercero Yorky y cuarto y último, Pequeño Lord. Con esta carrera, Del Rey demostró que estaba listo para competir en las grandes carreras que restaban del primer semestre y que no tenía problemas para los tiros de aliento.

 

El 19 de abril de 1982 aparece inscrito en una selecta nómina de ejemplares para disputar el Clásico Presidente de la República, también en 2.400 metros donde arriba 8° a 11 cuerpos del valiente Golden Arrow que derrotó en una gran carrera a In y ejemplares de la talla de La Chachi (única yegua de la carrera), Tajoreal, Black Bag, Penmarik, entre otros. De esta forma, Del Rey cierra la primera parte de su campaña como maduro, obligado por una inflamación en los ligamentos, dejando un balance de 4 victorias, 4 segundos, 1 tercero y 1 no pizarra en 10 actuaciones, todas con la monta del “Gato Pinto.

 

Reaparece luego de un breve descanso, arribando 5° de Javito en el máximo lote de ganadores en 1.300 metros con la monta de otro recordado, Rubén Huerta quien prácticamente se convirtió en su jinete oficial en la última parte de su campaña. El 15 de Agosto de 1982 corre el Clásico Gradisco siendo relegado al segundo lugar por un sorpresivo Solimoes, que también dejó en el tercero al favorito Tintoreto, luego arribarían Javito, El Trainercito, entre otros. Luego, es inscrito para competir en la Copa José María Márquez Iragorry en 2.200 metros y con la monta de Rafael Bravo Gómez, termina en el cuarto lugar detrás del ganador Penmarik que sorprendió con el campeón Gustavo Ávila, dejando en el segundo a Iron Fist que molestó un tanto a Del Rey, pero los comisarios desestimaron el reclamo del jinete Bravo Gómez y el clásico Norte arribó tercero. El tiempo de la carrera fue de 2'21”3/5 para la milla y tres octavos. Continuando su campaña con Rafael Bravo Gómez arriba tercero a 3¼ cuerpos de Pequeño Lord en 1.500 metros. Después corre el Clásico Copa de Oro de Venezuela arribando en un magro quinto lugar en carrera ganada por la campeona Trinycarol, que galopó a los machos a su antojo, dejando a Tajoreal (2°), Tintoreto (3°) y Penmarik (4°), solamente se ganó a Norte que llegó fuera de carrera.

 

Vuelve a sus lomos Rubén Huerta, corriendo dos veces seguidas en el máximo lote de ganadores, arribando 3° y 4° en carreras ganadas ambas por El Trainercito en distancias de 1.400 y 1.200 metros, respectivamente. Aparece inscrito en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios y logra un importante cuarto lugar a 1¾ cuerpos detrás de la ganadora Invested Gail, Tajoreal y Dancing Girl, quedando listo para el Gran Premio Clásico Simón Bolívar. Semanas después, logra su undécima victoria sobre el raudo Petrolero dejando crono de 98”3/5 para la milla. Posteriormente, aparece en otra selecta nómina para correr el Gran Premio Clásico “Simón Bolívar” donde animó gran parte de la carrera donde llegó 8° de la campeona Trinycarol que se consagró en esta carrera. Una semana después, logra su última victoria, la duodécima, nuevamente sobre el “veteranísimo” caballo Best Seller en el máximo lote de ganadores en 1.500 metros para cerrar su campaña como maduro con 8° lugar a 14 cuerpos del moro Espigado en 1.800 metros. Luego, fue retirado el 25 de Noviembre de 1982 por claudicación del miembro anterior izquierdo que lo alejó de las pistas por más de 6 meses. En total, como maduro obtuvo 6 primeros, 5 segundos, 3 terceros, 3 cuartos, 2 quintos y 3 no pizarra, lo que demostraba que fue un gran ejemplar.

 

De su campaña de cinco años se puede decir muy poco, intentó reaparecer el 10 de julio de 1983 pero fue retirado por inflamación del menudillo anterior izquierdo y el 27 de agosto de ese mismo año realizó una pésima actuación en La Rinconada arribando fuera de carrera en prueba ganada por el veloz Dirigente. A los seis años corrió en par de ocasiones sin éxito para cerrar su campaña.

 

Su campaña total en el Hipódromo Nacional La Rinconada se extendió a 42 actuaciones producto de 12 victorias, 10 segundos, 6 terceros, 4 cuartos, 2 quintos y 6 no figuraciones para una producción de Bs. 3.248.090, una cantidad bastante apreciable para la época (US$ 755.369,77 al cambio oficial de la época).

 

Retirado de la pista caraqueña, en 1.984 hizo campaña en el desaparecido Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar, ya bajo las sedas del Stud Sermary del señor Sergio Anarelli destacando en varias competencias con su compañero de cuadra Salpetre. Además, compitió con otros conocidos de la afición hípica como Salguero, Pretembus, Fenouil, Latin Lover, Anthony,Habano, Banquier, Remitente, Best Seller, Pole Position, Zanzare, Benidorm, After Dark, etc.

 

Retirado definitivamente de las pistas venezolanas, es probable que haya fungido como padrillo en el Haras Sermary dejando una escasa producción.

 

Fuentes: Apuntes Personales, Ing. Juan Macedo, Sr. Trino Pulido, Grupo Yahoo Venezuela Pasión Hípica, www.pedigreequery.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, Jueves 25 de Marzo de 2010

Copyright 2010, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados