Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Diabell

(Ven, 1968, Mighty Ocean en Zurda por Brown Rambler)

Por Juan Macedo

 

Una muestra de madurez tardía es sin lugar a dudas un zaino nacido en el año 1968 en el Haras Río Seco y criado por el Sr. Ernest Bratt Betancourt, que corrió para los colores a cuadros blancos y verdes del Stud Puente de Hierro del Dr. José Antonio Díaz y el Sr. Eduardo Bello, y de las iniciales de sus apellidos compusieron el nombre al cual registraron a este noble purasangre: Diabell.

 

Bajo el entrenamiento por Don Giovanni Contini, Diabell debutó el 04 de octubre de 1970 figurando tercero a 4 ¼ cuerpos del veloz Técnico. Después de enfrentar sin éxito a Bla Bla en el Clásico Antonio José de Sucre y a Sonido en la Polla de Potrillos, obtuvo su primer triunfo en su quinta actuación a finales de diciembre, derrotando a Mi Vendaval por ½ cuerpo y agenciando 73”1 para 1200 metros.

 

El 3 de enero con Néstor L. Romero corrió en la milla del Clásico Francisco de Miranda figurando tercero a 4 cuerpos de Bla Bla. Continuó su campaña ascendente en el lote común para criollos, incluso logrando un triunfo con el internacional Eduardo Jara, enfrentando ocasionalmente a los mejores del patio sin éxito debido a la falta de madurez corredora, pero mostrando la particularidad de correr mucho en pista fangosa. Quizás por esa característica, sus propietarios nunca perdieron la fe en este notable purasangre.

 

Ya como cuatroañero, Diabell ya pernota exitosamente en el máximo lote de criollos y comienza a enfrentarse a los criollos de la octava y novena serie con éxito, hecho que le sirve para foguearse y enfrentar nuevamente al lote selectivo el 12 de febrero de 1972 cuando derrotó sensacionalmente a El Corsario por medio cuerpo en la Copa Charles Röhl en tiempo de 116”2 para el recorrido de 1800 metros con la conducción de Juan Eduardo Cruz.

 

No conforme con eso, el 30 de abril se anota en extraordinaria atropellada el Clásico Coproca corriendo con 57 ks y la monta de Rafael Rodríguez Morales, derrotando a Petronio, Lavandera Buen Amigo y Don Luis por 3 ¾ cuerpos dejando nuevo record de pista para el recorrido de los 2000 metros de 124”4.

 

 

 

A medida que seguía ascendiendo dentro de las Series para importados, eventualmente enfrentaba a los mejores criollos en los eventos selectivos, como el 6 de agosto en los 1800 metros del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación, con su jinete ya oficial Rafael Rodríguez Morales, donde atropelló tardíamente para ocupar el tercer lugar a 2 ¼ cuerpos detrás de Silbido y Gatopardo; y el 3 de septiembre figura tercero a 6 cuerpos de El Corsario en los dos kilómetros del Clásico Cavepro. E incluso participó en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde ocupó el octavo lugar a 18 cuerpos de Mc Kenna’s Gold, pero regresó a la cuadra sentido de una de sus manos.

 

Ya como cincoañero, el nieto de Brown Rambler reaparece en una carrera de la sexta serie para importados el 7 de abril de 1973 con Rafael Rodríguez Morales, sorprendiendo a propios y extraños para derrotar de manera categórica con ventaja de 4 ¾ cuerpos a Piamem y Joyful. Eran buenos augurios pero lo que nadie sabía es que este representaba el último triunfo de su campaña.

 

Luego comienza una seguidilla de 16 derrotas el 19 de abril en el marco del Clásico Presidente de la República donde ocupa el cuarto puesto a 8 cuerpos de Señorial, tras dar ventajas en la partida. Seguidamente, el 27 de mayo, peso a unos tropiezos, atropelló y llegó tercero a 2 ¼ cuerpos de Arrecife y Señorial en el Clásico Coproca.

 

En el ínterin, logra una serie de buenas actuaciones contra el duro lote de importados de la cuarta y quinta Serie sin cristalizar un triunfo, además ocupó el segundo lugar a 1 ¼ cuerpos de Señorial en los 2000 metros de la Copa Revista La Fusta, luego el 2 de septiembre figuró tercero en el Clásico Cavepro a 6 cuerpos de Inteligente y el 4 de noviembre escoltó a El Corsario que lo superó por 10 ¼ cuerpos en los 2400 metros del Clásico Cría Nacional.

 

Diabell se mantuvo en campaña hasta los seis años y su última carrera fue el 3 de febrero de 1974 con Rafael Rodríguez Morales en el marco del Clásico Gobernador del Distrito Federal que ganó Silbido, figurando quinto a 11 cuerpos, ya que sus lesiones recrudecieron. Su campaña se resume con un total de 50 actuaciones para 16 triunfos, 9 segundos, 10 terceros y 5 cuartos, acumulando en premios la cantidad en metálico de Bs. 690.374. Estuvo en el Haras La Parcela, pensionado por sus propietarios y recibió pocas oportunidades en la cría dando ganadores como Abran Paso.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Hipicomputo2000, Sr. Agustín Pérez, www.coproca.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 02 de agosto de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados