Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Don Potro

(Ven, 2006, Seek Smartly en Victory Dance por Le Voyageur)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Si consideramos que alcanzar un campeonato entre los velocistas en el Hipódromo La Rinconada es de por sí una tarea difícil por el buen nivel que por lo general se ve más la paridad que suele haber entre los corredores capitalinos, al pensar en los pocos ejemplares que han podido completar la hazaña de repetir en este renglón tenemos que reconocerles que además de su evidente calidad debieron conjugar algunos otros factores (salud, buen trabajo de cuadra, buena programación, jinetes adecuados, etc.). Acá queremos recordar a un caballo que se sobrepuso incluso a la ausencia parcial de algunos de ellos para lograr par de títulos como rey de los sprinters en Venezuela, aquel que fue llamado Don Potro.

 

De pelaje castaño nació el 24 de abril de 2006 en el exitosísimo Haras San Isidro (lamentablemente desaparecido por causas ajenas a la voluntad de sus dueños), siendo un hijo de Seek Smartly en Victory Dance por Le Voyageur. Su padre (CAN 1996, Seeking The Gold en Dance Smartly por Danzig) fue ganador de dos en doce salidas que produjo US$97.995, pero estaba dotado de una poderosa línea genética (sus dos abuelos eran Jefes de Raza) que lo convertía en un buen prospecto de semental. Traído a Venezuela para el año 2002, sus primeros hijos nacerían al año siguiente destacando allí con los ganadores clásicos Patiquín, New Champion y Galáctica, entre otros. Con el pasar del tiempo fue capaz de dar además excelentes corredores como Sambuca, Haskell, Heisenberg, Río Negro y The Mindful Ángel, todo ello pese a compartir padrillera con el súper estelar Water Poet, todo un portento en la cría venezolana al punto de ser considerado por muchos hípicos como el mejor semental que ha pasado por Venezuela (en este siglo su supremacía es indiscutible).

 

Su madre (VEN 1997, Le Voyageur en Evening Delight por Conquistador Cielo) fue una ganadora de tres en veintiún salidas que a su vez era hermana materna de ganadores clásicos como Encaletao y Súper Derby, sin contar que del lado paterno estaba emparentada con grandes pisteros de nuestro país, basta con mencionar a Gran Abuelo (ganador del Simón Bolívar y el Clásico del Caribe en 2002). Su primer hijo con campaña fue Power Line (2001 por Striding Out), luego vendrían The Best Green (2005 por Water Poet), Don Potro (2006 por Seek Smartly) que sin dudas fue el mejor y Go Lina Go (2009 por Counselled).

 

Fue adquirido por el Sr. José Antonio Leal para defender los colores de su Stud Copas, quien le encargó su cuido y entrenamiento a “El CatireJuan Carlos Ávila, aunque por una suspensión que sufrió el líder de la cuadra amarilla fue presentado en sus primeras salidas por Giovanni Alessandrino. Dueño de un excelente físico registró en su debut 460 kilogramos, pero en su campaña llegó a superar en varias ocasiones los 500 kilos, aunque el promedio de su mejor época estuvo entre 480-490. Siendo un ejemplar que nació a finales de abril se le puede considerar tardío, por lo que no tuvo actuaciones como dosañero (acotamos que fue inscrito el 28 de diciembre de 2008 pero terminó retirado por cañeras).

 

Su estreno se produjo el 6 de marzo de 2009 en prueba para debutantes y no ganadores con la monta de Santiago González, logrando un meritorio segundo a tres cuerpos de Ace Of Spades que logró superarlo en los metros finales agenciando 85”2 para 1400 metros, aunque a mitad de la recta final Don Potro venía en punta luciendo como el probable ganador. Tres semanas después logró “romper el maiden” al superar por 3 ¾ cuerpos a Gigi Seraf ofreciendo 1/9 en taquilla (lógico porque su debut “lo dejó listo”), mostrando evolución pues dejó crono de 85” para los 1400 metros (marcó 86” en su estreno).

 

El 25 de abril lo llevaron a la milla en G-1 siendo cotizado como favorito unánime pese a subir de lote y perdió una increíble tras dominar prácticamente hasta el rayado donde lo superó Top Brother por un cuerpo mientras que el tercero llegó a más de diez cuerpos, dejaron 96”1 para la milla. Con apenas tres salidas fue llevado a disputar el Clásico José Antonio Páez donde enfrentó a catorce rivales incluida la sensacional Bambera que se adjudicó el triunfo en 94”3 para la milla, mientras Don Potro finalizaba octavo a 13 cuerpos sin ser enemigo de peso, pero sin deslucir del todo, tomando en cuenta su falta de fogueo.

 

Luego de esa actuación en el inicio de la triple corona fue sometido a un pequeño descanso, del que regresó el 2 de agosto nuevamente en G-1 con la monta de Leonel Reyes Ramos, finalizando segundo a 4 cuerpos de Abuelo Álvaro fallando de nuevo Don Potro como el gran favorito de la prueba. Por razones de salud esa terminó siendo su última salida de la temporada, que inició con aires de prospecto selectivo pero que al momento de cerrarla acumulaba apenas un triunfo en cinco actuaciones, sin éxito en su única incursión clásica y como favorito perdiendo dos veces en el lote de ganadores de una carrera.

 

Llama la atención que sus cinco salidas como tresañero en 2009 fueron en recorridos intermedios (dos en 1400 y tres en 1600 metros), quizás tomando en cuenta su físico superior a los 480 kilogramos, pero tal vez con las esperanzas puestas en los grandes eventos de corte selectivo que se disputan en el óvalo de Coche. Sin embargo, a partir de su regreso a la acción en 2010 su campaña daría un vuelco tremendo, no sólo porque empezó a correr en la corta sino por la efectividad que mostraría en su futuro, donde lograría un total de catorce triunfos en sus próximas dieciocho salidas, las que les detallaremos a continuación.

 

Reapareció el 21 de febrero de 2010 con la monta de Carlos Andrés Olivero derrotando por ½ cuerpo a Severo Six (faltando cien metros iba ganando por casi tres) marcando 71”3 para los 1200 metros logrando por fin responder al favoritismo unánime que recibió una vez más en G-1. El 19 de abril regresó a manos de Santiago González en G-2 y logró repetir siendo sorpresa en taquilla (4 a 1) superando por 1 ¾ cuerpos a Rey Different mejorando a 70”2 su registro para 1200 metros. El 9 de mayo subió a G-2ó3 manteniendo la racha triunfal al superar por nueve cuerpos a Sr. Brandon marcando 63” para los 1100 metros siendo el favorito unánime de la prueba.

 

Tres semanas después continuó su ascenso en G-3,4ó5 al derrotar cómodamente a Míster Malavé por unos 3 ½ cuerpos sin ser exigido en los metros finales, pese a ello marco 76”3 para los 1300 metros. Trece días más tarde en G-4,5ó6 superó por pescuezo al rendidor Lavoe (ganador del Clásico Sprinters 2008) aunque pudo ganarle por mayor ventaja (ya que su jinete lo desarmó al dominar durante el rayado) dejando crono de 64” para los 1100 metros.

 

El 3 de julio en el mismo lote fue montado por el aprendiz Yobraiker Suárez (buscándole descargo) quien tuvo que ponerle un extra para derrotar por mínima diferencia a King Again, en tiempo de 69”4 para los 1200 metros. Pero la seguidilla de seis triunfos se rompería el 25 de julio cuando se cansó de perseguir al veloz Italian Prince que con Emisael Jaramillo logró crecerse en la delantera, mientras que Don Potro era guiado por Richard Bracho finalizando cuarto a 3 ¾ cuerpos del vencedor que metió 70”2 para 1200 metros.

 

Pero dos semanas después regresando a manos de Santiago González se anexaría su primera selectiva al disputar la Copa Catire Bello donde en cerrado final logró imponerse por pescuezo sobre Italian Prince y tercero muy cerca de ellos arribó Joyful Victory, dejando crono de 70”4 para los 1200 metros.

 

 

A finales de agosto se disputó la Gala Hípica de Caracas 2010 contando con la participación de ejemplares traídos desde varios países de la cuenca del Caribe. Don Potro fue inscrito en el Clásico Internacional de los Sprinters donde se cotizó entre los favoritos, pero no pudo con el norteamericano Panivino que luciendo colores panameños logró imponerse en buena lid por 2 ¼ cuerpos sobre Don Potro que lo escoltó en buena demostración (siendo fácilmente el mejor del patio), allí dejaron tiempo de 70”2 para los 1200 metros.

 

El 11 de septiembre fue inscrito en G-6y+ donde consiguió una apretada victoria al superar por apenas nariz a Joyful Victory, luego de pasar a ganar faltando unos 200 metros con más de dos cuerpos claros pero su rival reaccionó al final y por poco le arrebata el manjar de la boca, dejaron tiempo de 85”1 para los 1400 metros. El 3 de octubre participó en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios logrando su primer triunfo clásico con 2 cuerpos sobre Rey Alvajos y tercero llegaría el favorito unánime King Lenox, marcando un excelente 83”4 para los 1400 metros que demuestra su evolución pues mejoró en más de un segundo su registro anterior.

 

 

Dos semanas después intervino en el Clásico Juan Carmona enfrentando a solo dos rivales que al final no fueron tales pues Don Potro se impuso con mucha comodidad por 5 ¾ cuerpos sobre un Joyful Victory que intentó sorprenderlo al correrle en punta, pero simplemente el hijo de Seek Smartly resultó muy superior dejando crono de 81”1 para los 1400 metros. Ese día contó con la conducción de Yobraiker Suárez, quien supo entenderse con el pupilo de la cuadra amarilla.

 

 

El 7 de noviembre fue inscrito en el Clásico Gradisco de nuevo en manos de su jinete habitual Santiago González, quien lució imponente a bordo de su ejemplar pues tuvo que ponerle un extra para conseguir un triunfo por apenas nariz sobre Bandoneón que dominó la prueba desde la partida y estuvo a punto de crecerse en ella. Cabe acotar que Don Potro venía avanzando por la baranda en plena recta final y su jinete tuvo que levantar buscando afuera, por lo cual tuvo mayor mérito poder liquidar en plena sentencia al puntero marcando 96” para la milla.

 

 

Tras su increíble victoria sus allegados decidieron emprender el viaje hasta el Hipódromo de Santa Rita para inscribirlo en el Clásico Nuestra Señora de la Chiquinquirá que se disputaría el 17 de noviembre, apenas diez días después de su agónico triunfo en la arena capitalina. En el óvalo zuliano sería montado por Yobraiker Suárez y tomando en cuenta su excelente campaña en La Rinconada era previsible que fuese cotizado como el principal favorito (1/2 en taquilla) pero simplemente no pudo pasar del tercer lugar a 4 ½ cuerpos de Shaddrak que logró vencer en cerrado final a Camarada agenciando 134”2 para los dos kilómetros.

 

Nos parece importante acotar que Don Potro corría por vez primera de noche y en cuatro codos, además la pista estaba fangosa por la lluvia caída durante esa jornada y tuvo sólo diez días entre una carrera y otra sin contar lo del largo viaje al Zulia, todos esos factores eran tremendos atenuantes para evaluar su actuación. Para más información, queremos dejar acá el link de lo que posteriormente comentó el Profesor Winston Hernández en su blog: http://ensaladadevainitas.blogspot.com/2010/12/don-potro-demasiada-nobleza-que-no.html que contiene algunos detalles importantes sobre la salud de Don Potro para ese tiempo y el manejo que se le dio a la misma.

 

Pero la derrota en Santa Rita no tuvo ninguna influencia a la hora de escoger a los mejores de esa temporada en La Rinconada, los méritos acumulados durante la campaña le permitieron a Don Potro ser nombrado con claridad como el Campeón Sprinter 2010.

 

Tras superar los mencionados problemas de salud que incluso ameritaron una operación, fue sometido a un reposo que se prolongó por varios meses. Reapareció el 21 de mayo de 2011 disputando la Copa Gran Abuelo logrando retomar las cosas en la arena capitalina tal donde las dejó pues se impuso de manera categórica por unos 3 ¼ cuerpos sobre Heathrow marcando 77” para los 1300 metros, volviendo a manos de su jinete habitual Santiago González.

 

 

Su siguiente actuación sería el 11 de junio en la Copa Polo Grounds en la que terminó cotizado como el favorito unánime (1/9) pero fue sorprendido por el rendidor The Skyler Ángel que corriendo colocado supo sacar provecho de la pelea inicial entre el gran favorito y Father Luis, derrotándolo por 1 ¼ cuerpos en tiempo de 89” para los 1500 metros. El 3 de julio fue inscrito en el máximo lote común con la monta del aprendiz Aknay Gutiérrez (buscándole descargo) y tuvo que “sudar” para lograr vencer por mínima diferencia a Sir Churchill que le puso enorme resistencia, respondiendo al ser favorito unánime otra vez en crono de 77”4 para los 1300 metros.

 

El caballo Don Potro fue descansado mes y medio para afrontar con suficientes energías la Gala Hípica de Caracas 2011, recordemos que el año anterior debió conformarse con escoltar al importado Panivino. Fue inscrito por segundo año consecutivo en el Clásico Internacional de los Sprinters enfrentando de nuevo a varios importados de buen nivel incluidos los cotizados Don Saviano y Capitán Héroe (ambos nacidos en USA representando a Panamá en el evento) siendo montado Don Potro por Emisael Jaramillo ante la imposibilidad de hacerlo su jinete habitual Santiago González.

 

 

En cuanto a la carrera en sí podemos decir que se produjo un duelo de velocidad entre el raudo Jorge Prince y Back to Love en parciales de 21”3 y 44”1, sirviendo la escena para que en una demostración de su calidad el valiente Don Potro accionando colocado pasara a dominar en la recta final consolidando una buena ventaja que al final fue de 1 ¾ cuerpos sobre Capitán Héroe que atropelló tarde y tercero arribó Piola, en un extraordinario tiempo de 69”3 para los 1200 metros.

 

Por vencer en la carrera más importante del año para los velocistas del óvalo capitalino el fenomenal Don Potro se colocaba nuevamente a la cabeza de la caballada en este renglón, atravesando por tal condición que en las últimas dos temporadas acumulaba catorce triunfos en dieciocho actuaciones para ese entonces, por lo que nadie podría siquiera imaginar que su contundente victoria en la prueba reina para los sprinters vendría a ser su último triunfo de por vida, lo cual viene a ratificar lo impredecible que puede resultar el mundo del hipismo con el tema de los purasangres.

 

El 18 de septiembre participó en el Clásico Federico Carmona Perera, pero se cansó de perseguir de manera infructuosa al veloz Piola que logró imponerse de punta a punta con ventaja de 5 cuerpos sobre Don Potro que no pudo alcanzarlo, marcando 82” para los 1400 metros. Dos semanas después intervino en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios en una pista fangosa por la lluvia, pero ese fue el día para que Mr. Pistacho diera una demostración de su calidad al imponerse de punta a punta pese a la pelea con Piola y Jorge Prince, mientras que Don Potro lo escoltó a 4 ½ cuerpos en tiempo de 84”2 para los 1400 metros.

 

El 6 de noviembre fue inscrito en el Clásico Grano de Oro de nuevo cotizado como el primer favorito en taquilla (1/2) pero cayó derrotado por tercera ocasión consecutiva ante un caballo que logró vencer de punta a punta, esta vez sería el tordillo Jorge Prince que luciendo espectacular agenció 70”1 para los 1200 metros superando por 1 ½ cuerpos a Piola y tercero a 1 ¾ arribó Don Potro. A la semana siguiente lo corren en el Clásico Gradisco con la monta de Jean Carlos Rodríguez, pero sin pena ni gloria finaliza cuarto a 6 ¾ cuerpos de The Skyler Ángel que logró imponerse en buena lid en tiempo de 96”4 para la milla.

 

El caballo Don Potro no tuvo más actuaciones durante ese año, pero los méritos acumulados durante la temporada y especialmente su triunfo en la única prueba de corte internacional para los especialistas en tiros cortos le dio la oportunidad de ser nombrado como el Campeón Sprinter 2011 en La Rinconada, para que de esa manera lograra revalidar su título que había conquistado el año anterior.

 

Su actuación del 13 de noviembre sería la última que realizaría durante su vida pistera en la arena capitalina, las dolencias que le habían afectado un tiempo atrás reaparecieron y le impidieron continuar su campaña en Caracas. Posteriormente fue adquirido por el Sr. Gerardo Caicedo para defender la chaquetilla de su Stud Mi Negra y Prado, siendo llevado al Hipódromo Nacional de Santa Rita con el fin de recuperarlo y tratar de reverdecer laureles.

 

Reapareció ya con seis años el 9 de mayo de 2012 con la monta del aprendiz Miguel Cobis en el máximo lote común del óvalo zuliano, arribando quinto a 8 cuerpos con tropiezos detrás del favorito unánime Italian Prince que venció con facilidad, siendo posteriormente subido al cuarto puesto al prosperar el reclamo contra Charol que lo cruzó en plena recta final. Dos meses después lo inscribieron en una carrera de Reclamo con la monta de Luis F. Rodríguez evidenciando mejoría pues finalizó segundo a 4 cuerpos del veloz Go Rockies que se impuso de punta a punta.

 

Tomando en cuenta su evolución decidieron correrlo seguido para disputar el Clásico El Libertador con la monta de Ronald Ordoñez enfrentando a los mejores del patio en tiros intermedios, a pesar de finalizar sexto a 7 ¾ cuerpos del vencedor Classic Parts fue una buena salida pues estuvo persiguiendo al veloz Karún pareciendo incluso que lo rebasaría a la entrada de la recta final, aunque finalmente aflojó en los últimos 200 metros. Un mes después lo llevan a disputar el Clásico de la Velocidad con la monta de José Nava intentando reverdecer su casta de campeón sprinter, pero simplemente no pudo seguir el paso cayendo desde el quinto (y último) a unos 19 cuerpos de Go Rockies.

 

Sus siguientes cuatro salidas serían en lotes de Reclamo: el 8 de noviembre con la monta de Luis Funez arriba sexto a 7 ¼ cuerpos de Deo Juvante (otrora campeón del patio), el 12 de diciembre lo condujo Richard A. Pérez y finaliza segundo a 3 ¾ cuerpos de Mr. Cruz. Con 7 años a cuestas el 23 de enero de 2013 con Jesús Delgado como jinete no pudo pasar del quinto a 24 cuerpos de Power Marine, mientras que el 14 de febrero fracasó desde el undécimo puesto a 20 cuerpos de Mr. Increíble. Por si esto fuera poco, el 5 de diciembre de 2014 y a punto de cumplir nueve años de edad lo intentaron una vez más en G-6y+ pero termina quinto a 19 cuerpos de Rey Gold, siendo esa su despedida definitiva de las pistas.

 

Aunque intentamos entender el anhelo de rescatar a un purasangre que tuvo un pasado estelar y el tratar de llevarlo al nivel de competir en buenas pruebas de un hipódromo con menor exigencia, debemos reiterar nuestra posición en cuanto a lo innecesario de extender las campañas de caballos que fueron campeones y que luego terminan siendo superados por otros que no se lo hubiesen ganado de haber participado en su condición de otrora. Lamentablemente, es una historia que se ha repetido una y otra vez en nuestro país, generalmente con resultados tristes para los hípicos en general e incluso para los allegados a esos equinos.

 

Numéricamente la campaña de Don Potro se resume así: 15 triunfos en 36 salidas (de ellos cuatro clásicos y dos copas), completando con 9 segundos, 2 terceros, 3 cuartos, 3 quintos y cuatro no figuraciones en pizarra, con premios por el orden de Bs. 934.726 para sus propietarios. En su mejor momento fue capaz de alcanzar par de campeonatos entre los velocistas de la capital, lo cual de por sí nos habla de su calidad, dejando una huella en quienes le vimos correr que intentamos preservar para las nuevas generaciones con este sencillo homenaje escrito que le rendimos. Luego de su paso por el Hipódromo de Santa Rita realmente desconocemos cual fue su paradero.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Prof. Winston Hernández, www.pedigreequery.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, sábado 30 de abril de 2022

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados