Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Doña Martha

(Ven, 1981, Text en Slide por First Landing)

Por Juan Macedo

 

En su sano empeño de buscar las mejores sangres para su establecimiento de cría (y por ende para nuestro país), el Dr. Federico Tovar Segovia adquirió en noviembre de 1980 (en las ventas de Keeneland) a la linajuda norteamericana Slide preñada del semental Text por US$37,000 y fue el 30 de marzo de 1981 cuando nació esa bella potra castaña en su Haras Varsego. Puesta en venta en subasta pública fue negociada por Bs. 180.000 para lucir la camiseta blanca con franjas moradas del Stud Rafito. Fue registrada en el Stud Book de Venezuela con el nombre de Doña Martha, y enviada al Hipódromo La Rinconada, específicamente a la cuadra de Jesús Eduardo Benedetti Otaola quien se encargó de su cuido y doma.Durante los trabajos matinales, la veloz nieta de First Landing mostraba su precocidad, dando a entender que se iba a tratar de un purasangre a temer.

 

Debutó en octubre de 1983 con la monta del “SupercampeónJuan Vicente Tovar León en recorrido de 1200 metros y la esperaban con “la champaña fría” pero la potranca decayó y quedó en el cuarto puesto a 6 cuerpos de The Princess. Días después se le detectó una lesión en su miembro anterior izquierdo que ocasionó un retiro temporal a la pista caraqueña.

 

Doña Martha reapareció el 21 de enero de 1984 con la monta de Rafael Bravo Gómez y se fue de punta a punta, conteniendo al final el avance de Rebatiña que quedó a un cuerpo, dejando crono de 77” exactos para los seis furlones. Luego hizo una breve pasantía en el lote de Ganadora de una carrera sin deslucir ante buenas corredoras como Tie Hand, Granujita y Luz Bella. El 4 de marzo, en su sexta salida, con la monta de Juan Vicente Tovar logró su segunda victoria a expensas de Shaula que quedó a 3 cuerpos, parando el teletimer en 67”4 para los 1100 metros.

 

Luego de fracasar inexplicablemente (subida de lote) en recorrido de 1300 metros, el 1 de abril con la monta de William Mujica (ante el mismo lote) y con 200 metros más, la veloz hija de Text unió partida y llegada para sorprender a propios y extraños, superando a Guanahaní con ventaja de 2 ¾ cuerpos y tiempo de 94”3. Dos semanas después realizó su prueba de fuego, la Polla de Acrica en 1600 metros, donde animó gran parte del recorrido pero en la recta final no pudo seguir el paso para al final figurar tercera a 5 cuerpos de Insigne.

 

Regresó al lote común y luego de figurar quinta a 11 cuerpos de Mirzeelen, el 5 de mayo logró otro bonito triunfo al crecerse en la punta y aventajar a la tordilla Crimson Moon con 2 ½ cuerpos agenciando 86”1 para los siete furlones. Cuando a Doña Martha no la peleaban en punta, era prácticamente invencible.

 

Luego de tres actuaciones regulares, Doña Martha viajó al Hipódromo de Valencia y participó en una carrera común en recorrido de 1300 metros, donde se vio muy cómoda y logró un triunfo holgado con 3 cuerpos de ventaja sobre Veriluna, parando los relojes en 78”3. Regresó a La Rinconada y tras obtener dos buenas figuraciones detrás de Miss Cherry y Crimson Moon, participó en la milla del Clásico Andrés Eloy Blanco donde peleó con mucho empeño por el primer lugar, pasando en 44"1 los 800 metros y al final pagando tributo al esfuerzo figurando tercera a 5 ¼ cuerpos de Baby Dancer.

 

Doña Martha figuró tercera a 1 ¾ cuerpos de Ponencia y el 25 de agosto participó en la Copa Hermán Stelling con la monta de Rafael Bravo Gómez donde trató de irse de punta a punta pero Peryola atropelló con efectividad, quedando la veloz castaña segunda a 3 ½ cuerpos. Luego figuró segunda a 4 ½ cuerpos de Night Flyer y corriendo seguido logró un fácil triunfo con ventaja de 7 cuerpos sobre La Sargenta, recorriendo la milla en un fabuloso 97”4 (para la época).

                                                                                                                     

El 23 de septiembre participó en la Copa Agustín Avellaneda, desde la partida se fue en busca del primer lugar, se escapó con clara ventaja y anuló a sus oponentes que no pudieron seguir semejante tren de carrera. Fue demasiado veloz y las galopó en terminante demostración, dejando a Luisa Honoria en el segundo lugar a ¡9 cuerpos! y parando los relojes en 97”1 para la clásica milla. A la semana enfrentó nuevamente a Peryola en la milla del Clásico Simón Rodríguez pero Doña Martha no tuvo las suficientes energías para contenerla y en pleno rayado la superó por ¾ cuerpo. Se vieron las caras en la Copa Manuel Fonseca Arroyal sin muchas variantes, Peryola victoriosa y Doña Martha en el cuarto a 8 cuerpos.

 

Tras un breve descanso, Doña Martha reapareció el 8 de diciembre anotándose un fácil triunfo a expensas de Miss Sea que quedó a 6 cuerpos, agenciando 92” flat en 1500 metros. Regresó al lote selectivo, la Copa Rafael Barboza, para cerrar el año figurando quinta a 8 cuerpos de Beyeler.

 

Viajó nuevamente a Valencia y el 4 de enero de 1985 participó en la Copa Vélika donde decepcionó desde el quinto lugar a 12 cuerpos de Berlina. Regresó a Caracas y tras dos carreras deslucidas, el 20 de abril fue el inicio de una recuperación sorprendente. Fue en el escenario de la Copa Miguel Alfonzo Ravard cuando volvió por sus fueros y aplastó a sus rivales, dejando a la tordilla Sinclair a 8 cuerpos en el segundo y agenciando 98”2 para la clásica milla.

 

El 4 de mayo participó en la Copa Viviani donde nuevamente hizo de las suyas, tomó la punta, se desprendió de sus rivales y se escapó, haciéndose inalcanzable para ganar con ventaja de 8 ½ cuerpos sobre Sinclair, parando los cronómetros en 97” exactos para los 1600 metros del recorrido.

 

Posiblemente su mejor exhibición fue el Clásico Arturo Michelena. Salió en punta y bien administrada por Rafael Bravo Gómez recorrió la milla en 98”2 y pudo darse el lujo de superar a su antojo a la campeona Baby Dancer que se conformó con el segundo lugar a 1 ½ cuerpos.

 

 

Doña Martha parecía invencible, Jesús Eduardo Benedetti había logrado conseguir el máximo potencial locomotivo de la veloz hija de Text y lo volvió a demostrar una semana después en la Copa Jesús González Cabrera donde derrotó fácilmente con ventaja de 5 cuerpos a la campeona Filosa, agenciando 80”1 para los 1300 metros.

 

El 6 de junio hizo suya la Copa Roque Yoris (su quinta victoria al hilo) donde nuevamente se creció en la delantera y conservó energías para contener a la tordilla Algodonal que se acercó para quedar a 1 ¾ cuerpos en el segundo lugar, dejando tiempo de 99”1 para la milla. El 20 de junio se escenificó la milla del Clásico Andrés Eloy Blanco y como era costumbre Doña Martha salió en punta pero en la última curva comenzó a perder posiciones para llegar sexta y última muy lejos de la ganadora Tan Bonita.

 

La vieja lesión había recrudecido y a pesar de los grandes esfuerzos del personal de la cuadra de Jesús Eduardo Benedetti para volver a ver a tan notable gladiadora en la pista, fueron infructuosos. Doña Martha concluyó su vida pistera con un total de 36 actuaciones de las cuales en 13 de ellas saboreó las mieles del triunfo, además de 3 segundos, 5 terceros, 6 cuartos y 4 quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.309.900. Fue enviada la cría, inicialmente al Haras La Girarda donde procreo al ganador Keep Ahead (Semental); luego estuvo en el Haras San Isidro, donde produjo al selectivo Juanfran y los ganadores Rodulfo, Doña Bárbara y Cranwell. Pasó por el Haras La Colmena donde nació el ganador Burkaan Dancer. Ya vieja, fue recuperada por el Haras HM y a los 21 años destacó por intermedio del selectivo El Callao. Doña Martha fue y será recordada como una de las grandes criollas milleras del Siglo XX.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de septiembre de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados