Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

El Brujo

(Ven, 1946, Burlesco en Brujería por Transmute)

Por Antonio Aragonés

 

Presentamos hoy un breve resumen sobre la larga y extensa vida pistera realizada por uno de los más destacados ejemplares nacidos en el país en los tiempos del hipismo romántico en Venezuela, El Brujo, que realizó proezas allá por los años de 1951 a 1952, demostrando que los productos nacionales eran capaces de medir sus fuerzas en igualdad de condiciones con los importados. El Brujo nació y fue criado en el Haras La Rinconada, plantel de cría que funcionaba en los terrenos donde hay se encuentran erigidas las modernas instalaciones del principal circo de carreras del país.

 

Realizó su primera presentación en la segunda carrera del día sábado 7 de julio de 1948 (a los dos años de edad) resultando ganador en tiempo record para criollos de 69"4 para 1100 metros, aventajando a varios ejemplares importados como Péndola, Lucero, Capatarida, 5 De Julio, Glaciar, Despedida, Rica y Científica, ganando la carrera por dos cuerpos, montado por Luis Eduardo Valencia y presentado por su propietario, criador y entrenador, Don Henrique Lander Alvarado. El 4 de diciembre batió su propio record al dejar 69”2 para los 1100 metros. En ese año logró completar 4 triunfos en 11 presentaciones incluyendo un tercero en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría detrás de Maudin, siempre mostrando una gran sprintada.

 

 En el recinto de triunfo, el jinete es Felix Sabino Pérez,aparecen don Enrique Lander, su propietario y el Coronel Roque Yoris

 

Fue durante la campaña del año 1949 cuando se consagró entre los nativos, cuando logró adjudicarse el Clásico Albert H. Cipriani el 22 de mayo de 1949 con Luis Eduardo Valencia y presentado por el entrenador Guillermo González dejando tiempo record de 62” para el kilómetro y el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría el 29 de septiembre de 1949, con la monta de Rafael Peraza Arias y bajo el entrenamiento de Antonio Jacial, derrotando a El Huérfano y agenciando 112”4, además de implantar records de pistas el 26 de marzo (1200 metros en 75”), el 12 de noviembre (1400 metros en 89”2) y el 24 de diciembre (batiendo su propia marca, 1400 metros en 88”3). Ese año logró 8 triunfos en 20 actuaciones.

 

El año 1950 fue gris para el nieto de Knockando, ya que apenas cruzó dos veces el disco en ganancia en 23 actuaciones, se veía muy disminuido ante el lote de importados que enfrentaba. Ya se habían olvidado las hazañas de Burlesco, Taparito, Arrollador, Alajuela y otros buenos criollos de años anteriores y transcurriendo el tiempo, viendo correr los ejemplares nacidos en el país, se había llegado a la triste conclusión de éstos no podían competir sino entre ellos  o contra importados de las mas bajas clasificaciones.

 

Pero El Brujo hacía empeño por echar abajo esa tradición y lo logró a mediados de 1951, ya que el castaño hijo de Burlesco comenzó a lograr éxitos compitiendo y ganando contra importados de categorías intermedias, contándose, entre otros, a Jamboree (que tiene aún el record de pista para importados en 800 metros), Cantinera y Final Trick, purasangres que militaban en el 13% y 15%. El Brujo logró igualar su record de los 1100 metros el 9 de junio en 69”2 con 60 kilos de handicap, y el 8 de julio corriendo contra los importados volvió a batir su marca dejando un asombroso 68” clavados (a sólo un segundo y un quinto del record que ostentaba la veloz y efectiva Saeta), marca que mantuvo vigente hasta la inauguración del Hipódromo La Rinconada. De esa manera queda para la historia el hecho que El Brujo es el único ejemplar criollo con cuatro records de pista en la misma distancia.

 

Se mantuvo en campaña, bregando contra los importados y ganando carreras hasta el domingo 17 de diciembre de 1953 cuando hizo su última participación, fue la escenificada en octavo orden del programa y donde clasificó noveno, ganándose a Carioca, Anhelo y Bunkum, la carrera fue ganada por Batuque. La razón por la que El Brujo no corrió más fue un artículo en el reglamento de carreras de aquel entonces que prohibía a los purasangres de carrera servir en la cría si corrían a los 8 ó más años de edad.

 

El Sr. Roque Yoris Soules comenta "Es merecido este recuerdo a este criollo inmortal. Nunca se le rindió el homenaje debido al inolvidable (para los muy poquitos que quedamos), hijo de Burlesco. Qué coraje, aquél criollito de hierro, embraguetándose con los importados. Su grandeza, correr hasta la edad límite de 8 años, por reglamento. Apenas ganó dos clásicos y para 1953, su última campaña, estaba entre los más grandes ganadores de dinero, junto a Caimán e Integro, increíble. Ganó 25 carreras, no Reclamos como ahora. Por mis estadísticas, desde los comienzos de El Paraíso hasta ahora, excluyendo la figura de carreras de Reclamo, figura entre los 20 ejemplares más ganadores de la historia. Siempre recalco que es muy reciente lo de la programación selectiva con una escala de pesos insignificante y clásicos por doquier. Esa fue una época donde el caballo tenía que medirse en carreras normales, de allí su grandeza".

 

De seguidas, ofrecemos la campaña total realizada por El Brujo: 25 triunfos, 17 segundos, 8 terceros y 13 cuartos para 108 actuaciones, acumulando la cantidad de Bs. 416.331,60 en premios. El Brujo ocupó el tercer lugar en la estadística de productores de bolívares en Venezuela y encabezó durante muchos años la nómina de criollos mayores ganadores de dinero en Venezuela. Fue retirado a la cría donde destacó por intermedio de los ganadores como Fuego Brujo, Peregrina, Cobra Fama, Caña Miel, Renta Fija, Sueño Brujo (madre de Mir-Con), Nube de Agua, entre otros.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Ing. Juan Macedo, Sr. Roque Yoris S.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 05 de octubre de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados