Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

El Peñón

(Ven, 1967, Regalón en Hypothetic por Windsor Slipper)

Por Juan Macedo

 

Un purasangre que enseñó magnífica capacidad corredora, valentía y sobre todo que atrajo una gran afición fue El Peñón nacido el año 1967 en el Haras Longchamps del Dr. Manuel Tello Berrizbeitia y corrió para los colores naranja y verde del Stud Delnú de los Sres. Juan Carlos García, Gustavo Delfino y Rafael Nuñez.

 

Bajo el entrenamiento de Eduardo Azpúrua Sosa y con un peso físico de 430 kilos, El Peñón se preparaba para debutar el 2 de noviembre de 1969 en el Clásico Antonio José de Sucre, pero días antes en un trabajo, sufrió un encontronazo con otro caballo. El incidente aparentemente no pasó a mayores y debutó con “El DiabloÁngel Francisco Parra, pero su carrera no llenó las expectativas al quedar octavo a 14 cuerpos de Sharif. Al culminar la carrera llegó sentido de la mano derecha, la zona donde justo sufrió el accidente.

 

Después de cumplir un merecido descanso, a finales de abril de 1970 reaparece en el lote de perdedores con la monta de José Luis Vargas y lo hace de manera triunfal, al ganar de punta a punta y cómodamente por 4 ¾ cuerpos a Carubio dejando marca de 88”1 para los 7 furlones. La fe que había en el pupilo del “Delnú” hizo que fuera inscrito en el primer paso para la Triple Corona Nacional, el Clásico José Antonio Páez, con la monta de Varguitas, respondiendo plenamente a esa confianza y sorprendiendo al favorito Pav-Ne por pescuezo recorriendo la milla en 100”3.

 

 

Volvió al lote común, donde continuó su racha ganadora y para foguearse en carreras de cuatro codos, en miras del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, donde realiza una carrera sensacional con José Luis Vargas y vuelve a derrotar a Pav-Ne, esta vez por un cuerpo, y agenciando 126” para los dos kilómetros. El Peñón estaba a punto de ganar la Triple Corona Nacional como consecuencia de sus dos triunfos en las dos carreras precedentes.

 

Vuelve a enfrentarse a Pav-Ne, esta vez en la milla de la Copa Antonio Cuadrado y nuevamente lo derrota, ahora por dos cuerpos y parando los relojes en 100”4. Participa en una carrera común en 1700 metros, donde derrota a Maipure por medio cuerpo y recorriendo la distancia en 110”1.

 

La expectativa para el Clásico República de Venezuela creció considerablemente y toda la prensa nacional le dedicó notaria atención a la carrera. Creemos que todo el país hípico estaba pendiente del desarrollo y resultado de la competencia, pero perdió El Peñón ruidosamente ante Casanova y con su derrota se fue la esperanza de un nuevo triplecoronado en la historia del hipismo nacional. Al margen del resultado del Clásico República de Venezuela, el hipismo la semana pasada demostró su arraigo en el gran público aficionado a los deportes. La mayoría, desde luego, quería el triunfo de El Peñón, para verlo culminar una hazaña que está resultando difícil para todo ejemplar, no sólo en Venezuela, sino en cualquier parte del mundo hípico.

 

Un mes después El Peñón reapareció en el lote común con Benito Almarza en una ajustada victoria delante de Quizás en tiempo de 104”3 para la milla y dos semanas después nuevamente con José Luis Vargas derrota al rendidor Jaque Mate por seis cuerpos en el máximo lote para criollos agenciando 100”2 para similar distancia.

 

Todo parecía indicar que El Peñón volvería por sus fueros y aparece inscrito en los 2000 metros del Clásico Cavepro contra Canelo, pero el crack maduro lo derrota de manera aplastante, dejando al hijo de Regalón en un modesto quinto lugar a 15 cuerpos. A finales de septiembre se anuncia una fractura en su mano derecha (la vieja lesión que a medida que el caballo iba interviniendo en carrera iba en aumento), por lo que no podrá volver a las pistas sino dentro de seis meses, como mínimo, y fue enviado al Haras Shangai-La para recuperarse. Pero lo realizado por el nieto de Windsor Slipper fue más que suficiente para obtener el título como Campeón Tresañero.

 

Cuando todos los aficionados pensaban que El Peñón estaba feliz cumpliendo un posible rol como semental, aparece en el ruedo de La Rinconada en 1971 y obtuvo otros cinco triunfos en 9 actuaciones, incluyendo la Copa Gaceta Hípica con José Luis Vargas en tiempo de 1800 en 117” y triunfos en las 7º y 8º series para importados. Las lesiones volvieron a hacer crisis y esta vez fue al Haras Carlota.

 

 

Justo un año después, El Peñón reaparece en la sexta serie para importados de manera triunfal derrotando por medio cuerpo a Florencio en tiempo de 79”2 para los 1300 metros, pero ese sería su último triunfo. Participa cuatro veces más corriendo sin deslucir en la sexta serie hasta el 18 de noviembre donde figura tercero a 4 ½ cuerpos de Larkal y termina claudicando.

 

Cuatro meses después, el 04 de marzo de 1973, reaparece bajo el entrenamiento de Manuel Medina y la monta de Eudes Piñero en la sexta serie para importados quedando sexto a 11 cuerpos de Debonair Prince, dos semanas con José Vicente Sánchez cae a pescuezo de Sirikit. Pero El Peñón no es el mismo y comienza a correr de manera irregular. Sus propietarios prueban suerte con el novel entrenador Rafael Mendt, pero el hijo de Regalón simplemente se niega a correr, sus dolencias son mayores que su valentía y es el 02 de junio, al llegar décimo a 15 cuerpos del argentino Verichrome, cuando participa por última vez en pruebas públicas. Su campaña se completó con 35 actuaciones, de los cuales 15 fueron de manera victoriosas, además de un segundo, dos terceros y un cuarto para acumular en premios la cantidad de Bs. 566.404.

 

Rescatado por Manuel Tello Berrizbeitia, fue enviado al Haras Longchamps donde recibió algunas oportunidades, destacando con la selectiva Peña Buena (en La Limpia) y los ganadores Candilón, La Serena, Doña Flora, Don Floro, Atinada, Pola Rica, Prince Jupiter, Ghan, Magma, entre otros. El Peñón murió el 30 de septiembre de 1978 en el Haras Longchamps, y aún en nuestros tiempos, tomando en cuenta que este crack corrió toda su campaña lesionado, nunca podremos saber lo que hubiera realizado estando completamente sano.

 

Fuentes: Sr. Pedro Elias Aristigueta, Revista Gaceta Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 17 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados