Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

El Policía

(Ven, 1974, Cinnamon en Una Tapia por Scarlatti)

Por Juan Macedo

El siempre visionario Edmundo Ruiz adquirió a la yegua criolla Una Tapia por la módica suma de 4 mil bolívares para la familia Herrera y su haras Santa Rosa, recomendándoles el cruce con el inglés Cinnamon. De ese obligado romance nace un 25 de enero de 1974 un bello potro zaino.

Dos años después, el 30 de mayo de 1976, debuta con el nombre de El Policía para los colores del stud Rasil y bajo el entrenamiento de Carlos Regalado, ocupando el segundo lugar detrás de Boomerang a 3 cuerpos, con la monta de Ricardo Ferrer. Obtiene su primer triunfo en la siguiente salida, ganándose a Potroven por seis cuerpos con la monta de Angel "El Diablo" Parra y agenciando 46" para la media milla. Un descanso de 2 meses son suficientes para correrlo en la Copa Rómulo Francisco Méndez, donde es derrotado por 13 cuerpos por el rendidor Turi Junior (otro hijo de Cinnamon) y este medio hermano vuelve a ser su verdugo en la siguiente carrera, esta vez por cuerpo y medio. Obtiene su segundo triunfo a expensas de Detroit por ocho cuerpos y con Rafael "El Llanerito" Rodríguez Morales, pero nuevamente Turi Junior lo derrota en la Copa Hipódromo de Valencia por 2 cuerpos.

El Policía logra reivindicarse con la afición y derrota de manera aplastante a Turi Junior en el Clásico Albert H. Cipriani, reencontrándose en sus lomos con Angel Francisco Parra y agenciando 71"1 para los seis furlongs. Repite nuevamente en el Clásico Antonio José de Sucre, pero dramáticamente sobre Radiodifusor y Motatán, que pararon el teletimer en 79"2 para los 1300 m. En los 1400 m del Clásico Comparación se encuentra con un Motatán crecido con la monta de Juan Vicente Tovar y tiene que conformarse con el segundo puesto a 5 cuerpos y medio, pero su excelente campaña le asegura el Título como el Campeón Dosañero.

Ya a los tres años se enfrenta nuevamente a Motatán en el Clásico Francisco de Miranda, pero el hijo de Snow Cold nuevamente se muestra superior y derrota al campeón por cuerpo y medio. En la segunda quincena de enero, durante los traqueos El Policía se escapó y se dio un golpe que le produjo recrecimiento en una mano. A pesar de esto sus dueños deciden inscribirlo en la Copa Periodistas Hípicos, donde se notó sumamente desmejorado después de pelear toda la carrera con Motatán hasta los 200 metros finales y apenas obtener el tercer lugar a 15 cuerpos del ganador Fandanguero.

Sus propietarios cargaron la responsabilidad de esa derrota a su preparador y días después El Policía pasó a manos de Manuel Medina, que le hace unas radiografías y le detecta una fractura y una lesión en las entrecuerdas.  Debido a ello, el nieto de Scarlatti es retirado a recuperarse para la Triple Corona, pero inesperadamente en Marzo de 1977 muere producto de un infarto. Así lastimosamente desapareció un gran corredor que sin dudas hubiese animado el espectáculo hípico. Su campaña se resume con 11 actuaciones para 4 triunfos, 5 segundos y 2 terceros para acumular en efectivo la cantidad de 504.146 bolívares.

Fuentes: Revista Gaceta Hípica

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 08 de mayo de 2003

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados