Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Fair Kill

(Ven, 1960, Killard en Fair Charger en Royal Charger)

Por Juan Macedo

 

Un maravilloso, precioso y distinguido caballo de carreras fue Fair Kill, un potro zaino que nació en 1960 en el Haras La Sierra de los Hermanos París González y corrió para los colores celestes del Stud Tucar, propiedad de los Sres. Tulio Ruiz Ángel y Carlos Penso, bajo el entrenamiento de Domingo Noguera Mora. La desgracia de Fair Kill fue nacer el mismo año que dos fenómenos en la pista, como lo fueron Noche Del Sur y Rompemar.

 

Debutó el 13 de mayo de 1962 en recorrido de 600 metros figurando tercero a 3 cuerpos de Halconero. Durante su campaña como dosañero logró 2 victorias en 12 intentos, participando en las pruebas selectivas programadas para su generación, pero viéndose afectado por lo corto del recorrido. Pero como tresañero experimentó una gran transformación, iniciando en la milla del Clásico Francisco de Miranda con Balsamino Moreira al ocupar el tercer lugar detrás de Consentido y Noche Del Sur; para continuar una racha de triunfo en los lotes bajos hasta que el 24 de febrero de 1963 en distancia de 1400 metros Tip Top se crece y logra superarlo por cabeza. Dos semanas después en 1300 metros Polilla lo aventaja por 2 ½ cuerpos.

 

Pero eso no amilana el ascenso del hijo de Killard, que comienza otra racha ganadora -esta vez con Balsamino Moreira- hasta llegar al máximo lote, donde llega a derrotar a Noche Del Sur y Giraluna. Llega el 12 de mayo para participar en el Clásico José Antonio Páez con Don Balsamino, pero fracasa al llegar séptimo a 14 cuerpos de la extraordinaria Noche Del Sur. Baja al lote máximo donde fracasa dos veces seguidas, Noguera Mora lo descansa dos meses y reaparece el 17 de agosto con Carlos Pérez donde reverdece laureles y derrota al rendidor Protón agenciando 110” para los 1700 metros, alistándolo para su nuevo reto selectivo.

 

A la semana, el 24 de agosto participa en los 2 kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría bajo la conducción de Gustavo Ávila, quien lo puso al lado de Rompemar y en el codo final pasó a decidir para asegurar el triunfo con tres cuerpos de ventaja y parando los relojes en 129”4. Dada la contundencia del triunfo obtenido, Noguera Mora espera pacientemente para llevar al nieto de Royal Charger directamente a los 2400 metros del Clásico República de Venezuela escenificado el 27 de septiembre, donde se impuso con Gustavo Ávila en sus lomos por medio cuerpo de ventaja sobre un Rompemar que vendió cara su derrota, cronometrando 157”.

 

 

Reaparece el 14 de noviembre en una carrera de 9º serie para importados, desafortunadamente Gustavo Ávila estaba mal acomodado justo en el momento de la partida y Fair Kill salió sin su jinete. El 28 de noviembre vuelve al ruedo selectivo en el Clásico Cría Nacional pero terminó séptimo y último muy lejos de Rompemar, pero regresó sentido a su cuadra y ameritó un largo descanso.

 

Ya como cuatroañero reaparece el 17 de mayo de 1964 en una carrera de la novena serie de importados quedando undécimo a 27 cuerpos de Flor de Diablo. Ya no era el mismo caballo gallardo del año pasado, motivado a las lesiones, pero poco a poco va mejorando hasta que el 2 de agosto logra figurar segundo a un cuerpo de Prófugo en los 1800 metros del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación. El 23 de agosto en el lote de la séptima serie para importados con Carlos Pérez en sus lomos logra su triunfo número quince con ventaja de 4 ½ cuerpos sobre Brandish, agenciando 107”1 para los 1700 metros. Corre siete veces más enfrentando un lote fuerte de importado que incluía a buenos corredores como Snow Man, Jungle Boy, El Tamarindo, Brachi, entre otros sin destacar hasta terminar como pistero en La Rinconada el 3 de enero de 1965 ocupando el octavo lugar a 12 cuerpos de Tesoro II.

 

Fue vendido a los colores blanco con bolos negros del Stud Consuelo, propiedad de la Sra. Consuelo de Mena, para continuar campaña en el Hipódromo La Limpia de Maracaibo bajo el entrenamiento de Ángel Galbán, quien lo debuta de manera triunfal el 26 de febrero. Durante su larga campaña en La Limpia logra triunfar en los Clásicos Ministerio de Agricultura y Cría de 1965 y Stud Book de Venezuela de 1966, además de figurar tercero en los Clásicos Presidente de la República de 1965 y Fuerzas Armadas de Cooperación de 1965 contra los mejores importados que hacían vida en el óvalo marabino como Rin, Moro, Urgel, Ballet y Jet. Su última carrera fue el 15 de noviembre de 1968, a los ocho años de edad.

 

De todas maneras Fair Kill había mostrado poder y razones para ganar los clásicos que se adjudicó tanto en La Rinconada como en La Limpia. Acumuló en La Rinconada Bs. 402.230 en premios consecuencia de 52 actuaciones, de las cuales 15 fueron victorias, 5 segundos, 5 terceros y 5 cuartos. El La Limpia corrió un total de 77 veces, de las cuales en 12 cruzó la meta de primero, además de 6 segundos, 9 terceros y 5 cuartos.

 

Fuentes: Revista Turf, Revista Gaceta Hípica, Dr. Gustavo Lepage

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 17 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados