Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Farolón

(Ven, 1964, Phare en Llanera por El Hornero)

Por Juan Macedo

 

He aquí un gran caballo venezolano, que demostró una gran corredora fuera de lo común, que lo cataloga entre los grandes de la década de los sesenta. Fue el zaino Farolón que corrió bajo la preparación del popular y eficiente José YeyoNuñez Rauseo, para las sedas del stud Mitiboy del recordado animador Amador Bendayán y el Sr. Marcos Chocrón. Fue criado por Luis Alberto Morales en su Haras San Luis.

 

                                          

Debutó como dosañero ocupando el segundo lugar detrás de Toronado en 900 metros con la monta de Don Carlos Cruz, y no es sino hasta su cuarta actuación cuando logra su primer triunfo en distancia de 1300 metros, pero sin demostrar todavía destellos de lo que sería posteriormente: el mejor de su generación.

 

Su entrenador no dejaba de alabar las condiciones naturales que presentaba su pupilo. Ya como tresañero, en 1967, mostró su potencial, triunfando en el Trofeo Policía Municipal del Distrito Federal además de otros 5 triunfos en el lote común para criollos. A pesar de esta performance quedó fuera de la selección que nos representó en el Segundo Clásico Internacional del Caribe. Entonces corrieron por Venezuela Poligreat, Díscomo y Toronado, que aunque cumplieron notable actuación, fueron derrotados por el mexicano El Comanche. A la larga, Farolón demostró ser mejor que todos, pero el mal estaba hecho.

 

Había fallado en la primera carrera de la Triple Corona, el Clásico José Antonio Paéz que se adjudicó Calcáreo, pero llegó tercero a tres cuerpos de Toronado y Poligreat en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría.

 

                                          

Un contundente victoria obtenida a cuestas de Trapero y Poligreat, agenciando 115”2 para 1800 metros lo deja listo para su máximo reto: el día 24 de septiembre en el Clásico República de Venezuela, que se anexa de manera muy cómoda con la monta de su jinete oficial, Carlos Pérez, por cinco cuerpos sobre Calcáreo y Bucanero, parando los relojes en 158”1 para la milla y media.

 

El 30 de octubre ganó ante el máximo lote común para criollos con Carlos Pérez por 4 cuerpos sobre la rendidora Morgana, agenciando para el recorrido de 1700 en 107”2. Un mes después continúa su racha triunfal al imponerse en el Clásico Cría Nacional en 2400 metros, once cuerpos sobre Mighty River y Díscomo, en crono de 155”3.

 

En 1968, ya como cuatroañero le toca correr en su lote con alto handicap y correr contra los importados, logrando cuatro triunfos, aunque sin suerte en el lote selectivo. Fue inscrito en competencia preparatoria para el Clásico Fuerzas Armadas en 2200 metros, prueba ganada por Campanero II en fuerte atropellada, después que Farolón, dando una gran exhibición de su capacidad corredora, punteaba todo el trayecto en parciales suicidas para perder también el tercero con Carpintero, caballo que después se convertiría en el flamante ganador del Fuerzas Armadas.

 

                                          

Esta carrera lo clasificaba altamente, ya que se estaba midiendo decorosamente contra los mejores importados. Luego, en 1800 metros, se enfrentaría nuevamente contra Carpintero, derrotándolo holgadamente en tiempo de 113”, conducido por Teófilo Tosta.

 

El 3 de agosto con Carlos Pérez figuro segundo a siete cuerpos y medio del entonces tresañero Canelo en los 1800 metros del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación. Intentaron la aventura con Félix García en el Clásico Simón Bolívar, pero llegó último a 28 cuerpos del uruguayo Vivo. El 24 de noviembre con Walter Carrión figuró segundo a cuatro cuerpos y medio de su verdugo Canelo en los 2400 metros del Clásico Cría Nacional.

 

Ya con cinco años, se mantiene en plan estelar y –así es- el 16 de marzo ganó el Clásico José María Vargas en 128”1 para los 2000 metros y la magistral conducción del ecuatoriano Walter Carrión, derrotando en final dramático por pescuezo a Pimentón y desquitándose de Canelo, sin duda alguna la mejor carrera del nieto de El Hornero. Se mantuvo un tiempo más en campaña logrando dos triunfos antes de terminar como pistero en 1969, debido a las lesiones que poco a poco fueron mermando su capacidad locomotiva.

 

Farolón fue montado por muy buenos jockeys del patio, como Carlos Cruz, Teófilo Tosta, Carlos Pérez, Félix García y un fusta internacional de amplia trayectoria como Manuel Icaza, que también lo llevó al recinto de vencedores. Su campaña se reduce a 70 actuaciones con 18 triunfos, 8 segundos, 7 terceros y 12 cuartos para acumular en metálico la cantidad de Bs. 575.185,95 en premios.

 

                                          

Retirado a la cría fue a dar a su terruño, el Haras San Luis, donde recibió pocas oportunidades, pero logró destacar por intermedio de los ganadores Revaluado, Afirmado, Laudace, Morichal, Catirón, Monchita, Susanita (abuela de Eddie Rai), Hija del Llano, Gelatina, entre otros. Se tiene entendido que falleció a finales del año 1980 en el Haras San Luis.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 06 de Abril de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados