Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ferd D’Ferh

(Ven. 1986, Heron Bay en Ferdeleh por Viceregal)

Por Ricardo Maldonado

 

A comienzos del año 1986, para ser exactos el 24 de enero, por los predios del Haras Varsego, nacía una yegua de la primera producción del padrillo Heron Bay por el vientre de Ferdeleh, la cual seria vendida por Bs. 150.000 a la gente del Stud Selva Negra de Ramón Strubinger y quien llevaría por nombre Ferd D’Ferh, potranca que integraría una generación interesante entre las cuales destacarían yeguas como Princesa, Spanish Flower, Blaugrana y Song And Dance, entre otras.

 

 

Esta noble castaña sería conferida al entrenamiento de Carlos Morales Salas y debutaría ya avanzado el segundo semestre del año 1988, es bueno resaltar que para entonces los dosañeros empezaban su andar a finales de Mayo o a principios de Junio; pues bien, su estreno para los colores blanco y negro del Selva Negra se da en la tarde del Sábado 3 de Septiembre de 1988 con la monta del “MulticampeónJuan Vicente Tovar, el cual funge como jinete oficial, y la potranca galopa a su antojo a sus rivales al sacarle diferencia de ¡11 Cuerpos! a su mas cercana seguidora que fue Gran Felpa, un debut sin duda muy provisor.

 

Dos semanas después en el grupo de potrancas ganadoras, la hija de Heron Bay mantiene su invicto al doblegar a Mujadín por 5 cuerpos y sin contemplaciones, mostrando calidad y capacidad corredora. Es así como la gente del Selva Negra deciden inscribirla tan sólo una semana después en el Clásico Edgar Ganteaume, en aquella mega tarde clásica del Sábado 24 de Septiembre dándole la monta a Ramón Eduardo Ibarra, pero pierde su invicto al llegar cuarta, a 10 cuerpos de Princesa, quien para el momento se erigía como la mejor potranca.

 

 

Ferd D’Ferh es sometida a un corto paro y 4 semanas después, regresa en la tarde del sábado 22 de Octubre contando nuevamente con la conducción del “Negrito de San José” en el marco del Clásico Ciudad de Caracas, allí se reivindica de manera categórica al vencer por 1 cuerpo y ¾ a Refrasita, triunfo que la ponía en pelea por el título de mejor dosañera, el cual de dilucidaría en el Clásico Periodistas Hípicos del domingo 27 de Noviembre al parar a las “manos” de Princesa quien vence en dicha prueba, relegando a la linajuda hija de Ferdeleh al cuarto lugar, siendo conducida esta vez por Rafael Torrealba.

 

Una lesión aleja de las pistas a Ferd D’Ferh y ésta reaparecería, ya como tresañera, en la tarde del sábado 18 de Marzo de 1989 con motivo de la Copa Blondy, venciendo por 1 cuerpo y ¾ a la rendidora Monte Stella, regresaba el gran Juan Vicente Tovar al sillín de la yegua, quien volvería a la arena en la tarde del sábado 1º de Abril y vuelve a vencer por la misma diferencia a Monte Stella, lo que la dejaría lista para la Triple Corona de potrancas como una firme candidata a conquistar la trilogía.

 

Dicha trilogía se inicia en la tarde del domingo 7 de Mayo con el Clásico Hipódromo La Rinconada, allí enfrentaría a Star War, Song And Dance, Monte Stella y Spanish Flower entre otras, pero con el “Supercampeón” de guía, Ferd D’Ferh las vuelve a galopar por 4 cuerpos y ¾ a Monte Stella quien por tercera ocasión corrida se conformaba con la posición de escolta, en un formidable 97”4 para la milla. Tan sólo 2 semanas después se disputaba el Clásico Prensa Nacional el 21 de Mayo, allí, la pensionada de Carlos Morales las pulverizaría al galopar de manera abrumadora el segundo de la Triple de Yeguas al poner diferencia de ¡12 Cuerpos! sobre Blaugrana, victoria que la dejaba a tiro de convertirse en la quinta triplecoronada entre las hembras.

 

 

Para la tarde del domingo 11 de Junio, con motivo del exigente Clásico General Joaquín Crespo la inmensa mayoría daba por descontada el triunfo de Ferd D’Ferh y así acompañar a Lavandera, Segula C., Blondy y Gelinotte, máxime que contaba con la conducción de Juan Vicente Tovar, pero las carreras primero hay que correrlas y esa premisa se dio para decepción del público asistente, ya que Ferd D’Ferh fracasaría sin atenuantes al enfrascarse en una lucha estéril con Kinski y caer cuarta a 5 ½ cuerpos de Spanish Flower, dando la impresión de que los 2400 metros fueron demasiado para ella, quien perdía la única oportunidad de entrar en la historia hípica venezolana.

 

Sorpresivamente y ante el asombro de muchos, Ferd D’Ferh aparece inscrita en el Clásico República de Venezuela frente a los machos, dando la monta al “DiabloÁngel Francisco Parra, y el resultado no podía ser otro, dado que venía de recorrer la misma distancia tan sólo una semana antes, al llegar séptima, visiblemente extenuada, a 22 cuerpos de Turrón, quien se doblecoronaría al doblegar en un final no apto para cardíacos a Chito y Randy. Una nueva lesión la alejaba nuevamente del coso capitalino y no correría el resto del año, pero esa perfomance le valió el título de Campeona Tresañera 1989.

 

 

Regresa la castaña en su etapa como yegua madura, corría la tarde del domingo 14 de Enero de 1990 en el marco de la Copa Cipriano Jiménez Macías, allí derrota a la rendidora Dulce Dama, con Tovar up y dando a entender que la campeona estaba de vuelta, triunfo que a la postre resultaría el último, ya que en su siguiente salida, con motivo del Clásico Arturo Michelena llega segunda a 2 cuerpos y medio de As Cirensica. Las dos siguientes presentaciones de Ferd D’Ferh serían para el olvido, ya que en ambas, fracasa de manera rotunda; se le recrudece una vieja lesión y la yegua es retirada definitivamente de las pistas venezolanas al no poder recuperarse.

 

Fue pensionada en el Haras Los Aguacates por el Sr. Ramón Strubinger, donde cumplió campaña como reproductora, de una manera exitosa, destacando a través del ganador clásico Strubinger (Semental), la selectiva Amazing Ferh, y los ganadores Gran Soñador, Salut D’amour, Vickyvictoria, Green Power y Por un Maní (madre de Por Un Montón). El Sr. Gustavo Sansón confirmó que fue pensionada en el Haras Tamanaco, donde compartió un potrero con Morriña, Suisitna y una yegua de su propiedad.

 

En total, Ferd D’Ferh dejó un total de 15 participaciones con 8 primeros, 1 segundo, 3 cuartos y 3 veces fuera de la pizarra con una producción en metálico de Bs. 3.588.800. Fue una campaña efímera, pero que dejó huellas en la afición hípica venezolana quien se deleitó con esta noble a quien se le rinde este pequeño homenaje, perpetuando su campaña como corredora en la historia de las grandes corredoras que han pasado por las pistas venezolanas.

 

 

 

 Fuentes: Sr. Agustín Pérez (fotos), Ing. Juan Macedo, Sr. Gustavo Sanson (foto), Revista Guía Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 29 de noviembre de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados