Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Ganadero

(Ven, 1958, Mighty Ocean en Vencida por A Volanté)

Por Juan Macedo

 

Un verdadero gran purasangre criollo olvidado por la gran mayoría de la afición hípica, ese es Ganadero, un zaino criollo nacido el 6 de marzo de 1958 en el Haras Monagas, que corrió para los colores oro con franjas azules del Stud Maribel de los señores Alexander Bratt y Julio Pantin.

 

Debutó bajo el entrenamiento de Millard Ziadie como dosañero el sábado 8 de octubre de 1960 con la monta de Teófilo Tosta figurando quinto a 2 cuerpos de Corimán en recorrido de 800 metros. Para su segunda presentación salió airoso en 1200 metros con la monta de Julián Ríos, sacando 10 cuerpos de ventaja a Prendefuego y agenciando tiempo de 74”2. El 17 de diciembre con Juan Eduardo Cruz en sus lomos figuró tercero a 7 cuerpos de Rayo E' Luna en el Handicap de Comparación.

 

A los 3 años, bajo la tutela de Miguel Torrealba logró otro triunfo y una buena figuración antes de correr en el Clásico Inauguración Francisco de Miranda, donde figuró tercero a cinco cuerpos de la rendidora Incendiaria. Se mantuvo corriendo y triunfando en el lote común, donde debió superar alto handicap dada su superioridad y sin embargo superó a los buenos prospectos de su generación. Participó en el Clásico José Antonio Páez donde figuró quinto del ganador Guanábara, y ahora con el entrenamiento de Millard Ziadie enfrentó a los maduros en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación, donde cayó el invicto de Gradisco, derrotando además a Guanábara, Nagasaki, Suata y Lanzeta.

 

 

Después del segundo a 3 cuerpos de Lluvia en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, llegó Ganadero al Clásico República de Venezuela y se desquitó de Lluvia imponiéndose por medio cuerpo en 155”3 para los 2400 metros. Luego Ganadero seguía anexándose victorias y realizando grandes demostraciones, incluyendo un tercer puesto a menos de dos cuerpos de Lluvia y Lavandero en el Clásico Cría Nacional. En ocasión del Clásico República de Venezuela, Don Millard se ubicó en la pista de grama (como lee, pista de grama) a 350 metros de la llegada, con el objeto de observar a su pupilo que al pasar por allí llevaba amplia ventaja; entonces Ziadie moviendo con gran velocidad sus piernas emprendió la persecución de su pensionista y la imagen abajo colocada capta el momento en que aparece entre Ganadero y Lluvia, la que avanzó con fuerzas para desplazar a Ziadie del segundo y poner en apuros el triunfo del pupilo de éste. Ziadie en alarde de resistencia, fue capaz de llegar hasta el final y los aficionados le tributaron un estruendoso aplauso como reconocimiento a su entusiasmo.

 

 

 

A pesar que se vino a menos a los 4 años, logró otras victorias y figuró muchas veces en la pizarra, fue mucho lo que logró posteriormente derrotando a buenos corredores, además de los ante mencionados, como Politazo, Cogollo, Europa, My King, Santanita, Tunapuy, Redoblante, Copetón, Rela y otros muchos buenos pisteros, además de enfrentar a los importados de la época logrando derrotar a ejemplares de la talla del chileno Tahoe. Su última carrera fue en el Clásico Cría Nacional de 1964 donde se vió mal a partir del poste de los 1200 metros donde comenzó a perder posiciones para arribar a la meta caminando y en estado deplorable. Completó una agotadora campaña de hasta los 6 años, un total de 91 presentaciones. 19 triunfos, 16 segundos, 16 terceros, 9 cuartos acumulando en premios Bs. 565.409,50. Ingresó a la cría el año 1996 en el Haras Río Seco donde destacó a través del selectivo Paraninfo y los ganadores Lambedora, La Primera (madre de Ferial y Speedy), Comanche, Espectacular, Río Claro, Ganancioso, Lindo y Bello, Areola, entre otros.

 

  

 

Ganadero fue un criollo batallador, no le importaba la distancia, si había de correr, No daba cuartel ni lo pedía. En pocas palabras, fue un criollo que demostró que la cría en Venezuela iba en franco ascenso.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Revista Turf, Sr. Roque Yoris.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de Abril de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados