Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Giácomo

(Ven, 1978, Giacometti en Primulaceous por Vaguely Noble)

Por Abdo Arazi Sayegh

 

Corredores fugaces han dejado huella dentro del hipismo venezolano y un ejemplo bien claro de ello es el importado en vientre Giácomo que brillo de una manera inusual. He aquí una cronología de la vida de Giácomo desde sus inicios hasta lesionarse ¿Que hubiese pasado si Giácomo no se hubiese lesionado? Nació en el año 1978 en el Haras Los Aguacates y corrió para los colores azules con bandas doradas del Stud Tempura, cuyos representantes (Dr. Isaías Medina Serfaty y Sr. José María de Colubi) pagaron Bs. 450.000 en subasta pública.

 

 

Debuta a como dosañero bajo el entrenamiento de “El CaimánDaniel Pérez y con la monta de “El LlaneritoRafael Rodríguez Morales, llegando entre los últimos detrás del ganador Tajoreal en carrera de ajuste, hecho que se demuestra en su siguiente presentación con la monta de Jesús Márquez y el implemento gringolas, respondiendo de manera soberbia por 3 ½  cuerpos sobre Mentón en 82” para los 1300 metros. Su tercera presentación en las pistas caraqueñas fue en enero de 1981 en 1400 metros donde toma venganza y derrota por un cuerpo a Tajoreal.

 

 

 

Por primera vez va al lote selectivo, en la Copa Juan Díaz en 1200 metros, y Giácomo vuelve a ganar de manera terminante por casi 5 cuerpos sobre Solimoes en 72” y comienza a ser considerado como un prospecto y se habla en el posible enfrentamiento con Tropigold y Jaimiquí, que se hace realidad en el Clásico Gobernador del Distrito Federal en 1600 metros, pero se pierde llegando tercero a 4 cuerpos de los ya mencionados sin deslucir en carrera ya que fue por vez primera a la clásica milla.

 

A continuación Giácomo galopa la Copa Hylander en 1600 metros por 6 cuerpos Speed King y Norte Sur, dejando registro de 98”4 sin emplearse a fondo ganando con mucha autoridad y con un Jesús Márquez consintiendo al pupilo del Tempura. Nuevamente en milla, Giácomo participa en la Condicional Especial Charles R. Röhl donde mete otro galope de casi 6 cuerpos sobre Pequeño Lord y Good By en 97”1, esta vez Jesús Márquez empleó al hijo de Giacometti con miras del millonario Selección de Fedeharas.

 

El 5 de abril de 1981 Giácomo produjo momentos de angustia a sus propietarios, al público apostador y aficionado en general cuando se negaba a avanzar hacia el aparato de partidas, Jesús Márquez tuvo que desmontar y fue cuando Giácomo se antojó a ir hacia el aparato de partida, lo que tuvo que hacer Jesús a pié, al no tener otra manera de trasladarse. Fueron 12 minutos de retraso que hubo para la partida del Gran Premio Selección de Fedeharas (segunda versión, la primera la ganó Tío Julio), al darse la partida, Márquez decide tomar la punta de una vez y Giácomo les metería un galope de antología por casi 14 cuerpos sobre El Chaure y Big Secret en 96”3 para la milla demostrando que estábamos en presencia de un gran ejemplar que se superaba en cada salida y lo ratificaba como serio enemigo de los dominantes Tropigold y Jaimiquí. Debido al show montado por Giácomo, Daniel Pérez decide quitarle las gringolas en la Copa Pedro Emilio Yumar y Flechón lo sorprende ganando de punta a punta por ½ cuerpo en carrera en donde Giácomo saldría a perseguirlo incluso emparejarlo en los 300 metros finales, pero definitivamente el nieto de Vaguely Noble extrañaría sus gringolas.

 

 

Para la milla del Clásico José Antonio Páez, Daniel Pérez le coloca nuevamente las gringolas a Giácomo, mientras que Tropigold y Jaimiquí copaban el favoritismo de los entendidos. Pero el pupilo del Stud Tempura con un Jesús Márquez apilado y fustigando pasó de viaje a liquidar una gran carrera con dos cuerpos de ventaja sobre Jaimiquí y Tropigold dejando a medio mundo boquiabierto en tiempo de 96”2 retomando su nivel y demostrando que sus triunfos anteriores no fueron obra de la casualidad.

 

 

Como el único representante de la generación nacida en 1978 de obtener la Triple Corona Nacional, Giácomo participa en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría. Se da la partida y Flechón domina gran parte de la carrera con Coquetón y Jaimiquí presionando, Giácomo y Tío Julio en los últimos, en los 600 metros finales Giácomo inicia avance que parecía pasar de viaje y de repente el caballo se queda en la atropellada y entra abierto en la recta final y Jesús Márquez fustiga sin repuesta alguna para luego dejarle tranquilo. Giácomo no sólo fracasó en su propósito de obtener la segunda corona, sino que además pudo haber terminado como pistero, pues finalizó último a 19 cuerpos de Jaimiquí concluyendo en condiciones lamentables cuando un problema de tendón hizo crisis, arribando último y su jinete debió desmontarlo casi inmediatamente después de cruzar la meta, pues acusó una fuerte claudicación.

 

Posteriormente Giácomo reaparece a finales de diciembre pero evidentemente no era el mismo, a pesar que realizaba carreras decorosas ante lo más granado de La Rinconada, incluso figuró cuarto a cuatro cuerpos de Popocatépetl en el Clásico de los Sprinters, después derrotó por pescuezo al veloz Petrolero en 1400 metros agenciando 85”3 con la monta de Ricardo Wloka. Un tercer lugar muy cerca en el Clásico José María Vargas, carrera ganada por Big Secret (donde murió apenas traspasando la meta) daban muchas esperanzas en el fututo pistero de Giácomo y fue inscrito para participar el 28 de marzo en el Clásico Periodistas Hípicos, pero la vieja lesión en los tendones hizo crisis antes de la carrera, inutilizándolo definitivamente como pistero, así completando una campaña de 17 actuaciones con 8 triunfos y acumular la cantidad de Bs. 2.091.160 en premios.

 

 

El 30 de marzo de 1982 se le decide enviar al Haras San Francisco, donde fue pensionado y recibió algunas oportunidades, la mayoría de yeguas de su propietario, destacando con la selectiva Dawn Princess y los ganadores Taylor, Golden Drop, Gotcha, Imperial Dawn, Mister Ike, Basik, Modenesa, Savage Dawn, Danzatore, Coralina, entre otros.

 

 Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de Agosto de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados