Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:
Golden Arrow
(Ven, 1978, Uncle Vernon en Get To Market por Farm To Market)
Por Juan Macedo

 

Han existido en nuestra hípica grandes corredores que, a pesar de sus innumerables problemas físicos, pudieron llegar más allá de ser simples ganadores clásicos. Un ejemplo de ello fue el excepcional criollo Golden Arrow, que en su corta campaña demostró una garra corredora que sólo se observa en los grandes campeones.

 

Golden Arrow nació el año 1978 (perteneciente a una generación elitesca, la misma de Tropigold, Jaimiquí, Giácomo, Tío Julio, Tajoreal, Big Secret, Flechón, etc.) en un haras "familiar" y muy poco conocido llamado Caicarita, del Dr. Kaspar Von Wachter, quien a su vez fue su propietario durante su campaña pistera y en la cría. Era un descendiente del norteamericano Uncle Vernon (Jean's Joe) en la también norteamericana Get To Market por Farm To Market, un pedigree que según los expertos en la materia no indicaba nada esperanzador para su performance en el óvalo caraqueño.

 

Golden Arrow era un ejemplar de un físico envidiable de 450 ks y su debut en las pistas -tardío por cierto- fue un domingo 9 de agosto de 1981, a la altura de la sexta válida para el juego del 5 y 6, con el entrenamiento -siempre efectivo- de Don Jesús "Tito" Pérez y la cabalgadura de Douglas "El Jet" Valiente, en un lote de debutantes y perdedores de 3 y 4 años. Un comentario que mostraba la Gaceta Hípica en su restrospecto decía textualmente "Las posibilidades de que este potro pueda convertirse en un pistero rendidor surgen de la forma como se ha visto durante sus ensayos. Por supuesto no es nada para impresionar demasiado, aunque si lo suficiente para que pueda lucirse en estos lotes", que definitivamente fue un comentario muy conservador para el futuro brillante de este noble purasangre. A pesar de los contratiempos en carrera, donde no pudo desarrollar la velocidad que lo caracterizó durante su vida pistera, materializó un avance final que le permitió obtener la segunda casilla detrás del rendidor Cotopaxi -que agenció 86"2 para los 1400 mts- apenas a 2 cuerpos. Tres semanas después logra su primer triunfo de extremo a extremo, esta vez con Jesús "El Negro" Márquez, al reverendo galope -por casi 15 cuerpos- sobre el ejemplar Espadazo, agenciando 92"3 para los 1500 metros. Su modo locomotivo daba a entender que tenía una gran capacidad para las distancias de aliento.

 

Su entrenador, el veteranísimo Tito Pérez, lo llevó con mucha calma y así, con el negro Márquez obtiene su segundo triunfo, por más de 7 cuerpos, sobre el ejemplar Coro Colonial en 85" flat para los 1400 metros, siempre de punta a punta. Dos semanas después sufre su segunda derrota, al llegar tercero de Mar Océano a dos cuerpos. Esta carrera fue la excusa para montarle al campeón de los jinetes, Juan Vicente Tovar, que lo hace ganar por 8 cuerpos en el lote de ganadores de dos carreras y agenciando 93"2 para los 1500 metros. Su siguiente triunfo, con Tovar, quien sería su jockey oficial, fue un galope atronador de 20 cuerpos sobre el rendidor My Sweet Lord, dejando marca de 97"2 para la clásica milla. Sus últimos dos triunfos daba a entender que estábamos en presencia de un prospecto excepcional.

 

Problemas físicos lo alejan por tres meses y reaparece, como cuatroañero, en Marzo de 1982 en el fuerte lote de ganadores de 4 carreras, donde supera fácilmente al rendidor Mil Carcajadas por 3 cuerpos y dejando crono de 98"3 para los 1600 metros. Dos semanas después, de nuevo con la monta siempre efectiva del campeón Tovar, participa en su prueba de fuego, la Copa Hypocrite, la cual logra ganar con mucha comodidad -corriendo como siempre en punta- con una ventaja de 3 cuerpos sobre el selectivo Coquetón y parando los relojes en 114"4 para la vuelta completa al óvalo. Era su primera prueba selectiva y además su primera carrera en distancia de aliento, que fue superada con gran solvencia por el vástago de Uncle Vernon. La siguiente carrera fue inexplicable. Se escenificaba la Copa Miguel Alfonzo Ravard en 2000 metros, y Golden Arrow corre segundo a la expectativa del veloz Flechón. Esa estrategia no funciona y Flechón duerme al lote para obtener el triunfo en tiempo de 129"2. Golden Arrow apenas logra llegar quinto a 3 cuerpos, la carrera donde llega más lejos en su corta campaña.

 

Sus propietarios -la familia Von Watcher- no pierden la esperanza en su caballo y lo inscriben en el Clásico Presidente de la República en 2400 metros con la monta del inigualable Tovar. A pesar de la presencia de ejemplares de la talla de Tajoreal, In y Guadamil, la estrategia tomada fue "dejar correr" a su pupilo como estaba acostumbrado. Y así fue. Se da la partida y Golden Arrow toma la delantera, los parciales son de 23"1 los 400, 71"4 los 1200, 97"3 en la milla y 124"4 para los 2 kilómetros. Para ese momento el veterano In se le acerca peligrosamente y atenta contra la victoria del nieto de Farm To Market, pero la gallardía y guapeza mostrada por este ejemplar es tal que no sólo soporta el fuerte avance del pupilo de Daniel Pérez, sino que le saca dos cuerpos y medio de ventaja al momento de cruzar la meta, con un sensacional remate de 25"1 en los últimos 400 metros, dejando un tiempo definitivo de 150" exactos, In logró el segundo, la yegua La Chachi remató para el tercero y Tajoreal cuarto a seis cuerpos. Apenas al cruzar la meta Juan Vicente Tovar se baja de la cabalgadura porque había notado que el gallardo ejemplar se había sentido en los últimos metros de la clásica carrera. Ese titánico esfuerzo derivó en una lesión en el Tendón de la mano inquierda que lo alejó de las pistas. El grupo veterinario y su entrenador hicieron el máximo esfuerzo para recuperar a este purasangre para su posible participación para el Gran Premio Clásico Simón Bolívar de 1982, pero Golden Arrow ya tenía su destino marcado.

 

 

Fue retirado a la cría en el mismo haras que lo vio nacer, Haras Caicarita, donde en una producción muy limitada dio a los ganadores Gadget, Golden Pistol, Gomosita, My Friend Dexter, Golden Kenny, Go Haley, Spring Day, Goldamie, Bella Marina, Silver Silk, Tango Tito, Happy Bird, Tacajo, Frankely, El Cotoperí, A Media Luz, Culebrita (madre de Gullanero), Golden Pride (madre de Small Wolf), Gold In Pocket (madre de Don Juancho).

 

 

En definitiva, Golden Arrow participó en diez carreras (3 selectivas) triunfando en 7 de ellas, y lo más lejos que llegó fue a tres cuerpos. Acumuló en ganancias un total de Bs. 1.819.880. Sólo la imaginación de nosotros como hípicos podrá decir hasta dónde podría haber llegado este fenomenal corredor.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 22 de Junio de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados