Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Gran Tiro

(Ven, 1971, Gilleto en Edwige por Tapuia)

Por Juan Macedo

Con una historia llena de vaivenes por su complicada salud, Gran Tiro era un alazán de unos 450 kgs de peso físico que nació el 9 de febrero de 1971 en el Haras Santa Lucía, ubicado en la población de Caja Seca, estado Zulia, este caballo tendría como destino triunfar en las pruebas internacionales de la época. Corrió para los colores del Stud Tiro de Doña Yolanda Pérez de Soto y siempre fue preparado por Don Antonio Algarbe.

Debutó triunfante con Efraín Pérez sobre Botín el 8 de julio de 1973 atropellando por la baranda y agenciando 62" para el kilómetro, de ahí continuó su campaña fructifera hasta figurar segundo de Naar a 3 cuerpos y medio en el Clásico Antonio José de Sucre tras sortear algunos tropiezos. El 02 de diciembre obtiene su primer triunfo selectivo en el marco de la Polla de Criadores para Potrillos, superando en sensacional atropellada por pescuezo al rendidor Danubio y un reclamo en su contra, dejando crono de 87"4 para los 1400 m con la monta de quien fuese su jockey oficial, Efraín Pérez. Dos semanas después participa en el Clásico Comparación donde cae derrotado por cuerpo y medio de Paldillar y Segula C.

Gran Tiro

Ya como tresañero reaparece triunfante en la milla del Clásico Francisco de Miranda sorprendiendo a Segula C y Run Run por 5 cuerpos y parando los relojes en 103" flat. Un mes después triunfa por primera vez sobre la milla en la Copa Charles Röhl derrotando por cabeza a Run Run, agenciando 119"1 para los 1800 m. Sigue su carrera ascendente en el lote común hasta participar en el Clásico José Antonio Paez donde fracasa detrás de Garzón, pero se reivindica en los 2 kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría al derrotar por nariz al selectivo Tanius, pero cae derrotado desde el tercero por Segula C y Rosetón en el Clásico República de Venezuela.

Las lesiones hacen crisis en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación donde fracasa y no es sino hasta el primer semestre de 1975 cuando reaparece el nieto de Tapuia y de manera triunfante en una prueba común conducido por Manuel Lira, pero fracasa tres veces seguidas la cual amerita otro descanso. Reapareció el 30 de agosto con Juan Vicente Tovar figurando sexto a ocho cuerpos de Baklava. Pero estaba destinado a una recuperación extraordinaria que lo va colocando en plan estelar y logra figurar segundo en el Clásico Cavepro detrás de Arañazo, aquella carrera donde Juan Vicente Tovar obtiene su primer triunfo clásico. También obtiene la figuración de escolta, con la conducción de Angel Francisco Parra, en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios en carrera ganada por Guache.

Tres semanas después, hacía el último domingo de octubre, disputando el magno Premio del calendario hípico local, el Simón Bolívar, reedita la proeza conseguida en 1966 por Socopó, cuando fue capaz de superar en final dramático, en una pista embarrialada por una tarde lluviosa, a un selecto grupo de caballos importados, formados por los norteamericanos Set N Go, Léxico y Eso, el primero de ellos jugaba como gran favorito. Los mismos no pudieron ante la arremetida del criollo, que terminaría superando por cabeza a su escolta inmediata, el raudo Set N Go, el pequeño gigante de la época.

Era la última temporada en que se corría con caballos importados, pues ya se había decretado la nacionalización del espectáculo, que ponía fin a la traída de ejemplares de otros polos de la actividad hípica mundial, como no fueran para la cría nacional en carácter de reproductores. Así que, el triunfo obtenido por Gran Tíro, vino a cerrar con broche de oro la confrontación del caballo nativo ante los lotes importados. Este Gran Tiro fue conducido en esa oportunidad por Angel Parra.

Tres semanas despues cae derrotado por Guasipati y Guache en el Clásico Cría Nacional, pero el 06 de diciembre, cuando La Rinconada fuera sede del noveno Clásico Internacional del Caribe, de nuevo Gran Tiro cumpliría con la afición hípica local, al repetir el triunfo logrado, dos años atrás, en 1973 por el triplecoronado El Corsario en una prueba previa al máximo evento caribeño denominada, Gran Premio Confraternidad del Caribe para caballos de cuatro y más años del área.

En dicha prueba intervinieron diez ejemplares, a saber: dos de México, dos de Puerto Rico, dos de Panamá y cuatro de Venezuela. Aquí Gran Tiro hizo uso capacidad corredora para las distancias de aliento y en un efectivo remate bajo la conducción de Angel Francisco Parra pasa adelante al entrar en la recta final, para luego adjudicarse la prueba con siete cuerpos de ventaja sobre otro criollo, Guache, seguidamente otro venezolano, Preludios. En el cuarto llegaría Batiyen de México y en el Barreminas de Panamá (ganador del anterior Internacional del Caribe), el tiempo registrado por el tele timer fue de 128"4 para los 2000 m. Esta prueba sería consagratoria para el hijo de Gilleto, que con esto daba fe de su gran calidad, la cual estuvo precedida de una campaña bastante efectiva y gracias a ella obtiene el título de Campeón Criollo de 4 y más años.

Cuatro meses después, ya en 1976 y como cincoañero, cumplió con su última presentación en las pistas venezolanas al derrotar de manera contundente a Encantado y Victorioso en el marco del Clásico José María Vargas, agenciando 130" exactos para los dos kilómetros con la monta de "El Mudo" Jesús Rodríguez, fue inscrito en el Clásico Presidente de la República pero las lesiones impidieron que continuara campaña, dejando su productiva campaña de 31 actuaciones con 11 triunfos, 7 segundos y 5 terceros acumulando la suma de Bs. 1.328.915,20 a sus propietarios.

Ya retirado a la cría en el mismo haras que lo vió nacer, el Haras Santa Lucía, destaca con una producción limitada con algunos buenos corredores selectivos como Gran Paquete (Semental), Grand Champs y Gransilvia (madre de Star Red), además de otros corredores como Lady Cup (madre de Sirocco y Lady Atractiva), Gran Bow, Cosquillosa, Gremial, entre otros. Gran Tiro murió víctima de un infarto el 15 de marzo de 1981.

Fuentes: Revista Hipódromo, Revista Gaceta Hípica

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 08 de mayo de 2003

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados