Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Great Chama

(Ven, 1995, Turn Here en Notonebid por Woodman)

Por Juan Macedo

 

Como siempre, la memoria se esconde en los lugares más inverosímiles y, a veces, de casualidad, en el medio de otras conversaciones surgen recuerdos que son inolvidables, como por ejemplo están las carreras del noble castaño Great Chama, que logró adentrarse en la memoria la afición hípica, que aún recuerda con júbilo las grandes batallas que brindó durante su campaña. Nació el 14 de abril de 1995 en las verdes praderas del Haras El Bosque y durante su vida pistera lució los colores verdes y rojos del Stud Tribu de su criador Alfredo Toledo Guerrero en sociedad con el recordado jinete Douglas Valiente, bajo el entrenamiento del eficiente Morris Salswach.

 

Debutó en el Hipódromo La Rinconada el 8 de febrero de 1998 con José Padrón en su cabalgadura en distancia de 1300 metros, que recorrió en 78”1 para derrotar de manera contundente a Cantoreal con ventaja de 7 cuerpos. Luego de un reposo de 3 meses, reapareció el 2 de mayo con la monta de Henry Salazar, quien logró conservar su invicto de manera dramática al derrotar con apenas pescuezo de ventaja al rendidor Curtiss, dejando crono de 77”1 para los 1300 metros. Dos semanas después, en su tercera salida, “debutó” en su cabalgadura Douglas Valiente, quien lo llevó a un cómodo triunfo con ventaja de 4 ½ cuerpos sobre Midnite Kiss, parando los relojes en 78” exactos para los 1300 metros.

 

El 5 de junio continuó su meteórico ascenso derrotando fácilmente la veloz Compac Disc con ventaja de 5 largos, agenciando 82”4 para el recorrido de 1400 metros. Con apenas una semana de descanso, participó en su primera selectiva, la Copa Iraquí, donde no tuvo problemas para conservar su invicto cruzando la raya con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre Rezongón, agenciando 83” flat para los siete furlones. Es aquí cuando hay un “parteaguas” (un antes y un después) en la vida pistera del nieto de Woodman, ya que el 5 de julio fue retirado por inapetencia y dos semanas después participó en el lote común de ganadores de 4 ó 5 en distancia de 1400 metros, pero viéndose físicamente disminuido, algo que demostró en carrera ya que no fue el mismo y cayó derrotado desde el quinto lugar a 2 ¼ cuerpos de Garantón, perdiendo así su invicto.

 

Fue llevado con calma y reapareció el 30 de agosto figurando quinto a 3 ¾ cuerpos de Don Prince. Un mes después fue probado en los cuatro codos (en 1800 metros) donde perdió una increíble a cabeza de Workouts y el 11 de octubre en el mismo recorrido no pudo desde el tercer lugar a 5 ¾ cuerpos de Fortísimo. Great Chama fue nominado como suplente para correr en el Clásico del Caribe, pero sus allegados estaban conscientes de que estaban en presencia de un millero excepcional, hecho que demostró el 15 de noviembre cuando ganó en forma magistral la Copa Cañonero que recorrió los 1600 metros en 97”1 con cierta facilidad, mientras Artemisio y Wabasha se venían con fuerza en los metros finales, pero sin poner en peligro la victoria del descendiente de Turn Here.

 

Great Chama, oficialmente como cuatroañero, reapareció el 17 de enero de 1999 en los 1400 metros de la Copa El Gran Sol donde cruzó el disco en ganancia con 4 ¾ cuerpos de ventaja sobre Gratiñón, parando el cronómetro oficial en 83” exactos para el recorrido.

 

 

Pero el 28 de febrero fue el día que muchos hípicos recuerdan de manera muy especial, cuando se escenificó la Copa Ta’ Fino en la clásica milla. Desde la partida Great Chama salió a buscar la punta, seguido muy de cerca por Montezuma, que en los primeros 600 metros pasó a dominar con menos de un cuerpo al pupilo de Morris Salswach, éste no se amilanó y ambos purasangres se vinieron en un cabeza a cabeza en los últimos 600 metros finales, un espectáculo sensacional y emocionante, digno del público presente, donde dos astros de la fusta, Douglas Valiente y Ángel Alciro Castillo, dieron una verdadera catedra de conducción de un purasangre de carreras. La meta los sorprendió y la fotografía dilucidó nariz de ventaja para Great Chama, con fabuloso registro de 95”1. Como anécdota, en el año 2020 Sábato D’Ángelo realizó una encuesta sobre los grandes finales de nuestra historia hípica, siendo uno de los más votados, solo superado por el final del Clásico Presidente de la República de 1983 (Trinycarol, Ristre y Tajoreal).

 

 

El 20 de marzo participó en el Clásico José María Vargas, probando nuevamente su capacidad en los cuatro codos, pero el intento fue infructuoso, ya que apenas logró quedar quinto a 13 cuerpos de Raen. Problemas físicos obligan a sus allegados a retirar de manera temporal al notable millero del ruedo capitalino.

 

Great Chama reapareció el 17 de octubre en marco de la Copa Domingo Noguera Mora donde logró secundar a 1 ½ cuerpos a King Of Gold. Tres semanas después participó por segunda vez en la Copa Cañonero y logró adjudicárselo por segunda vez, en esta ocasión superó a Ángelo Belle con 1 ½ cuerpos de ventaja y crono de 95”4 para la clásica milla.

 

El hijo de Turn Here del Haras El Bosque, ya con cinco años a cuestas, reapareció el 13 de febrero de 2000 en el Clásico Socopo y en tremenda demostración terminó superando por ½ cuerpo a It Comes Well, que parecía ganador a mitad de la recta final pero su jinete Ángel Castillo mostró exceso de confianza sin percatarse de las reservas que traía su rival, registrando 95” exactos para los 1600 metros.

 

 

Luego de un breve receso, Great Chama reapareció el 1 de abril en el máximo lote con la monta de Renzo Romero y en recorrido de 2000 metros, que definitivamente no eran de su agrado, figurando quinto a 5 ¾ cuerpos de Juan Ramón. El 29 de abril Great Chama con la monta de Ángel Alciro Castillo y Che Pibe se trenzaron en fuerte lucha por la posición de vanguardia, a todas estas King Charles atropelló con fuerzas por centro de cancha y en los 150 finales aprovechó para llevarse el lugar de honor de manera sorpresiva, dejando a Great Chama en el tercer lugar a 2 ¼ cuerpos. Un mes después, ahora con Rafael Torrealba en su cabalgadura, participó en la Copa Revista Hipódromo, pero fue sorprendido por Prince Amedeo conformándose con el lugar de escolta a ¾ cuerpo.

 

Great Chama no corrió más. Sus problemas físicos le impidieron continuar su campaña pistera, a pesar de los múltiples intentos de la cuadra. Incluso intentó reaparecer el 11 de marzo de 2001, pero fue retirado. Completó un total de 19 actuaciones, en los cuales triunfo en 10 ocasiones, además de 3 segundos, 2 terceros y 4 quintos, acumulando en premios Bs. 30.321.940. Fue enviado al Haras El Bosque donde fue recuperado con la intención de ser probado en la cría, fue cedido al Haras Saint Moritz con esa finalidad, pero falleció a finales del año 2003 de una enfermedad de desorden locomotivo que no le permitía mantenerse en pie, perdiéndose un posible buen semental.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas A., Sr. Agustín Pérez F., Sr. Juan M. Arredondo Q., Sr. Sábato D’Ángelo.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, miércoles 31 de marzo de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados