Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Green Gold

(Ven, 1995, Jack Of Clubs en Green Ever por McKenna's Gold)

Por Juan Macedo

 

La zaina Green Gold será recordada por su notable atropellada y su sorpresivo triunfo en la prueba más importante del Calendario Hípico Venezolano: el Gran Premio Clásico Simón Bolívar. Nació el 8 de marzo de 1995 en las praderas aragüeñas del Haras Tamanaco y fue adquirida por el Sr. Yhorman Prieto para lucir la chaquetilla del Stud El Cabo Prieto. Fue alojada en la cuadra de Agustín Bezara Castro para su cuido y entrenamiento.

 

El 26 de julio de 1997 hizo su debut la nieta de McKenna’s Gold en el Hipódromo La Rinconada con la monta de “RoyRoger Rengifo en recorrido de 1200 metros, donde logró un decoroso tercer puesto a 4 cuerpos de Danielissima. El 9 de agosto con la monta de Juan Vicente Tovar mostró una sensacional atropellada que le sirvió para dar alcance y superar a Trepadora en final dramático, agenciando 68” exactos para los 1100 metros. Problemas físicos con sus manos la alejaron de la arena caraqueña por el resto del año.

 

Ya como tresañera, Green Gold reapareció el 15 de febrero con la monta de José Javier Zerpa y lo hizo de manera triunfal, superando a Silver Speed con 1 ½ cuerpos de ventaja y parando el teletimer con 79”4 para los 1300 metros. Su propietario asumió el riesgo y la inscribió en la milla del Clásico Congreso de la República. La carrera se dio el 7 de marzo y a las órdenes de José Javier Zerpa aprovechó el fuerte tren de carrera que implantaron tanto Amandina Queen como Radiance, para atropellar efectivamente y salir avante, con ventaja de 4 ¼ cuerpos, agenciando 98”2.

 

 

El 4 de abril Green Gold corrió lejos en las primeras de cambio de la Copa Miss Marena y al final no pudo darle alcance a la puntera Beyavirmay, perdiendo en final cerrado. El 18 de abril atropelló con mucha fuerza, pero un fuerte tropiezo propinado por Lady Raquel, fue la causa de su derrota en la Copa Cantaura y el posterior reclamo. Los Comisarios dictaminaron que si había causa justificada y Green Gold pasó a ganar por la vía local. Los problemas en sus manos le impidió correr en el primer paso y fue hasta el 31 de mayo cuando reapareció en el Clásico Prensa Hípica Nacional, pero su desempeño fue opaco, ya que figuró quinta a 13 cuerpos de Lady Raquel. Una carrera que no debió correr, ya que magnificó sus lesiones.

 

Green Gold reapareció el 7 de febrero de 1999 luciendo los colores del Stud Miss Wilford (el Sr. Yhorman Prieto cedió parte de la yegua a su entrenador Agustín Bezara) ante el lote común con la monta de Alcides Abreu en recorrido de 1800 metros, figurando en el tercer puesto a 3 cuerpos de Raising Glory. Tres semanas después, en la clásica milla y con la monta de Kendry Castillo, logró un bonito triunfo en gran atropellada sobre Bitácora, lamentablemente cruzó su línea de carrera y tuvo que ser distanciada al segundo puesto. El 7 de marzo fue inscrita en el máximo lote común y bajo la conducción de Richard Bracho triunfó sorprendiendo a la favorita Beyavirmay en plena sentencia, dejando crono de 117”3 para los 1900 metros.

 

Parecía que los dos kilómetros del Clásico Gustavo J. Sanabria iba a favorecer a la nieta de Green Thumb, pero no se entendió con su jinete, “El JetDouglas Valiente, y se conformó con el cuarto puesto a 5 ¾ cuerpos de Beyavirmay. El 4 de abril regresó al lote común con la monta de Richard Bracho, para figurar tercera a 1 ¾ cuerpos de la tordilla Visión de Luz.

 

Luego de participar en la milla de la Copa Inland Voyager con la conducción de Irwin Rosendo, donde el recorrido se le hizo corto para quedar séptima a 4 ¾ cuerpos de Red Princess, el 15 de mayo regresó al lote común y con Emisael Jaramillo reverdeció laureles al atropellar con éxito para superar por un cuerpo a La Reconquista y Lady Raquel, dejando crono de 120”2 para los 1900 metros. Dos semanas más y en dos kilómetros, Green Gold repitió la historia en la Copa Mario Mauriello ante La Reconquista con ventaja de un cuerpo, agenciando 125”3.

 

 

Tras un breve descanso, el 10 de julio Green Gold corrió ante el lote común en recorrido de 1800 metros, pero se encontró con una irreverente Helena Mía que la relegó a 1 ¼ cuerpos en el tercer puesto. Una semana después participó en la milla del Clásico Día de la Armada donde se conformó con el cuarto puesto a 4 ¼ cuerpos de Beyavirmay. Regresó al lote común para tomar venganza de Helena Mía, a la que relegó al lugar de escolta a 2 ½ cuerpos dejando crono de 122”2 para los 1900 metros.

 

El 15 de agosto, teniendo como escenario los dos kilómetros del Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo, la hija de Jack Of Clubs atropelló con energías pero no pudo dar alcance a la triplecoronada Starship Miss que la superó por 3 ¾ largos. Tres semanas después, en los nueve furlones de la Copa Fetrahípica, se encontró con una Beyavirmay crecida en punta que logró contener su atropellada y vencerla por apenas pescuezo. Luego de figurar quinta de Hechicera a 7 ½ cuerpos, el 2 de octubre participó en los dos kilómetros del Clásico Burlesco con la monta de “El PumitaJosé Luis Rodriguez para figurar en el cuarto puesto a 1 ¾ cuerpos de Beyavirmay.

 

Green Gold presentaba una excelente condición física y sus propietarios decidieron inscribirla en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, enfrentando a un nutrido lote, en las que contaban las también yeguas Beyavirmay y La Emperadora. Todos los jockeys de la cuadra tenían ya monta asignada y fue cuando voltearon a ver a “El ZancudoArgenis Rosillo, un látigo guayanés que se encontraba en situación de retiro y retomó ese año el látigo, que tenía récord de 17 participaciones en el evento sin lograr la victoria (casualmente su mejor actuación fue con una yegua, Trampa, en 1976, cuando llegó tercera de Naviero).

 

La partida del magno evento se dio el 31 de octubre, el desarrollo de la prueba fue sorpresivo ya que Gladstone forzó el tren de carrera y obligó a los demás corredores a adelantar la estrategia. Luego de girar el primer codo se entregó para dar paso a Beyavirmay, Huracán David, Cantoreal y Rommerpaz, dejando en un segundo pelotón al resto. En la última curva It Comes Well avanzó y se vino a la punta, Green Gold vino en gran avance y en una lucha que protagonizaron ambos ejemplares a lo largo de la recta final sacó mejor partido It Comes Well y pasó la raya en ganancia.

 

 

Se presentó reclamo y ante el asombro de los aficionados presentes en La Rinconada, los Comisarios ordenaron el distanciamiento de It Comes Well, decretando como ganadora oficial Green Gold. El video fue decisivo y mostró como Rafael Torrealba, jinete de It Comes Well, tomó con su mano derecha la bota izquierda de su colega Argenis Rosillo (Green Gold), para cometer el fatídico foul en los 200 metros finales (adicionalmente le dio un foetazo en la cara) que cortó la atropellada de la nieta de Sir Ivor. Así Green Gold se convirtió en la sexta yegua que logra ganar el magno evento, al igual que Pensilvania (1959), Feusinha (1965), Trinycarol (1982), Princess Run (1985) y Climalba (1991).

 

Esa fue la última actuación de Green Gold. Las lesiones hicieron crisis y le impidieron continuar campaña. Corrió un total de 23 ocasiones, de las cuales en 9 saboreó las mieles del triunfo, además de 4 segundos, 4 terceros, 3 cuartos y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 57.804.365. Fue enviada a la cría, negociada al Haras Monumental de la familia Miglietti. A pesar de tener problemas de fertilidad, en ese establecimiento de cría ha destacado como yegua madre, por intermedio de la ganadora clásica Blessing For Me; la selectiva Brickell Star; y los ganadores Go Potri Go, Rey Canario, Imperial Destiny y Sobreviviente.

 

Fuentes: Diario El Universal, Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de mayo de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados