Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Guadamil

(Ven, 1975, Guadalcanal II en Mizar por Entanglement)

Por Juan Macedo

 

El castaño Guadamil es un gran ejemplo de lo que significa un Caballo de Hierro, cumplió una extensa y brillante campaña durante cinco temporadas desde los 800 metros hasta 3200 metros, soportando hasta 64 kilogramos de handicap. Nació en las praderas aragüeñas del Haras San Marcos (propiedad del Sr. Antonio José Istúriz) el 13 de abril de 1975 y fue entrenado durante su campaña en el Hipódromo La Rinconada por "El Number OneManuel Medina, corriendo inicialmente para los colores del Stud Niña Belén de la familia Planes.

 

Desde su debut, Guadamil siempre se le tuvo en alto concepto a pesar de ser pequeño, participando en pruebas selectivas, pero le tocó enfrentar en su grupo generacional a los fenomenales Torrejón, Auroreño y Blondy, además de los rendidores Doctor G, Siboney y Pompeyo. Sin embargo, ante la ausencia de los rivales mencionados, el 16 de abril de 1978 Guadamil se anotó la segunda versión del rico Gran Premio Polla de Acrica superando por dos cuerpos y medio a Gran Nube, conducido por el Supercampeón Juan Vicente Tovar (que de esa manera arrasó con los premios organizados por Acrica, ya que en carrera anterior llevó al triunfo a Díscolo y una semana antes a Blondy), agenciando 92”4 para los 1500 metros.

 

 

El 27 de mayo figuró segundo con Juan Vicente Tovar a cuerpo y medio de Pompeyo en los 1900 metros de la Copa Gaceta Hípica, figuró cuarto a 14 cuerpos de Torrejón en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar y el 25 de noviembre figuró tercero con la monta de Miguel Blanco a nueve cuerpos de Auroreño en la Copa Última Hora Hípica. Dos semanas después logró su cuarto triunfo en sensacional atropellada con “TácataMiguel Blanco en la Condicional Especial Jaime Todd superando a Caroven por medio cuerpo y al resto del lote donde destacaban Doble R, El Balao e Intermedio (por cierto, con ese triunfo Miguel Blanco obtuvo la victoria 60 para graduarse de profesional de la fusta), agenciando 143”1 para los 2200 metros.

 

 

Ya como cuatroañero Guadamil continuó la ruta selectiva, para el 24 de marzo de 1979 figuró tercero en la Condicional Especial Carlos Morales a seis cuerpos del ganador legal Doble R y es el 8 de abril cuando obtiene su quinto triunfo, esta vez con “El NegroJesús Márquez, en los 3000 metros del Clásico Andrés Bello, cuando quiebra la resistencia de Auroreño y tomó la punta, pero El Catalán (de los mismos propietarios de Guadamil) avanzó demoledoramente para darle alcance y nivelarlo en propia sentencia para compartir un triunfo histórico, registrando marca de 199” para los 3000 metros, así de esa manera convertirse en un nuevo millonario del hipismo venezolano.

 

 

 

Dos semanas después, con Julio César Piñero figuró tercero a tres cuerpos y medio de Doble R en el Clásico 19 de abril y al mes caer segundo nuevamente ante Doble R en la Copa El Corsario. El 9 de junio es inscrito en la Condicional Especial Carlos Rodríguez A. donde figuró segundo a dos cuerpos y medio de su compañero de cuadra El Isiro. Irreverentemente el nieto de Citation muestra su casta y conducido por Jesús Márquez, superó en gran atropellada por pescuezo a El Isiro en el Clásico Batalla de Carabobo y Día del Ejército, agenciando 139”2 para los 2200 metros.

 

 

Todo daba a entender que para el Clásico Fuerzas Armadas que Guadamil y Jesús Márquez iban a obtener un fácil triunfo, pero Imbatible sorprendió a propios y extraños para superar por dos cuerpos a Guadamil de manera categórica. No es sino hasta el 29 de julio cuando Guadamil vuelve a saborear las mieles del triunfo, triunfando en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación con 2 cuerpos sobre el veloz Tatuaje parando el teletimer en 122” para los 1900 metros. Nuevamente la mala suerte acompañó al nieto de Citation y el 9 de septiembre cayó batido por casi dos cuerpos de ventaja detrás de la sorprendente Lectura en los 2400 metros del Clásico Presidente de la República. Participó en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, pero apenas pudó figurar quinto a 13 cuerpos de Negresco.

 

 

Ya Guadamil con cinco años, no es sino hasta el 19 de Abril de 1980 con la hábil conducción del "SupercampeónJuan Vicente Tovar en el Clásico Presidente de la República cuando mostró un remate llamativo y tomó venganza de las multiples derrotas propinadas por el campeón Negresco. Tres semanas después figuró tercero a casi dos cuerpos de Alecrim en la Copa El Corsario y el 18 de mayo trató de repetir el éxito del año pasado en el Clásico Andrés Bello, pero su esfuerzo es infructuoso ya que Negresco triunfó de manera aplastante y Guadamil se conformó con un tercer lugar a 16 cuerpos.

 

 

Vuelve a la orbita selectiva el 12 de octubre con Julio César Piñero al figurar segundo a cuatro cuerpos de la atropelladora Tirolesa en los 2000 metros del Clásico Asociación Hípica de Propietarios, un mes después figuró tercero a 21 cuerpos de Sweet Candy en los 2400 metros del Clásico Cría Nacional y a la semana con Willam Mújica sobre sus lomos figuró tercero a cinco cuerpos de Popocatépetl en los 1400 metros de la Copa Última Hora Hípica, una carrera muy buena considerando que corrió fuera de distancia.

 

Ya con seis años a cuesta, Guadamil siguió en la lucha y participó en los 1600 metros del Clásico Burlesco con la monta de Julio César Piñero, donde estuvo a punto de darle caza al rendidor Rey De Bastos, figurando segundo a menos de un cuerpo. A pesar que en toda su campaña Guadamil demostró ser un ejemplar idéatico, ya que un día corre de manera sensacional y a la semana cae derrotado ante ejemplares inferiores en el papel, fue inscrito para participar el 1 de marzo de 1981 en el I Clásico Latinoamericano de Jockey Clubs escenificado en el Hipódromo de Maroñas, Uruguay. Enfrentó con Julio César Piñero y 60 kilos de handicap a lo más granado de la cría sureña y llegó en el séptimo lugar del brasileño Dark Brown, de un lote de diez competidores, derrotando al crack argentino Regidor. Reapareció el 5 de julio de 1981, cuando se escenificó el Clásico Fuerzas Armadas, que fue uno de los más emocionantes que haya visto jamás, con el diminuto Guadamil y el genioso In brindando un final de antología en el que Juan Vicente Tovar sacó a relucir todos sus recursos para superar al conducido de Ricardo Wloka, por estrecho margen de pescuezo. El tiempo de la carrera fue de 210”2 para los 3200 metros, un gran triunfo en el ocaso de la campaña de este guerrero, que completó su campaña pistera de 86 actuaciones con 11 triunfos, 10 segundos, 15 terceros, 14 cuartos y 10 quintos para un total acumulado en premios de Bs. 4.190.280.

 

 

Viejo, lesionado y cansado, nadie quería a Guadamil para la cría y fue llevado hasta el Hipódromo Municipal de Ciudad Bolívar donde realizó una corta campaña en lotes comunes sin éxito. Rescatado por el Sr. Juan Francisco Machado fue llevado inicialmente al Haras El Ávila y luego a su Haras Cheval a pasar el resto de su vida de manera tranquila, recibiendo algunas oportunidades, destacando con algunos ganadores como Vinifar, Sherezade, Marillion, Miss Ribita, Remix, Arantxa, Presumido, Terpsícore, Nizao, Little Orange (que destacó como yegua madre en Colombia) y Ajilaíto. Guadamil falleció el 17 de noviembre de 1991 y de esta forma cerrar parte de nuestra historia hípica.

 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Partida, www.hipicomputo2000.com, Sr. Trino Pulido.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de Agosto de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados