Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Huracán David

(Ven, 1995, Roberto’s Dancer en One For Livermore por Mt. Livermore)

Por Juan Macedo

 

El zaino Huracán David nació el 22 de marzo de 1995 en el Haras Gran Derby del Dr. Mauricio Azar. Fue adquirido en subasta pública por 16 millones y inició su campaña en el Hipódromo La Rinconada bajó la chaquetilla amarilla con estrellas blancas del Sr. David Rahi y el entrenamiento de Juan Carlos Ávila. El peso físico, durante su campaña, fue de aproximadamente 435 kilogramos. Se decía que calzaba escarpines por lo pequeño de sus cascos.

 

Debutó tardíamente el 7 de marzo de 1998 con la monta de William Mujica y a pesar de una pésima partida figuró segundo a ½ cuerpo de Camino. Pasó a la cuadra de Miguel Contini y reaparece el 11 de abril con la monta de Rafael Torrealba donde triunfó (como era de esperarse) con ventaja de 1 ½  cuerpos de Secret Gold y tiempo de 79”1 para los 1300 metros. Sorpresivamente fue inscrito en la milla del Clásico José Antonio Páez con la monta de Roger Rengifo y no decepcionó ya que cumplió una brillante actuación al figurar tercero a 5 ¼ cuerpos de Montezuma. Regresó Rafael Torrealba a la silla del “Huracán” para conducirlo en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, pero no cristalizó las intenciones de sus allegados conformándose con un quinto lugar a 9 cuerpos de Cantoreal. Vuelve “RoyRoger Rengifo para el Clásico República de Venezuela donde se acercó bastante en los finales y quedar tercero a 2 ¼ cuerpos de Montezuma.

 

El 18 de julio regresó al lote común donde logró su segundo triunfo a expensas de Premier que quedó a seis cuerpos, dejando crono de 112”1 para los nueve furlones. Dos semanas después fue sorprendido por The Mistrusted quedando segundo a 3 ½ cuerpos. Participó en el Clásico Socopó sin pena ni gloria, quedando en el octavo puesto a 19 cuerpos de Scott Gordon, la que representó la primera no figuración de su campaña.

 

El 19 de septiembre, en recorrido de 1500 metros, derrotó fácilmente por 4 ½ cuerpos a King Charles parando el tele timer en 90”2. Tres semanas después, en el mismo recorrido, superó a Mickey Python con 10 cuerpos de ventaja y tiempo de 91” exactos. Estos dos triunfos lo dejaron listo para su participación en el Clásico Simón Bolívar, carrera donde mostró destellos de su calidad al figurar tercero a 3 ¾ cuerpos de Jib Dancer. Esta buena actuación, conjugándose con la deserción de los líderes de la generación tresañera, permitió a Huracán David acompañar a High Security a Trinidad y Tobago para representar a nuestro país en el Clásico Internacional del Caribe. El polémico resultado de esta importante carrera es harto conocido, mientras que el descendiente de Roberto’s Dancer con la monta de Douglas Valiente ocupó un decoroso tercer lugar.

 

Huracán David reapareció en La Rinconada el 21 de febrero de 1999 en distancia de 1600 metros con “El RaudoRafael Torrealba en sus lomos donde ganó con ventaja de 7 ½ cuerpos a Capitán Erre, dejando magnífico crono de 95”. Al mes participó en el Clásico José María Vargas donde Raen lo derrotó categóricamente con 7 cuerpos. El 4 de abril ante el máximo lote superó dramáticamente al tordillo Capitán Erre agenciando 124”2 para los dos kilómetros.

 

El 19 de abril fracasó en el Clásico Presidente de la República que se adjudicó Auyán Tepuy, pero mejoró una barbaridad en la milla de la Copa Gaceta Hípica donde fue superado por apenas ¾ cuerpo por Montezuma. Había rumores bien fundados que indicaban que Huracán David se marchaba a los Estados Unidos para continuar campaña, pero el 22 de mayo corrió y ganó con la monta de Angel Alciro Castillo con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Gratiñón, dejando crono de 82”4 para los siete furlones. El descendiente de Roberto's Dancer tomó venganza de Raen en el Clásico Día del Ejército sobre 2 kilómetros, en excelente registro de 124'2, con ventaja de 5 ½ cuerpos.

 

 

El 24 de julio se presentó una emocionante pelea en la recta final de la milla del Clásico Guardia Nacional de Venezuela, con un Capitán Erre que por momentos parecía con intenciones de pasar de viaje con su jinete Emisael Jaramillo haciendo el mejor esfuerzo y por otro lado Rigo Sarmiento mandando y pegando con energías a bordo de Huracán David, que ganó así su segundo clásico de manera consecutiva, bajando de 2000 a 1600 metros, que recorrió en tiempo de 96”4. Luego de fracasar en el Clásico Socopó que ganó Raen, el 5 de septiembre protagonizó otro final emocionante con Capitán Erre, solo que esta vez el tordillo se salió con la suya, dejando al “Huracán” relegado al segundo lugar apenas a cabeza. Luego, en el Clásico Cría Nacional, fue Rommerpaz el que sorprendió al nieto de Mt. Livermore aventajándolo con 1 ¼ cuerpos.

 

 

Se comentó que para el Clásico Simón Bolívar iba a utilizar un nuevo tipo de herraduras sin clavos lo cual le debería hacer sentir mas aliviado, pero desafortunadamente durante el magno evento perdió las herraduras lo que atentó en su performance, fracasando ruidosamente en aquella carrera donde Rafael Torrealba con It Comes Wellle cogió la bota” a Argenis Rosillo que llevaba a Green Gold. Pero la victoria de Huracán David en el Clásico Jockey Club de Venezuela con Douglas Valiente up (donde derrotó con ventaja de 5 ¼ cuerpos a Rommerpaz y dejando crono de 110”4 para los 1800 metros), aparte de reivindicar a un caballo que ha sido muy parejo durante toda su campaña, lo convirtió en el Campeón Maduro de ese año 1999.

 

 

Reapareció el 15 de enero de 2000 en los 1400 metros de la Copa El Gran Sol con la monta de Carlos Andrés Olivero, donde sorpresivamente fue a pelear la punta y fue sorprendido por la fuerte atropellada del Campeón Sprinter Peregrino que dramáticamente le sacó cabeza de ventaja. Luego de quedar cuarto a 5 cuerpos de Great Chama en el Clásico Socopó y tercero a 3 ¾ cuerpos de El Gran Sol en el Clásico José María Vargas, vino la que se puede llamar su gran carrera. Fue el 19 de abril, en el marco del Clásico Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, cuando Huracán David con José Leonardo Verenzuela salió a marcar cómodos parciales en punta muy cerca de la baranda de tal manera de quebrar la acción (sin molestar) al campeón El Gran Sol, acostumbrado a accionar pegado a la misma. Tal era la condición física del “Huracán” que se creció en la punta y cruzó la raya en ganancia dejando a El Gran Sol a 2 ½ cuerpos, agenciando 152”2 para la milla y media.

 

 

Tras breve descanso, Huracán David reapareció con Emisael Jaramillo el 18 de junio en el Clásico Día del Ejército donde quedó segundo a 1 ¼ cuerpos de El Gran Sol, posteriormente fue distanciado al quinto lugar por fuertes tropiezos ocasionados durante la carrera. Participó en el Clásico Fuerza Armada pero las dos millas fueron eternas y quedó relegado al tercer lugar a 6 cuerpos de Súper Show. Bajó una milla para correr en el Clásico Guardia Nacional de Venezuela donde figuró séptimo apenas a tres cuerpos de Llanoral. De regreso al lote común, con la monta de Félix Vásquez fracasó ruidosamente al quedar a 23 cuerpos de Vuelve Jorge. Reapareció cuatro meses después, en diciembre, donde corrió dos veces sin convencer.

 

El 13 de enero de 2001 reapareció figurando cuarto a 5 cuerpos de Messiah, luego participó en la Copa El Gran Sol donde quedó séptimo a 4 ¼ cuerpos de King Roby (ganador oficial luego del distanciamiento de Alighieri) y a la semana figuró quinto a 4 ¼ cuerpos de High Executive. Visto el bajón en sus condiciones locomotivas, el Sr. Rahi decidió negociar al “Huracán” con el Dr. Azar para ser llevado como padrillo al Haras Gran Derby, hecho esperado por la muerte de su padre Roberto’s Dancer, no obstante no logró dejar preñadas a las yeguas que le sirvieron, por lo cual el Dr. Azar lo regresó a la pista.

 

Esta vez en el Hipódromo Nacional de Valencia, fue enviado a la cuadra de Antonio Sano con los colores del Haras Gran Derby y el 25 de mayo debutó ganando el Clásico Círculo de Periodistas Hípicos del Estado Carabobo con la monta de Emisael Jaramillo, superando a Señor Llanero con 4 ½ cuerpos y tiempo de 110”3 para los 1800 metros y después (a pesar de los problemas físicos que se acrecentaban con el tiempo) hizo una extensa campaña donde se anotó tres victorias ante el máximo lote de Valencia y se mantuvo figurando en las pruebas selectivas, incluyendo un segundo en el Clásico Luis Fernando Wadskier de 2002 (a 3 ½ cuerpos de Texan Junior) y terceros en los Clásicos Diario Noti-Tarde de 2002 (a 6 cuerpos de Grand Vicor), Copa de Oro de Valencia de 2001 (a 6 cuerpos de Señor Llanero), Natalicio de El Libertador de 2001 (a 3 cuerpos de Señor Llanero), y las Copas Unión de Jinetes del Estado Carabobo de 2002 (a 2 cuerpos de Fulmine) y Súper Sergio de 2001 (a 2 ½ cuerpos de Señor Llanero).

 

Su último triunfo fue el 16 de mayo de 2003 (a los 8 años de edad) superando a The Eleven, Breaking News, Between Six y Hercolubus en 1300 metros. Sus dos últimas carreras fueron en La Rinconada, bajo los cuidados de Gustavo Delgado, pero sin éxito. Su última carrera fue una condicional de reclamo, el día 8 de septiembre de 2003, donde llegó noveno a 12 cuerpos de Big Light.

 

Huracán David completó una extenuante campaña de 86 actuaciones para un total de 15 victorias, además de 10 segundos, 15 terceros, 9 cuartos y 15 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 106.950.480. Parecía un rematador nato pero sus grandes carreras las obtuvo corriendo en punta.

 

Fuentes: Sr. Jaime Casas, Revista Hipódromo, Revista Gaceta Hípica, Dr. Mauricio Azar S.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 23 de febrero de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados