Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Hy D’Or

(Ven, 1958, Hypocrite en Spliced por Nearco)

Por Juan Macedo

 

Esta es la historia de un ejemplar que a pesar de las lesiones y las exigencias de su dueño, logró obtener triunfos relevantes y dar muestras de calidad que le permite estar entre los nativos recordados del pasado. Se trata del alazán Hy D’Or que nació el 5 de marzo de 1958 en el Haras El Ávila y realizó campaña pistera para la chaquetilla negra con franja amarilla de su criador Don Federico de la Madriz y Pastor, bajo el entrenamiento de Santiago L. Ledwith.

 

 

Hace su debut en la pista de La Rinconada el 25 de septiembre de 1960 en recorrido de un kilómetro con la monta de “El MonstruoGustavo Ávila quien lo lleva al triunfo por apenas pescuezo de ventaja sobre Polichinela agenciando 60”4. Al mes participa en los 1100 metros del Trofeo Centenario Colegio de Ingenieros donde figura segundo a 4 cuerpos de Viento de Agua.

 

Pero el 13 de noviembre el promisor potrillo hijo del inolvidable Hypocrite logró imponerse en buen estilo en el Clásico Antonio Jose De Sucre, luego de correr a la expectativa buena parte del recorrido, esperando el momento oportuno para lanzarse en firme, y en la última curva Jesús Bolívar movió con soltura a su conducido que respondió plenamente, para escalar el sitio de honor poco después de haber iniciado su avance. Una vez en posesión del primer lugar no tugo problemas para desprenderse y dejar sin oportunidad a sus adversarios, habiendo empleado 74"4 para los seis furlones, dejando a 4 cuerpo a Guanabara, Leñazo, El Macho y Viento de Agua.

 

 

Culminó el año el 17 de diciembre participando en los 1400 metros de la Especial de Comparación, donde fracasa rotundamente arribando noveno a 20 cuerpos de Rayo e’ Luna, una carrera que indicaría como sería de irregular su campaña plagada de lesiones. A pesar de ello logró anotarse con el Título de Campeón Dosañero.

 

Reaparece el 4 de febrero de 1961 con Carlos Cruz en la milla del Clásico Inauguración, otra carrera irregular del ideatico nieto de Hyperion al quedar noveno muy lejos de la ganadora Incendiaria. Realiza dos carreras en el lote de la Categoría E para criollos donde apenas puede ocupar el quinto lugar detrás de Ganadero y Generoso, respectivamente.

 

El 4 de marzo ahora con Héctor Revello se transforma y triunfo de manera consecutiva en tres carreras (todas en 1400 metros), primero a Prendefuego por nariz agenciando 87”1, luego a Guanabara por 2 ¾ cuerpos en tiempo de 86”1 y por último a Cast Oscuro y Perry Mason con ventaja de 7 cuerpos y registrando 87”.

 

Llegaba a la milla del Clásico José Antonio Páez en calidad de favorito con Raúl Bustamante, pero nuevamente se negó a correr y apenas ocupó el octavo lugar a 16 cuerpos de Guanabara. Regresa al lote común figurando sexto a 9 ½ cuerpos de Jamón y una semana ante el mismo Jamón mejora al figurar segundo a 1 ¾ cuerpos.

 

El 5 de julio con Carlos Cruz se anota un bonito triunfo en el Trofeo II Aniversario del Hipódromo La Rinconada que recorrió en tiempo de 108”1 para los 1700 metros y con ventaja de 2 cuerpos sobre Cunaviche. Carrera que dio pie a su inscripción en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación en recorrido de 1800 metros, quedando sexto a 18 cuerpos de Ganadero. Tres semanas después fracasa en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría al ocupar el octavo a 22 largos de Lluvia.

 

Regresa al lote de la Categoría C donde escolta a Nagasaki y Oly respectivamente, y el 24 de septiembre participa en el Clásico República de Venezuela fallando nuevamente al quedar noveno muy lejos de Ganadero haciendo crisis sus problemas en los sesamoides. Tres meses después fue inscrito en la Copa Club Hípico de Venezuela, pero ya no soporta sus lesiones al quedar último a 29 cuerpos de Jamón y de regreso al reposo.

 

Reaparece el 24 de febrero de 1962 cuando comienza a coleccionar una serie de derrotas en el máximo lote para criollos (no merecidas ya que no estaba en plenitud de condiciones) ante Talismán, Cogollo, My King y Perry Mason; no es sino hasta el 07 de abril cuando da muestras reales de mejoría al figurar tercero a 3 ¾ cuerpos de Perry Mason y luego cuarto a 3 ¾ cuerpos de Lanzeta, lástima que sus lesiones recrudecen.

 

Seis meses después, el 28 de octubre tras un merecido descanso, Hy D’Or reaparece con Héctor Revello en recorrido de 1400 metros y lo hace en plenitud de condiciones, hecho que hace constatar con un sensacional triunfo con ventaja de 4 ¼ cuerpos sobre Aguijón en tiempo prohibitivo de 85”4. Tres semanas después figura tercero a 1 ¾ cuerpos de Copetón, para que el 2 de diciembre anotarse el triunfo en el Trofeo Primer Aniversario de la Revista El Crack superando por 5 cuerpos a Guaimaro agenciando 80”1 para los 1300 metros. A la semana revalida su extraordinaria condición al triunfar con ventaja de 2 ¼ cuerpos a Copetón en tiempo de 86” para los siete furlones.

 

Pero como ha sido una constante en su campaña, sus problemas de los sesamoides regresan y parecía indicar que no podría correr otra vez. Pero el 16 de junio de 1963 regresa bajo el entrenamiento de Florentino Ramírez en una carrera de la Categoría B pero nunca se vio en carrera y quedó último muy lejos del ganador Armando F.

 

Esta vez la lesión es irreversible y fue retirado de las pistas venezolanas, por lo que su campaña quedo definitivamente con 33 actuaciones para 10 triunfos, 4 segundos, 2 terceros y un cuarto para acumular en premios la cantidad de Bs. 216.293,50. Fue probado como reproductor en el Haras El Ávila donde logró dar algunos ganadores como Sol de Oro, Guayaba, Tía Maina, Zarpa, Daugen, Chiqui, Turlonio, Sol de Rubín y Escocesa.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 04 de septiembre de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados