Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Imbay

(Ven, 1984, Imperialism en Bahía por Needles N’ Pens)

Por Juan Macedo

 

Por su inmenso pedigree, siempre se consideró a la argentina Pensilvania (Ganadora del Clásico Simón Bolívar de 1959) un valioso vientre, tanto así que fue negociada a las grandes ligas del hipismo, pero dejando descendencia en nuestro país. Una de sus nietas, la ganadora Bahía, que ya había destacado con buenos ganadores, dio a luz el 10 de mayo de 1984 en el Haras San Francisco una bella potrilla castaña que fue registrada con el nombre de Imbay.

 

Debutando en septiembre de 1986 para los colores verde, amarillo y blanco del Stud 2 M.L. de los reconocidos turfmans Leopoldo Larrazabal y Manuel Montenegro, y bajo la precisa tutela de Don Julio Ayala Coronil, con la monta de Luis Francisco Martín, Imbay logra una notable figuración, tercera apenas a ¾ cuerpos de Niña Nana en el recorrido de 1300 metros.

 

Dos semanas después enfrenta al mismo lote en distancia de 1400 metros, pero se encuentra con Lady Aurora que se creció en la delantera y la nieta de Vaguely Noble tuvo que conformarse con el segundo lugar a 4 ½ cuerpos.

 

Ya en octubre Imbay se anota su primer triunfo con la monta de Luis Francisco Martín, recorriendo la distancia de 1400 metros en tiempo de 88”3, superando contundentemente a Demon Sweet que ocupó el segundo lugar a 2 cuerpos de la nieta de Needles N’ Pens.

 

A finales de octubre la pupila de Julio Ayala corre en su prueba de fuego, la Copa Manuel Azpúrua Alcántara en distancia de 1500 metros, enfrentando a las mejores de esa generación dosañera nacida en 1984. A pesar de correr muy comprometida, mejoró mucho en los finales para ocupar el tercer lugar a 5 cuerpos de la veloz Mc Laren.

 

Juan Vicente Tovar observó la carrera de la pequeña corredora de 395 kilos  de inmediato hizo contacto con Julio Ayala, quien gustosamente le entregó las riendas de su consentida para el próximo evento, el más importante para las potrillas dosañeras, el Clásico Ciudad de Caracas. Y tras correr a la expectativa durante los tres primeros cuartos de la carrera, Juan Vicente Tovar hizo correr en firme en la recta final para que Imbay pasara a sus enemigas como postes y cruzar la meta en ganancia, galopando por 8 cuerpos a Stena y Mc Laren, dejando registro de 101”3 para la milla. Ese triunfo sentenció a Imbay como la Campeona Dosañera.

 

 

 

Algunos problemas físicos obligaron a sus propietarios enviar a la noble nieta de Vaguely Noble al Haras San Francisco para su recuperación, pero de manera inesperada Imbay murió a principios de enero de 1987, cuando era sometida a intensos cuidados.

 

Su fugaz campaña se resume en apenas 5 salidas a la arena caraqueña, donde logró 2 triunfos, 1 segundo y 2 terceros, acumulando Bs. 667.500 en premios y el título de Campeona Dosañera. Una pérdida irreparable para el espectáculo y para la cría nacional.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 07 de febrero de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados