Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Impugnable

(Ven, 1992, North Parallel en Sewanee Alice por Double Jay)

Por Juan Macedo

 

La yegua Impugnable representa el clásico ejemplo de aquel dicho “no hay nada mejor que un purasangre para hacerte quedar mal”. Esta zaina nacida en el Haras Tamanaco (ubicado en la población de Santa Cruz, estado Aragua) el 29 de enero de 1992 fue adquirida por el Sr. Nicolás de Caro para lucir la chaquetilla a cuadros azul y rojo del Stud Igual. Fue enviada al Hipódromo La Rinconada, específicamente a la cuadra de “La Decana del HipismoSybille Konietzny quien se encargó de su cuido y entrenamiento.

 

 

Impugnable inició su campaña a los dos años y en su tercera salida a inicios de octubre de 1994 logró su primer triunfo con la conducción de Humberto Guzmán, derrotando a Nena Ana con 2 ¼ largos agenciando 82”1 para los 1300 metros. Corrió tres veces más ese año sin demostrar gran cosa.

 

Reapareció el 22 de enero de 1995 figurando quinta a 6 cuerpos de Cuyagua. Hizo una larga pasantía en el lote G-1 (en ese ínterin pasó a la cuadra de Ademar Piñango) y fue hasta el 30 de julio, en su actuación 17 con la monta de Rubén Darío Brito, cuando logró “romper el celofán” al cruzar la meta con ventaja de 2 ¼ cuerpos sobre Makamba, agenciando 98”1 para la milla. El 19 de agosto, subida de lote y por primera vez corriendo los cuatro codos, Impugnable con Juan Vicente Tovar en sus lomos sorprendió a muchos derrotando a Victoria Derby con 1 ½ cuerpos agenciando 122”1 para los 1900 metros ¿Quién iba a creer que un descendiente de North Parallel y nieto de Double Jay pudiesen ser solventes en distancia de aliento?.

 

Impugnable participó el 18 de septiembre en los dos kilómetros del Gran Premio Asocrinca figurando quinta a 8 ¾ cuerpos de Gold Vic. Regresó al lote común donde se anotó otro triunfo con ventaja de 5 ¼ cuerpos de Miraquelinda, dejando excelente registro de 118”4 para los 1900 metros. La hija de North Parallel cerró ese año figurando segunda a 2 cuerpos de Santera. ¿Quién iba a decir que aquella gris potranca que le había costado salir del lote G-1 finalizaba el año como un prospecto?

 

Reapareció el 14 de enero de 1996 con la monta de Rubén Darío Brito derrotando a Miss Castilla con 2 ½ cuerpos parando los relojes en 98”1 para la milla. Dos semanas después participó en los dos kilómetros de la Copa Francisco Urbina Romero donde decorosamente terminó tercera a 2 ¾ cuerpos de Calandrina. Tras breve receso, el 4 de marzo en marco de la Copa Manuel Fonseca Kolster con Richard Bracho up figuró segunda a 7 ¾ cuerpos de Viva La Paz. Luego en el lote común figuró cuarta a 2 ½ cuerpos de Iracín. Y cuando pensaban que Impugnable se había “enlotado”, el 30 de marzo hubo un giro extraordinario: la nieta de Lyphard con Angel Alciro Castillo metía un galopón de 11 cuerpos a Five Juliet para ganar el Clásico Gustavo J. Sanabria, agenciando 124”3 para los 2000 metros.

 

Luego de continuar la racha con dos triunfos más sobre Viva La Paz en el lote común, obtuvo un cuarto triunfo por cabeza sobre Mariawaleska, solo que al final fue distanciada al cuarto puesto por tropiezos ocasionados durante la carrera. El 20 de julio enfrentó por primera vez ante los machos con la monta de Alfredo García Paduani en los dos kilómetros del Clásico Día del Ejército y en buena lid figuró segunda a 4 ½ cuerpos de El Gran Sol. Para el 10 de agosto enfrentó nuevamente a las de su sexo en el Clásico Eduardo Larrazábal Eduardo y con la monta de Angel Alciro Castillo derrotó fácilmente a Only Classic con 1 ¾ cuerpos de ventaja agenciando 130”1 para los 2000 metros.

 

 

Dos semanas después enfrentó al lote común con la monta del entonces aprendiz “El CoheteCarlos Rubio que no se entendió con la yegua y defeccionó quedando quinta a 5 cuerpos de La Alcaparra. Un mes después, el 22 de septiembre, Impugnable se reivindicó ante el público asistente al ovalo caraqueño y con la monta de José D. Ron logró un triunfo dramático por apenas pescuezo sobre Guita dejando crono de 112”3 para los 1800 metros. Regresó al lote clásico y con la monta del “SupercampeónJuan Vicente Tovar fue capaz de figurar segunda a 2 ¾ cuerpos de La Alcaparra en los dos kilómetros del Clásico Burlesco.

 

Impugnable corrió en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con la monta de Pedro Monterrey sin éxito, quedó octava a 14 cuerpos de El Gran Sol. Regresó a su lote el 16 de noviembre con la monta de Douglas Valiente donde se anotó la Copa Jesús Lander Guzmán superando con 1 ½ cuerpos de ventaja a Raizel y agenciando 120”2 para los 1900 metros. Completó la faena el 1 de diciembre cuando derrotó con 1 ¾ cuerpos a Guita en los 1800 metros del Clásico Fuerzas Aéreas Venezolanas que recorrió en 114” exactos. Este performance le valió para el Título de Campeona Madura de 1996.

 

 

Lamentablemente Impugnable no pudo continuar campaña por problemas físicos y su dueño decidió retirarla de las pistas. Su increíble campaña fue de 37 salidas al ruedo capitalino de los cuales en 12 logró la victoria; además de 8 segundos, 4 terceros, 2 cuartos y 3 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 19.246.094. Fue enviada al Haras Tamanaco donde fungió como yegua madre, y al igual que su madre Sewanee Alice fue prolífica, destacando con las selectivas Gran Brigit y Escapada; además de los ganadores Paika, Tonto, Educada, Caster Semenya, Idealista e Impián. Murió en el año 2012.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 26 de septiembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados