Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Incendiaria

(Ven, 1958, King's Hope en Miss Poosy por Zorawar)

Por Juan Macedo

 

Presentamos hoy a Incendiaria, una yegua nacional que despuntó de manera sobresaliente en su generación. Esta alazana nació en el año 1958 en las verdes praderas del desaparecido Haras Cocotío y fue adquirida por el Sr. Tulio Ruiz para lucir la chaquetilla blanca con bolos verdes y rojos del Stud Numeral. Enviada al Hipódromo La Rinconada, fue cuidada y entrenada por “El PavoDomingo Noguera Mora.

 

 

Su debut fue el 5 de julio de 1960 en el breve recorrido de 800 metros con la monta de “El RemarkableIgnacio José Ferrer, donde no pudo darle alcance a la veloz Andry y figurar segunda apenas a cabeza. Un mes después y con “El IndioManuel Camacaro como caballero salió de perdedora agenciando 55”2 para los 900 metros y superando con 2 ¼ cuerpos a Lluvia.

 

El 27 de agosto enfrentó nuevamente a Andry en 900 metros, pero la veloz descendiente de Cuyuní fue superior e Incendiaria apenas pudo quedar tercera a 8 ½ cuerpos. Para el 18 de septiembre y en 1000 metros fue superada por La Mitad, otra notable velocista, con 2 ¾ cuerpos de ventaja.

 

Pero el 9 de octubre, cuando corrieron el Clásico Ciudad de Caracas todo fue diferente. En esta ocasión se ubicó segunda desde la partida y en todo momento acosó insistentemente a la puntera Oly, logrando dominar la situación en los últimos metros para desprenderse en plena recta de las angustias y adjudicarse el más importante evento de su generación por 3 ¾ cuerpos sobre Oly, en distancia de 1200 metros, los que recorrió en 73” clavados. Así se consagró como la mejor dosañera, tumbando de paso el invicto de Andry que figuró tercera. Corrió una vez más, en la Especial de Comparación, con la monta de Milton Barra, que no se entendió con la hija de King’s Hope e hizo una carrera para el olvido, siendo la ganadora Rayo E’ Luna.

 

 

Incendiaria reapareció el 21 de enero de 1961 ante el lote común con la monta de Balsamino Moreira, figurando segunda a 13 cuerpos de Coqueta II. A la semana, mas puesta y en 1400 metros, triunfó de manera por demás cómoda con ventaja de 6 ¾ cuerpos sobre Trepadora, agenciando 87” para la ruta.

 

Sin descanso, el 4 de febrero participó en el Clásico Inauguración con la monta de “MalabarFélix García. Se ubicó en pos del puntero Jamón y a mitad del recorrido su jinete movió con empeño e Incendiaria respondió plenamente para escalar el primer lugar, mientras Prendefuego se lanzaba en firme y en la recta final se trenzaron en fuerte pugna y protagonizaron un emocionante final, logrando la potranca desprenderse en los últimos 100 metros para cruzar la meta con 1 ¾ cuerpos de ventaja, así anotarse un triunfo brillante en la clásica milla, la que recorrió en 101”4.

 

 

El 25 de febrero regresó al lote común, Serie D para criollos, y con la monta de Balsamino Moreira volvió a saborear las mieles del triunfo, superando con 4 cuerpos a Cast Oscuro dejando crono de 80”4 para los 1300 metros. Corrió dos veces durante el mes de marzo sin figurar en el dinero. Para el 1 de abril participó en la milla del Clásico Hipódromo Nacional La Rinconada con la monta de Félix García, pero apenas pudo figurar cuarta a 17 cuerpos de Lluvia. Dos semanas después regresó al lote común y con la monta de Manuel Camacaro logró superar con ½ cuerpo a Volterra, agenciando 81”1 para los 1300 metros. Desde entonces, debido a un riguroso descanso por un problema en una de sus manos, se mantuvo al margen de las actividades pisteras.

 

Incendiaria reapareció el 29 de julio ante el lote de la Serie C y con la monta de Guillermo González figurando quinta a 10 cuerpos de Rayo E’ Luna. Luego de fallar tras Santanita, el 13 de agosto Incendiaria reverdeció laureles y de qué manera, superando a Turén con 3 ¼ cuerpos y metiendo record de pista para los seis furlones, 71”3.

 

Tras cuatro actuaciones para el olvido, el 22 de octubre Incendiaria participó en los 1800 metros del Clásico Prensa Nacional con la monta de “El NegroJuan Eduardo Cruz, donde estuvo a punto de sorprender a Lluvia, figurando segunda a ½ cuerpo. Después quedó sexto a 3 cuerpos de Leñazo y el 11 de noviembre triunfó en la Copa Sociedad Anticancerosa del Distrito Federal con ventaja de 1 ½ cuerpos sobre Carcajada parando los cronómetros en 102”1 para la milla. Luego de correr dos veces (figurarando segunda y tercera detrás de Olympic) corrió el 9 de diciembre en la Copa John F. Kennedy donde defeccionó desde el séptimo lugar a 17 cuerpos de Politazo, bajo la excusa de que se había resentido de su vieja lesión.

 

Incediaria reapareció el 19 de mayo de 1962 en la Copa Antonio Cuadrado con la monta de “El MonstruoGustavo Ávila, sin deslucir desde el quinto a 7 cuerpos de Prendefuego. Pero no era la misma de un tiempo atrás, ya que corría sin esa gallardía que la hizo especial. En ese año 1962 corrió seis veces ante el máximo lote sin mostrar ninguna mejoría. A los cinco años de edad corrió cuatro veces más, un fracaso tras otro sin entender el porqué seguía en campaña. Para mediados de abril, luego de su última actuación, se reportó en los medios de comunicación escrita que Incendiaria fue enviada a descansar al Haras Cocotío. De ahí no se ha encontrado más información, desconocemos si tuvo descendencia.

 

Incendiaria tuvo un campaña (alargada sin necesidad, según mi opinión) de 38 salidas a la pista del Hipódromo La Rinconada, cruzando la meta en primer lugar en 8 ocasiones, además de figurar 5 veces segunda, 2 terceros, 3 cuartos y 4 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 212.358 en metálico.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 31 de julio de 2015

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados