Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Islamic

(Ven, 1976, Guapo en Isfahan por King Of The Tudors)

Por Juan Macedo

 

Otro caso más en nuestro hipismo venezolano de una campaña exitosa truncada por las lesiones fue el de la castaña Islamic, que nació durante el año 1976 y se crió en el Haras Anamar, luciendo durante su brillante campaña en el Hipódromo La Rinconada la clásica chaquetilla negra con la media luna blanca del Stud Chivacoa de su criadora Doña Peggy de Azqueta, bajo el cuidado y entrenamiento de “El Rey del MelónDon Millard Faris Ziadie, quien se encargó de su campaña pistera. Islamic no solo se trató de una excelsa corredora, también transmitió su calidad a sus descendientes.

 

 

Barco no paga flete” comentaba siempre Don Millard y por ello, el 18 de junio de 1978 Islamic iniciaría su campaña como dosañera, falta como acostumbraba “El Musiú”, corriendo sin mostrar la clase que afloraría después, ocupando la sexta posición a 9 ½ cuerpos de otra fuera de lote: Inolympia. Su segunda actuación, dos semanas después, el 2 de julio en 1100 m, dio a entender a la afición lo que tenía “en las patas” al cruzar victoriosa la meta, superando por 1 ½ cuerpos a otra gran corredora: Totuma, agenciando 66”3 con la monta de Ignacio José Ferrer. Ya para el 5 de agosto participaría en su primera salida selectiva, la Copa Otto Rahn donde quedaría quinta detrás de Inolympia.

 

Islamic destaca en las carreras comunes para dosañeras, pero sin suerte en las pruebas selectivas donde la potranca Monada iba haciendo suyas hasta participa en los 1300 metros del Clásico Ciudad de Caracas donde aprovechó los múltiples tropiezos sufridos por la favorita Monada, para adjudicarse muy facilmente la carrera con 5 largos de ventaja sobre Tonka e Inolympia, con la monta de Miguel Blanco y agenciando 80”1 para el recorrido. Este solvente y contundente triunfo le acreditaría el título de Campeona Dosañera compartido con Monada.

 

El 21 de enero de 1979 ganó contundentemente el Clásico Alberto Smith con ventaja de 2 ¾ cuerpos sobre Inolympia, con la silla de Miguel Blanco y tiempo oficial de 86”4 para los siete furlones. Para este momento Islamic estaba liderando una de las generaciones de potras más difíciles de la historia hípica, que incluyó a Inolympia, Tonka, La Chachi, Monada, Totuma, Bayona, Cantonesa, entre otras.

 

 

 

En el Clásico Congreso de la República ocupa el cuarto lugar detrás de Tonka debido a un fuerte golpe que sufre en la partida y que lamentablemente origina una serie de lesiones que fueron las protagonistas en la historia de Islamic durante el resto de su campaña, que impidieron que desarrollara todo su potencial. Es muy probable, de no ser por las lesiones, que se hubiera perdido de vista.

 

En definitiva, Islamic participó en 15 pruebas públicas donde logró anotarse 5 triunfos, además de 3 segundos, un tercero, un cuarto y 2 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 569.040. Fue enviada a la reproducción a su terruño, el Haras Anamar, y allí continuó destacando, ahora como matrona, transmitiendo su linaje y calidad por intermedio del Triple Coronado Iraquí (Semental), los selectivos Refino (Semental) y Sunfest; además de los ganadores Indico, Cayado, Jury y Cilicia. Desde todos los puntos de vista posibles, Islamic representó el linaje y la calidad de un verdadero campeón.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipodatos.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de mayo de 2009

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados