Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Iuta May

(Ven, 1981, Motatán en Aura Of Gold por Takawalk II)

Por Juan Macedo

 

Iuta May era una bella potra castaña que nació el 2 de enero de 1981 en el Haras El Bosque y corrió para los colores carne y beige a cuadros del Stud Saltron de su criador el Dr. Alfredo Toledo Guerrero. Fue entrenada por Agustín Bezara Castro y siempre contó con la monta de Ángel Angulo.

 

 

Debutó en enero de 1984 registrando en la balanza del Hipódromo La Rinconada 450 Kilos y lo hizo de manera triunfante, derrotando por 1 ¼ cuerpos a Suvila en 1100 metros dejando registro de 69”1. Subida de lote, mantuvo su invicto al derrotar por 3 ½ cuerpos a Tarqui agenciando 94”4 para los 1500 metros, viéndose muy bien al cambio de distancia. En su tercera actuación, en milla, derrota contundentemente a Llavaneras por 2 cuerpos parando el Teletimer en 100”4

 

Agustín Bezara decide tomarse en riesgo y la inscribe en la milla de la Copa Carlos Márquez Mármol contra un excelente grupo de potras tresañeras, saliendo airosa del compromiso por cabeza a Princess Love, en carrera recordada por la gran guapeza mostrada por la nieta de Snow Cold. Regresa al lote común, esta vez en el lote de Ganadoras de 4, pero inesperadamente Iuta May perdió su invicto finalizando tercera a cuatro cuerpos de White Sea en 1500 metros.

 

 

Obviamente lució mucho mejor en el Gran Premio Selección de Fedeharas, triunfando en buena lid con la conducción del jinete Ángel Angulo, sorprendiendo por un cuerpo a las campeonas Baby Dancer y Princess Run agenciando 99”4 para la milla, demostrando nuevamente que era muy difícil de rebasar en la recta final.

 

 

No sólo era favorita para ganar la milla del Clásico Hipódromo La Rinconada, sino que lo era también para la Triple Corona de Potrancas, al igual que la habían logrado Lavandera, Segula C y Blondy. Y demostró con creces su favoritismo al derrotar por pescuezo a Granujita y Princess Love, una carrera emocionante de principio a fin, donde dejaron registro de 100”1. A finales de abril de 1984, antes de participar en el Clásico Prensa Nacional, Iuta May se lesionó y a pesar de múltiples intentos, todos infructuosos, fue retirada definitivamente de las pistas, culminando así una campaña de apenas tres meses redondeando 7 actuaciones con 6 triunfos y un tercer lugar, para acumular en premios la cantidad de Bs. 2.447.260.

 

 

Fue llevada al Haras El Bosque a recuperarse de sus lesiones y ocupar su nuevo rol dentro del hipismo venezolano como yegua madre, de sus productos destacó la selectiva Rain Bird y la ganadora Vincennes. Iuta May fue una yegua de un gran coraje que el destino no le dio el tiempo suficiente para demostrar de lo que era capaz.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hipódromo, Revista La Fusta.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de Agosto de 2006

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados