Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Jaclyn

(Ven, 1982, Gentleman's Word en Georgia Queen por My Dad George)

Por Juan Macedo

 

Jacquelyn Ellen Smith, oriunda de Houston, fue conocida en el mundo artístico como Jaclyn Smith y en el año 1976 se convirtió en uno de los rostros más célebres del planeta al interpretar el papel de la detective privado Kelly Garret en la serie Los Ángeles de Charlie. En el año 1982 en el Haras Tamanaco nació una belleza zaina que enamoró al Sr. Emiliano Corredor cuando la vio e hizo lo posible para que luciera la chaquetilla a cuadros amarillos, verde y negro del Stud Millito. Por el color del pelaje y su impactante belleza equina, Don Emiliano decidió llamarla como uno de los ángeles de la TV, Jaclyn.

 

 

Ya en la cuadra de Don Ademar Piñango, quien se encargó de su cuido y doma, la zaina Jaclyn debutó en el Hipódromo La Rinconada, en la primera  exclusiva para potrancas dosañeras. Fue el 20 de mayo de 1984 con la monta de Argimiro Guerrero en recorrido de 800 metros, ocupando el cuarto puesto a 5 cuerpos de Caudalosa. Luego de figurar tercera consecutivamente detrás de Crimson Light y Algodonal, el 23 de julio saborea las mieles del triunfo al superar fácilmente a Vikenka y dejando buen crono de 46” exactos para la media milla.

 

Subida de lote, Jaclyn realizó dos actuaciones grises pero el 7 de octubre con la monta de Rafael Torrealba estuvo a punto de sorprender sin poder contener la feroz atropellada de Crimson Light, que se adjudicó el Clásico Edgar Ganteaume. Lamentablemente fue víctima de una fuerte lesión que la sacó de la pista para el resto de la programación para dosañeras y casi la mitad del año siguiente.

 

Fue el 19 de mayo de 1985 cuando Jaclyn reapareció. Fue ante el lote de Ganadoras de una carrera y con la monta del aprendiz Reni Romero. Logró un magnífico triunfo batiendo a Anierim con ventaja de ¾ cuerpo y dejando crono de 80” exactos para los 1300 metros. Tres semanas después, con la monta de Argimiro Guerrero, enfrentó a la ganadora clásica Algodonal en la Copa Julián Abdala y en otra sensacional carrera logró dar cuenta de la tordilla en los metros finales y sacarle ½ cuerpo de ventaja, agenciando 80”1 para los 1300 metros.

 

De regreso al lote común en distancia de 1200 metros, fracasó al quedar novena a seis cuerpos de Torrecilla tras correr con muchos tropiezos. Luego mejora ostensiblemente al escoltar con un cuerpo a Hy Dancer en los 1100 metros del recorrido. A pesar de estas derrotas, fue inscrita para correr el 20 de julio en la milla del Clásico Andrés Eloy Blanco para realizar una brillante exhibición, donde solo fue superada por Tan Bonita con 2 ¾ cuerpos.

 

El 4 de agosto, por primera vez corriendo en los cuatro codos de La Rinconada, Jaclyn logró un angustioso tercer lugar a ½ cuerpo de Innegable en los 1800 metros de la Copa Segula C. Dos semanas después regresó al lote común y en el mismo recorrido figuró tercera a 4 ¾ cuerpos de Kurtosis.

 

Fue el 1 de septiembre cuando Jaclyn inició vertiginoso ascenso. Fue en recorrido de 1600 metros donde batió a Princess Two con ventaja de 2 ¼ cuerpos y en crono de 100”2. Dos semanas después le quitó el manjar de la boca a Genesse y la derrotó con ventaja de pescuezo, agenciando 80” exactos para los 1300 metros.

 

Había dudas con el desempeño de Jaclyn en los 1800 metros del Derby de Sovecría. Pero el 21 de septiembre la zaina demostró una vez más que no solo era “una cara bonita” y ganó muy fácilmente, dejando a la rendidora Chipolla a 4 ¼ cuerpos en el segundo lugar, parando los cronómetros en 117”2.

 

 

Sin descanso, el 28 de septiembre Jaclyn nuevamente se vio las caras con la tordilla Algodonal, ahora en el Clásico Simón Rodriguez, y aunque la tordilla parecía ganadora en la recta final, la nieta de Gallant Man atropelló de manera sensacional y logró darle alcance en pleno rayado para ganar con pescuezo de ventaja, agenciando 86”2 para los 1400 metros.

 

 

Tras corto pero merecido descanso, Jaclyn reapareció el 19 de octubre en la Copa Federico de la Madriz y Pastor donde nuevamente hizo gala de su excelente condición para anotarse su quinta victoria seguida a expensas de Cábala que se conformó con el segundo lugar a 1 ¼ cuerpos y tiempo de 125”2 para los 1900 metros.

 

Dos semanas después en los 1400 metros de la Copa Manuel Azpúrua Alcántara fue interrumpida la racha, cuando Watery cruzó la raya en ganancia dejando a Jaclyn en el tercer lugar a 6 ¾ cuerpos. El 9 de noviembre fue un día triste para Don Ademar. Fue en los 1900 metros de la Copa Manuel Vicente Lander donde la zaina hizo la peor carrera de su campaña, retrogradando hasta el octavo puesto a 23 cuerpos de Cábala. Llegó muy mal a la cuadra, tanto así que más nunca se le vio correr en los circos hípicos venezolanos.

 

Jaclyn fue una corredora excepcional, capaz de sorprender a cualquiera con sus grandes exhibiciones y no se amugaba ante la “aparente” superioridad de sus rivales. Corrió el 21 oportunidades ganando en 8 de ellas, además de 3 segundos, 5 terceros y 2 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 1.707.500. Fue enviada al establecimiento de cría que la vio nacer, el Haras Tamanaco, para fungir como yegua madre, luciéndose como tal por intermedio de los ganadores clásicos Rey Araya (Semental) y Western Classic (madre de Classic Classic); los selectivos Jaclyn’s Love (madre de Miss Quisquella y Richardo), Costanero y Kilimanjaro; además de los ganadores Fleya (madre de High Fabián y abuela de Nelkysbel), Blond Jaclyn y Jackyella. ¡Salve Jaclyn, la reina sin corona!

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, www.hipicomputo2000.com.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 25 de octubre de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados