Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Jet Prince

(Ven, 1990, Barclay Jet en My Girl Terah por Nostrum)

Por Juan Macedo

 

Ese gran caballo, bregador, valiente, longevo; capaz de una gran hazaña en el momento menos esperado, ese fue Jet Prince, caballo castaño que nació en las praderas aragüeñas del Haras Tamanaco el 24 de marzo de 1990. Fue adquirido por el Stud Palmeral y enviado al Hipódromo La Rinconada, directamente a la cuadra de Don Antonio Bellardi, quien se encargó de su doma y entrenamiento.

 

 

Estrenó la chaquetilla verde con bolos rojos el 22 de noviembre de 1992 en recorrido de 1300 metros con la monta de Adone Bellardi de manera discreta, desde el séptimo puesto a 14 cuerpos de Celentano. Dos semanas después, el 5 de diciembre, ya más puesto y con la conducción de Jorge Gerardo Bracho batió en buena lid a Traffic Black que figuró segundo a 2 cuerpos, dejando registro de 93”2 para los 1500 metros. Cerró el año el 26 de diciembre ante el lote de dosañeros ganadores nuevamente con Adone Bellardi up y dio la campanada al galopar con ¡11 cuerpos! de ventaja sobre su escolta Sun Player, parando los relojes del hipódromo capitalino en 93”1 para los 1500 metros.

 

Sus allegados no lo pensaron mucho y Jet Prince fue inscrito en el Clásico Francisco de Miranda que se escenificó el 3 de enero de 1993 en el óvalo de Coche, pero no rindió lo esperado y quedó quinto a 9 ½ cuerpos de Piel Roja. Dos semanas después regresó al lote común pero fue sorprendido por Dancing Boy que lo relegó al segundo lugar en final dramático. A pesar de esa derrota el 30 de enero participó en los 1300 metros de la Copa Gran Tiro con Carlos Andrés Olivero en sus lomos, donde solo enfrentó a Great Ángelo, al que derrotó de manera cómoda con 7 cuerpos de ventaja y agenciando 79”3 para el recorrido.

 

 

El 20 de febrero corrió en otra selectiva pero el lote era más fuerte, que incluía al Campeón Dosañero Fort Nassau, era la Copa Alfredo Abilahoud, pero eso no amilanó al hijo de Barclay Jet que valientemente defendió la punta y pudo cruzar la meta con apenas cabeza de ventaja sobre Fort Nassau, dejando crono de 98” exactos para la clásica milla.

 

 

El 13 de marzo participó en los 1800 metros del Clásico Gobernador del Distrito Federal, pero defeccionó al quedar sexto a 7 ¾ cuerpos de Piel Roja. Luego de tres semanas corrió con Rogers Rengifo en los dos kilómetros de la Copa Petare donde figuró tercero a 13 cuerpos de Armored Brown. Regresó al lote común pero no figuró en el marcador en carrera que ganó Piñonero. Un problema en los cascos de sus manos fue el justificante de sus últimas derrotas.

 

Jet Prince regresó a la pista el 4 de junio en marco del Clásico José Antonio Páez con la monta de José Martín Toro, pero definitivamente no era el mejor momento para regresar, quedando sexto a 8 ¾ cuerpos de World.

 

Fue el 5 de septiembre cuando reapareció Jet Prince, esta vez ante el lote común en recorrido de 1400 metros, figurando tercero a 1 ¾ cuerpos de Mr. Yiyo. Dos semanas participó en los dos kilómetros del Gran Premo Asocrinca sin suerte, quedando séptimo a 13 cuerpos de Fabianazo. Regresó al lote común donde pernocto logrando par de buenas figuraciones hasta que los problemas físicos le obligan a un reposo.

 

Ya como cuatroañero, Jet Prince reapareció el 13 de febrero de 1994 con Richard Bracho up, figurando segundo a 2 cuerpos de Pabellón. Luego de otro segundo a ¾ cuerpos de Bushiri, el nieto de Nostrum saboreó las mieles del triunfo el 28 de marzo al derrotar categóricamente a Rey Líbano con 1 ½ cuerpos de ventaja y crono de 78”3 para los 1300 metros. Dos semanas después mostró sus dotes en el recorrido de los 1600 metros al derrotar a Bushiri con 3 ½ cuerpos y así llevarse la Copa José Luis Fernández.

 

Luego de figurar tercero en el lote común a 1 ½ cuerpos de Mister Classic, el 8 de mayo ahora con Ángel Alciro Castillo arriba se anotó una gran victoria al superar dramáticamente a Armored Brown por apenas cabeza de ventaja y agenciando 83”4 para los siete furlones de la Copa Revista Gaceta Hípica. A las tres semanas repite en el lote común, esta vez con 2 ¼ cuerpos de ventaja ante Armored Brown, para que el 4 de junio tomara revancha de Mister Classic al que aventajó con 2 cuerpos en la Copa Revista Hipódromo dejando crono de 77”2 para los 1300 metros.

 

 

Luego de dos actuaciones nada despreciables (sexto a seis cuerpos de Armored Brown en la Copa Socopo y cuarto a 2 cuerpos de Hudson Bay en el Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación), el 7 de agosto bate fácilmente a Giovanissimo con 2 ¾ cuerpos de ventaja en los 1300 metros de la Copa Revista Estudio Hípico parando los relojes en 78”2.

 

Tras figurar tercero de Rey David en el lote común, el 10 de septiembre participó en el Clásico de los Sprinters, pero nuevamente Rey David tuvo la capacidad locomotiva suficiente para derrotarle, esta vez dejándole en el lugar de escolta a 1 ½ cuerpos. Fue hasta el 2 de octubre cuando corrió en la Copa Burlesco con la monta de “El PumitaJosé Luis Rodríguez, pero en esta vez el irreverente Voyington logró sacarle 1 ¾ cuerpos de ventaja. Corriendo seguido y en el lote común fue cuando Jet Prince logró su onceavo triunfo, derrotando en final fotográfico a Refulgente y agenciando 98”3 para la milla.

 

 

Sorpresivamente Jet Prince apareció en la nómina de participantes del Gran Premio Clásico Simón Bolívar y tras animar gran parte del trayecto, fue capaz de quedar en el sexto lugar a 8 ½ cuerpos de Southern Parts, la cual se puede considerar una buena actuación a pesar de no llegar en el dinero. Sus allegados se entusiasman y lo inscriben en los dos kilómetros del Clásico Asociaciones de Propietarios de La Rinconada con la monta de Rogers Rengifo y casi sorprende, solo la atropellada descomunal de Largavita fue capaz de acabar con lo que sería una gran victoria, quedando segundo a 1 ¾ cuerpos. Cerró el año participando en el Clásico Jockey Club de Venezuela donde realizó una actuación oscura, a 22 cuerpos de Trampolín, reapareciendo sus problemas en los cascos que coartó un buen momento.

 

Jet Prince regresó el 5 de marzo de 1995 con la monta del aprendiz Jean Carlos Velásquez logrando un decoroso tercer puesto a 4 cuerpos de Camionero. Dos semanas después con Rogers Rengifo en sus lomos participó en los siete furlones de la Copa Manuel Tello Berrizbeitia donde escoltó a 1 ¼ cuerpos a Súper Orinoco.

 

Luego de cuatro actuaciones aceptables, el 10 de junio con la monta de Daniel Centeno, Jet Prince recordó viejos tiempo y cruzó la meta en ganancia con ventaja de apenas pescuezo sobre el veloz Beat Them, agenciando 77”1 para los 1300 metros. Vista sus buenas actuaciones en distancia de aliento, sus allegados decidieron correrlo en el Hipódromo de Valencia, en marco del Clásico Batalla de Carabobo escenificado el 24 de junio; donde el hijo de Barclay Jet no decepcionó al derrotar en gran forma a Golden Classic que lo escoltó a 1 ½ cuerpos dejando registro de 149”4 para la milla y media.

 

Jet Prince regresó al Hipódromo La Rinconada y luego de dos excelentes figuraciones que confirmaban su excelente condición (segundo a nariz de Astur y segundo a 2 ¼ cuerpos de Boreal en la Copa Germán Rodríguez Roye) fue inscrito para correr el 30 de julio en la milla del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación con la monta de Angel Alciro Castillo y estrenando gríngolas. El gran favorito de la carrera era Clever Dancer, que durante la recién efectuada triple corona fue conducido por “El Angel” y tras su fracaso en el último paso, ahora iba a ser conducido por Rafael Torrealba. Se dio la partida y los veloces Kúrtico y Don Ramón salen en punta, mientras que inteligentemente Torrealba lleva a Clever Dancer en el tercero con Rado a su costado. Castillo y Jet Prince van en el segundo pelotón. Los parciales son suicidas (22”3, 44”4, 68”2) y a la entrada de la recta final Clever Dancer dominaba la carrera, solo que no contaba con Jet Prince que atropelló con gran energía y pudo doblegar en los metros finales al puntero, superándolo con 1 ¼ cuerpos y dejando record de pista para la clásica milla de 94”2.

 

 

Dos semanas después participó con la monta de Juan Vicente Tovar en el Clásico Cría Nacional, pero fracasó desde el octavo lugar a 16 cuerpos de Sir Flier. Jet Prince pasó a la cuadra del entrenador Juan Carlos Avila, con el que corrió en seis oportunidades sin lucir como en otras ocasiones, incluso fue enviado al Hipódromo de Santa Rita con motivo de participar en el Clásico Nuestra Señora de Chiquinquirá, pero llegó muy lejos entre los últimos, muy afectado por sus lesiones.

 

 

Regresó a La Rinconada y fue entregado a Mauro Bellardi, quien con mucha paciencia recuperó al nieto de Round Table. Hasta el 22 de junio de 2006 fue cuando regresó al coliseo caraqueño, en marco de la Copa Revista Hipódromo y lo hizo en buena forma con Jean Carlos Rodriguez up, quedando tercero a 4 ¾ cuerpos de Skuke. Luego de figurar quinto a 4 cuerpos de Toscanelli, el 14 de julio participó en la Copa Germán Rodriguez Roye con la monta de Alfredo García Paduani donde fue capaz de alcanzar en los metros decisivos al veloz Burking y sacarle pescuezo de ventaja para ganar una gran carrera, agenciando 71” exactos para los seis furlones. Corrió dos veces más sin éxito y sus dueños decidieron retirarlo definitivamente de las pistas venezolanas.

 

 

De esa forma Jet Prince completó una larga y productiva campaña de 57 actuaciones, en las cuales en 15 ocasiones saboreó las mieles del triunfo, además de obtener 12 segundos, 8 terceros, 3 cuartos y 4 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 18.284.680. Fue probado como semental, inicialmente alojado en el discreto Haras BC, luego en el Haras Angostura que fue renombrado como Haras Traffic; destacando con pocas oportunidades por intermedio de los ganadores Real Planicie, Venenito, Miss Sinaí, Vecchia Signora, Intraficable, Traffic Jet, Solrac y Steyer. 

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, www.hipicomputo2000.com, Sr. Mauro Bellardi, Revista Guía Hípica

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 28 de noviembre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados