Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Jorge Prince

(Ven, 2007, Solitary Vision en I’m Classified por French Deputy)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Si alguna etiqueta se pudiera poner al ejemplar objeto de este homenaje es “resistente al cambio”, pues durante su tiempo en el Hipódromo La Rinconada experimentó transformación en su pelaje, tuvo dos propietarios, cuatro entrenadores, fue montado por más de diez jinetes diferentes y aun así desarrolló una campaña que le llevó a tener más de un 50% de éxitos sobre su total de actuaciones.

 

El tordillo Jorge Prince nació el 11 de marzo de 2007 en el Haras Oropal, siendo un hijo del notable Solitary Vision en I´m Classified por French Deputy. Su padre había comenzado con buen pie en la cría venezolana habiendo dado entre otros a Fernandoalonso, Pirlo, Ice Queen, Mi Niña Valen, Rejonero y muchos más (eventualmente llegó a ser Campeón Semental); por su lado materno, fue el segundo producto de una yegua que no pudo ganar en solo tres actuaciones, pero precedida de un excelente pedigrí que la hizo buena candidata a dar mejores frutos en la cría que en la pista.

 

Fue adquirido por el Sr. Arné Chacón para defender los colores del recordado (y quizás polémico) Stud Gadú, quien le asignó al fallecido Antonino Catanese la responsabilidad del cuidado y entrenamiento de su ejemplar. Por sus características como corredor tuvo la oportunidad desde muy temprano de hacer campaña, siendo veloz y precoz.

 

Su debut se produjo el 3 de octubre de 2009 cuando fue inscrito en el Clásico Cavepro, siendo confiada la monta al experimentado Edgar Pérez (el popular “tendón”) y comenzó a mostrar lo que era capaz de hacer. Desde la partida tomó la punta, tras marcar 22” y 44”4 logró desprenderse para ganar por 3 ¾ cuerpos sobre The Capo Ángel marcando 71”4 para 1200, dejando grata impresión.

 

 

Intentó defender su invicto, ahora bajo el entrenamiento de Juan Arias, el 24 de octubre en el Clásico Alberto H. Cipriani pero tras puntear desde la salida cae derrotado por Río Matiyure que lo superó por 6 ½ cuerpos marcando un excelente 83”3 para 1400 metros. Tres semanas después, fue llevado a la milla del Clásico Antonio José de Sucre con la monta de Ronald Ordoñez pero el tiro le quedó muy largo y aunque logra llegar tercero (corrían 4) arribó a 24 cuerpos del triunfador Río Matiyure que se consagró como el campeón dosañero 2009. Como anécdota, esa fue la ocasión que recorrió mayor distancia y también cuando más lejos del ganador llegó en toda su campaña.

 

Dos semanas después acudió como gran favorito al Gran Premio Asocrinca para potros pero cargó violentamente hacia adentro a pocos metros de darse la partida y su jinete cayó a tierra cerca de la falsa baranda, por lo que no logró terminar la prueba que ganó De Veras, presentado por Julio Ayala y copropiedad del mismo dueño de Jorge Prince; así terminó su campaña a los dos años, con un triunfo en cuatro salidas siendo todas sus actuaciones en pruebas selectivas.

 

Es sometido a un largo paro debido a problemas con la rodilla miembro anterior derecho, del cual reapareció el 29 de agosto (fin de semana de la Gala Hípica) y con la monta de Emisael Jaramillo pero decepcionó al llegar noveno a 11 cuerpos de Sheikh Kalil en el tiro de 1500 metros. Pero a partir de su siguiente salida el 2 de octubre inició una racha espectacular que lo llevaría a conquistar cinco triunfos en sólo mes y medio, evidenciando la gran condición que logró alcanzar en su nueva cuadra.

 

Comenzó ese día al vencer por 7 ¾ cuerpos al veloz Soy Leyenda en el lote de G-1 marcando un excelente 63”4 para 1100 metros. El 17 de octubre regresó a manos de Ronald Ordoñez y repitió subido de lote en G-2 al vencer por 1 ¾ cuerpos a The Skyler Angel agenciando un fabuloso 75”3 para 1300 metros. Corriendo seguido, el sábado 23 realizó la que numéricamente sería su mejor actuación al vencer en G-2ó3 a Reskt por 6 ¾ cuerpos marcando tiempo récord para 1100 de 61”3 según el teletimer oficial (todavía vigente), a pesar de la lluvia caída esa tarde.

 

 

Vista su gran estado físico, regresó al lote selectivo para el 7 de noviembre disputando el Clásico Grano de Oro donde venció con mucha facilidad a Mr Fuzzy por 3 ¾ cuerpos dejando tiempo de 69” para 1200 metros viéndose muy solvente y consentido por su jockey en los metros finales.

 

 

El 20 de noviembre participó en la Copa Don Fabián y alcanzó su quinta victoria consecutiva venciendo por ½ cuerpo al rendidor Anderson Speed agenciando 77”2 para 1300 metros luego de marcar parciales de 21”4 y 44”1 siempre perseguido por el que fue su escolta.

 

 

Tras ese vertiginoso ascenso del lote de G-1 hasta lograr victorias selectivas en tan corto plazo, el veloz tordillo Jorge Prince acudió como gran favorito a la Copa Velocidad del Caribe disputada en La Rinconada por realizarse en nuestro país la Serie Hípica del Caribe, en una prueba espectacular cae tras un cabeceo incesante durante toda la recta final ante Soy Leyenda montado por Emisael Jaramillo (el mismo al que venció iniciando su maravillosa racha) perdiendo el caballo nacido en el Oropal  lo que se describe en términos hípicos como “una increíble”. Luego se supo que Jorge Prince se lastimó la vieja lesión del carpo (rodilla) del miembro anterior derecho. Aun así, fue adquirido en subasta pública (la primera subasta de los purasangres del Stud Gadu, patrocinada por el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Protección Social) el 21 de diciembre por el Sr. Antonio Velásquez por Bs. 650.000.

 

Nuevamente fue sometido a un largo paro (superior a 7 meses) del que reapareció en nueva cuadra con el entrenamiento de Ernesto Ochoa, el 17 de julio de 2011 fue inscrito en lote de G-4,5ó6 con la monta de Rigo Sarmiento y obtuvo un fácil triunfo por 1 ¾ cuerpos sobre Speed Leo agenciando 70” para 1200 metros luciendo muy solvente. El día 28 de agosto en el marco de la Gala Hípica estrenó la monta de Richard Bracho cuando participa en el Clásico de los Sprinters y como era su costumbre brincó en punta marcando 21”3 y 44”1 pero no pudo sostenerse cayendo noveno a 14 cuerpos del favorito y triunfador Don Potro, éste conducido por Jaramillo y presentado por Juan Carlos Ávila.

 

El 18 de septiembre participó en el Clásico Federico Carmona Perera estrenando la monta del aprendiz Kleiner Palma (de buen momento entonces, ganador con mucha frecuencia que le hizo merecedor de esta oportunidad) pero sorpresivamente retrasó en la partida (quedó penúltimo) y tuvo que seguir a los veloces, se colocó tercero al giro de la curva, pero aflojó al final para terminar quinto a 7 ½ cuerpos del vencedor Piola, que coincidencialmente triunfó de punta a punta dejando 82” para 1400 metros.

 

El día 2 de octubre disputó el Clásico Asociación Hípica de Propietarios, esta vez logró partir normal, pero se desarrolló fuerte lucha desde los primeros metros entre Piola, Jorge Prince y el valiente Mr. Pistacho, el cual fue capaz de aguantar los fuertes parciales y crecerse en la delantera, cayendo el tordillo desde el octavo a 12 cuerpos del vencedor que marcó 84”2 en 1400 metros en pista fangosa. Pero logró reivindicarse en el Clásico Grano de Oro (que también había ganado en 2010) al triunfar de punta a punta superando a Piola y Don Potro que le escoltaron a 1 ½ cuerpos dejando 70”1 para los 1200 metros, siendo sorpresa en taquilla con dividendo de 7 a 1 bajo la conducción por primera vez de Manuel José Meleán.

 

 

Buscando también repetir su triunfo del año anterior intervino en la Copa Don Fabián ante solo tres rivales, pero no pudo sostenerse en la punta tras fuerte pelea con Fast Moving y Piola, de lo cual sacó provecho Joyful Victory para liquidarlo fácilmente en los metros finales, escoltando Piola y tercero el pupilo de Ernesto Ochoa a 3 ¾ cuerpos. Su última actuación de la temporada se produce el 5 de diciembre en el lote de G-6y+ en la que por varios retiros terminan participando los mismos cuatro ejemplares de la Copa Don Fabián y con la única variante que esta vez Jorge Prince llegó cuarto a 7 ½ cuerpos y Fast Moving tercero, la exacta fue igual con victoria de Joyful Victory en atropellada y segundo Piola.

 

El tordillo Jorge Prince fue enviado a la cuadra de Juan Carlos Ávila (en números por lejos el mejor entrenador en la corta de este siglo) quien se encargó de recuperarlo y ponerlo en su mejor forma para desarrollar la que sería su mejor campaña, en la que terminaría invicto. Reapareció el 18 de marzo de 2012 en la Copa Gaceta Hípica y triunfó de punta a punta por 4 ½ cuerpos sobre New Champion marcando 69” para 1200 metros tras dejar 22”2 y 44”4, habiendo regresado a su sillín Emisael Jaramillo (quien sería su jockey durante todo el año).

 

 

El día 15 de abril volvió al lote común (G-6y+) venció con comodidad a King Again con ventaja de 7 ¼ cuerpos y marcando 68”3 para 1200 metros sin ser exigido a fondo.

 

El 13 de mayo intervino en la Copa Gran Abuelo donde mantuvo su racha triunfal al superar por 1 ¼ largos a My Jet Cat agenciando 75”1 para 1300 metros luego de marcar parciales de 22”, 44” y 68”2. El 16 de junio de nuevo en el máximo lote superó por 1 ¼ cuerpos a Che Che Colé agenciando 70”1 en 1200 metros. Sorpresivamente en su mejor momento fue inscrito en una carrera de reclamo de 240 millones de bolívares (valor muy alto que desanimó a cualquier interesado) el día 8 de julio y cobró venganza de Joyful Victory (su verdugo a finales del año anterior) superándolo por 5 ¼ cuerpos en 75”3 para 1300 metros.

 

 

En el marco de la Gala Hípica de Caracas participó el 26 de agosto por segunda vez en el Clásico Internacional de los Sprinters, en esta ocasión como gran favorito y respondió con un contundente triunfo por unos 5 cuerpos sobre Anderson Speed dejando 69” para 1200 metros tras agenciar parciales de 22” y 44”1, consiguiendo su victoria más importante y prácticamente asegurando su campeonato. Juan Carlos Ávila informó que Jorge Prince iría a Miami a cumplir campaña en el circuito de la Florida y que sería entrenado por el venezolano Antonio Sano.

 

 

Tras su convincente triunfo internacional fue sometido a un breve descanso del que vuelve el 11 de noviembre para participar por tercera vez en el Clásico Grano de Oro (ya lo había ganado en 2010 y 2011) logrando la hazaña poco común de alcanzar su tercer triunfo consecutivo en el mismo evento, superando fácilmente por 6 ¼ a Anderson Speed dejando un fantástico crono de 69”2 para el recorrido de 1200 metros tras marcar parciales “cómodos” para él de 22”4 y 45”2, llevando el elevado hándicap de 57 kilos.

 

 

Tras lograr siete triunfos en siete salidas incluidos dos clásicos y dos copas obviamente se hizo acreedor del título como Campeón Sprinter 2012. Finalmente, no fue enviado a Estados Unidos como se había anunciado luego de la Gala Hípica de Caracas, el cambio de decisión de los propietarios se debió a complicaciones que surgieron en los trámites para el traslado del animal.

 

Manteniendo su gran condición, debutó como seisañero el 12 de enero de 2013 en el máximo lote y siendo montado por el aprendiz Jonathan Mancilla en busca de un oportuno descargo, logrando su octavo triunfo al hilo superando por 3 ½ a su compañero de cuadra Tomás El Grande en tiempo de 77”3 para 1300 metros. Como anécdota, esta sería la última victoria que lograría el valioso ejemplar. Fue retirado el 19 de febrero del Clásico Hylander porque se golpeó en la boca en el puesto y sangraba profusamente por uno de sus ollares, mientras su caballerizo no podía ocultar la mano manchada con el líquido rojo. El médico veterinario Fernando Vollbracth le hizo unas placas y presentó fractura del hueso incisivo, también mostró un hematoma en la mandíbula, pero allí no hubo fractura. “Se fracturó el hueso incisivo donde se fijan los dientes superiores con el golpe que se llevó con el aparato. Lo más probable que se le haga un cerclaje que es una fijación por medio de alambres”, dijo el M.V. Vollbracth. fue operado con éxito en el Hospital Veterinario del Hipódromo La Rinconada por los Dres. Carlos Larrazábal, Julio de Jesús Lobo y Jacobo Rodríguez, para fijarle el maxilar superior con alambres, el procedimiento aplicado al pupilo de Juan Carlos Ávila se conoce como cerclaje.

 

Fue sometido a un paro superior a seis meses, del cual reapareció en la Copa Catire Bello el día 3 de agosto estrenando la monta de Santiago González, pero tras marcar parciales de 22”3 y 44”3 no pudo contener el avance de Mr. Pistacho que con Emisael Jaramillo logró superarlos en los 150 metros finales. Más puesto, intervino por tercera vez en el Clásico Internacional de los Sprinters como parte de la Gala Hípica de Caracas (que había ganado en 2012) pero se ve superado por el mexicano Tolomeo que lo peleó desde los 600 metros finales y logró sostenerse ante la atropellada de Tomás El Grande y Stellar Trick que lo escoltaron, arribando cuarto Jorge Prince a 3 ¾ cuerpos del vencedor.

 

Fue inscrito el 3 de noviembre buscando la hazaña inédita en Venezuela de lograr por cuarta ocasión un mismo evento al disputarse el Clásico Grano de Oro, con la conducción de Félix Vásquez (mismo jinete de otra notable velocista de la cuadra amarilla, De Jorge), tras pelear desde la partida con Tie Hand con parciales de 22”3 y 45” el noble moro entró con ventaja en la recta final y parecía lograr el cometido hasta faltando menos de 150 metros cuando surgió como una exhalación (así diría el popular narrador Yonathan Criollo) su compañero de cuadra Eccole Qua montado por Santiago González para arrebatarle el manjar de la boca y la posibilidad de hacer historia en nuestro hipismo al constituirse en el primer ejemplar que ganaba cuatro veces el mismo clásico (dicha hazaña sería luego lograda en Santa Rita por el caballo Karún, triunfador por cuatro años en el Clásico de la Chinita). Finalizó segundo Jorge Prince a solo ¾ cuerpo del sorpresivo triunfador.

 

El día 15 de diciembre participó en el máximo lote guiado por el aprendiz Misael Rodríguez Ventura para descargarle peso (era el undécimo jinete que lo montaba) pero tras correr en punta como de costumbre no pudo con la atropellada de King Bacos que lo supera por 1 ½ cuerpos en los últimos cien metros, viéndose el tordillo agotado en los tramos finales por lo que sus allegados toman la decisión de retirarlo de las pistas y buscarle una oportunidad en la cría.

 

Su campaña se resumió con 16 victorias en 30 salidas (de ellos 5 clásicos y 3 copas) completando con cinco segundos, dos terceros, dos cuartos y un quinto, logrando acumular ganancias por Bs 1.190.529 y dejando una huella imborrable entre quienes le vimos correr. El 16 de agosto de 2020 se conoció de la muerte de Jorge Prince, quien desarrollaba su papel como semental en el Haras San Antonio. Al momento de escribir estas líneas tiene un solo hijo registrado, de nombre Msoro Monty y tordillo como su padre, siendo ya ganador de una en apenas cinco salidas.

 

Fuentes: Ing. Juan M. Macedo, Diario Lider (fotos), Diario Meridiano (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de diciembre de 2020

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados