Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Kabakán

(Ven, 1981, Le Notre en Blossom Face por Herbager)

Por Carlos Romero

 

El Doctor Alfredo Toledo Guerrero es un sinónimo dentro del mundo hípico de pasión a los puros de carreras, grandeza y clase; criador y propietario consagrado sin duda en su conocido establecimiento de cría El Bosque, grandes proezas en nuestra hípica han demostrado los ejemplares defensores de la conocida chaquetilla Saltrón (de color carne y beige) uno de ellos fue el zaino hijo de Le Notre (ejemplar importado desde Argentina descendiente del irlandés Jardiniere II fue un rendidor ejemplar que corrió en Argentina y luego concluyó su vida pistera en La Rinconada donde conquisto el Clásico Jockey Club de Venezuela en 1968 entre otras figuraciones) en Blossom Face por Herbarger quien nació el 16 de marzo de 1981 y se crío en el bello criadero ubicado en la población de Montalbán en el Estado Carabobo y que llevara por nombre Kabakán.

 

 

Bajo los principios de criar para correr el Dr. Alfredo Toledo Guerrero lleva al descendiente de Blossom Face a la cuadra de Don Vincenzo Lombardi, notable entrenador en el patio caraqueño para su etapa de amanse. Su potencial físico daba buen augurio sin embargo Don Vincenzo no se mostraba contento con lo mostrado por el precoz potro.

 

Debutó bajo la monta del zuliano Jorge Martiniano Palma conocido como “El Gallo” contando con poca fortuna en 6 furlones, debido a que North Wind ganaría en serie para dosañeros relegando al hijo de Le Notre al quinto puesto a 9 cuerpos. Posteriormente obtuvo figuraciones sin deslucir pero no pudiendo obtener la tan codiciada victoria. Sin embargo rompe el maiden casi finalizando su campaña como dosañero, logrando buena victoria en distancia de 1200 metros.

 

Inició su campaña como tresañero pernotando en el lote de Ganadores de Una y en la búsqueda de un triunfo fácil, fue enviado un día de marzo al Hipódromo Nacional de Valencia donde participó en una quinta válida para el juego del 5 y 6 en Valencia y de la cual era la línea nacional. Y vaya que lo era, porque en el papel, el hijo de Le Notre era superior al lote que iba a enfrentar; se dio la partida y se vino en pelea con El Cosaco por casi toda la recta de enfrente hasta que "El Diablo" llamó a correr a su ejemplar y el mismo se disparó en la delantera, pero desafortunadamente cuando estaba por entrar en la recta final, hizo aquél extraño y Parra salió disparado de su cabalgadura (estuvo alrededor de 3 meses fuera). Al final el ganador fue Sassayar.

 

Su peso físico rondaba los 450 kilos, además que mostraba un mejor desempeño en los ejercicios, así luego de otra carrera para el olvido en la que no figuró una semana más tarde, deciden optar por buscarle más fondo al ejemplar según Don Vincenzo Lombardi: “el ejemplar necesita más tiempo, tratamos de buscarle pulmón para el aliento donde debe responder”.

 

A comienzos de abril logra una contundente victoria sobre Gato Negro en lote de ganadores de 1, dejando tiempo de 95”1 para los 1500 metros y viéndose realmente solvente en la distancia conducido por Ángel Angulo. Sigue su camino ascendente y dos semanas más tarde es inscrito en ganadores de 2, en esa competencia logra nuevamente la victoria y más holgada aún, saca 11 ½ cuerpos sobre Súper Pocket y deja crono de 99”2 para los 1600 metros siguiendo con Ángel Angulo.

 

Con esta victoria el consentido de la divisa de color carne y beige despejaría las dudas de algunos sobre su capacidad corredora, reflejándose en el Dr. Alfredo Toledo Guerrero quien manifiesta: “el caballo esta madurando a pesar de sus problemas, siempre le he tenido fe inmensa”.

 

La fe entre sus allegados era inmensa, luego de un merecido descanso de un mes y buscando una preparación optima para la misma, el entrenador Vincenzo Lombardi decide inscribir al hijo de Le Notre en el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría en 2000 metros Grado I, nada más y nada menos que el segundo paso de la trilogía nacional y donde se vería las caras con los mejores prospectos de la generación, entre ellos Indudable (que venia de ganar el Páez y era el líder de los tresañeros), Giovanotto, Biancamano, The Iron entre otros. El domingo 3 de junio el extraordinario Kabakán no pasó del sexto lugar en la exigente justa, de la mano de Ángel Angulo en la silla, el zaino llegaría a unos 15 cuerpos detrás del ganador y líder Indudable que lograba la doblecorona. 

 

A pesar del resultado sus allegados entre ellos el Dr. Alfredo Toledo Guerrero consultó a Don Vincenzo sobre el futuro del noble, respondiéndole que lo mantendría en los lotes comunes, pero buscando los grandes eventos de fin de año.

 

A finales de junio el zaino cae derrotado de Tanguero a ¾ cuerpos en recorrido de 2 kilómetros, siendo esta la ultima oportunidad donde lo conduciría Ángel Angulo, en esta prueba el destacado corredor saltó desde el vamos marcando los parciales y cayendo en los metros decisivos con todos los honores.

 

Luego regresa a la silla del noble zaino el astro Ángel Francisco Parra, donde cae segundo de Gato Negro en recorrido de 1900 metros en el mismo lote de ganadores de 3 a mediados de julio por diferencia de cabeza, marcando nuevamente los parciales del compromiso.

 

Interviene nuevamente en el mismo lote, donde sin fortuna ocupa el sexto lugar a unos 9 cuerpos de Solvento, conducido otra vez por Ángel Francisco Parra y haciendo el gasto de la prueba. Luego de esta prueba su entrenador Vincenzo Lombardi decidiría a favor de irse por el Coproca en la segunda semana de agosto, lo cual acepto su propietario días más tarde.

 

Llega así el domingo 12 de agosto a la gran cita: Clásico Coproca en distancia de 2000 metros, en esta oportunidad volvería a enfrentar a ejemplares de altísima calidad como Salt Lake, Indudable, Biancamano entre otros. Contando con nueva monta Jesús Márquez el consentido del Saltrón partió por el puesto numero (4) y se vino desde el segundo; y en gran carrera el líder Indudable lo doblegaría a mitad de la recta, en competencia realmente memorable con diferencia de un cuerpo.

 

Luego de esta actuación el linajudo zaino sufrió fractura de la tercera falange, lo que lo alejaba de las pistas por un tiempo prudencial. Sin embargo su propietario busca los servicios del Dr. Luis Medina y el notable ejemplar es sometido a una intervención quirúrgica de la cual salió en buen estado. En tiempo realmente récord el valioso ejemplar se recupero, aproximadamente con dos meses, regresaba nuevamente a las pistas, en esta oportunidad el domingo 14 de octubre llegaría tercero de Rocolito a 7 ½ cuerpos en distancia de 2000 metros, contando con la conducción de Jesús Márquez.

           

Una semana más tarde el domingo 21 de octubre el valioso Kabakán logra un convincente triunfo en recorrido de 2000 metros superando por 4 ½ cuerpos a Bogart dejando tiempo de 131”4 a pesar de tener contratiempos en la partida, contando con la oportuna monta del aprendiz Pedro Monterrey por vez primera en su campaña.

 

Con esta extraordinaria actuación su entrenador Don Vincenzo Lombardi (convencido de la condición del zaino) consulta al Dr. Alfredo Toledo Guerrero y ambos afrontan el reto de optar por el Gran Premio Clásico Simón Bolívar, pagando el Dr. Toledo la importante suma de Bs. 30.000 por concepto de inscripción.

 

La nomina se cerró en 11 competidores, y Don Vincenzo Lombardi presentaba también a Regaleali en la importante justa, este era un castaño hijo de Native Majesty del haras Tocuyito que fue Campeón Dosañero en 1982 y para ese momento tenia 8 victorias y producción sobre los 3 millones de bolívares. A pesar de ello Don Vincenzo Lombardi manifestó: “los dos ejemplares están óptimos en su condición, tanto Regaleali como Kabakán darán el todo por el todo en la carrera más importante”. Además se le agregaba los dos mejores exponentes de esa generación tresañera como Indudable (con récord de 12-11) y Giovanotto. También seguía en la lista el rendidor Biancamano del Chivacoa.

 

En una carrera realmente no apta para cardiacos y donde la emoción se desarrollo de principio a fin, el veloz Borgia salio con Rubén Huerta a marcar los parciales, desde el sexto lugar accionaba el rendidor Kabakán mientras que el favorito Indudable confrontaba problemas en los últimos puestos, no es hasta los 600 finales cuando el novel Pedro Monterrey busca en firme la carrera y pasa a dominar, así se marcaba la historia con el potro del Saltrón conteniendo la atropellada de Giovanotto (con Juan Vicente Tovar en la silla) y sobreviviendo luego  a una reclamación presentada en su contra, para darle al jinete aprendiz Pedro Monterrey su primer triunfo clásico.

 

 

El tiempo fue de 153”4 y acreditándose la importante suma de Bs. 1.625.000 , recibiendo el impactante trofeo la Sra. Gloria de Toledo esposa del Dr. Alfredo Toledo Guerrero quien expresaría “que no había sentido tantas sensaciones, un sueño cumplido”. El triunfo de Kabakán fue ruidosamente festejado por el público asistente quien pleno las tribunas del principal coso venezolano en honor a nuestro libertador. Indudable apenas pudo para el quinto lugar en esta prueba fracasando rotundamente (luego se le detectaría una lesión que lo alejaría de las pistas por el resto de la campaña). El diario El Nacional, en su Cuerpo "B" (la parte deportiva) titulaba en primera plana "¡KABAKANAZO!", en clara alusión al sorpresivo triunfo del hijo de Le Notre del Haras El Bosque

 

 

Posteriormente la cita seria el Clásico Cría Nacional en 2400 metros, corrido el domingo 18 de noviembre y donde en gran faena de Pedro Monterrey responde y se anexa el importante evento. Monterrey trajo a Kabakán en el segundo lugar en pos de Vivoli con Douglas Valiente de la divisa negra del Chivacoa, sin embargo Giovanotto intento rebasarlo para ir en busca del líder, se vino con él y al unísono emparejaron a Vivoli. Este último no se entrego  y siguió en la lucha, permitiendo que los tres ejemplares brindaran un bonito espectáculo a la afición al trenzarse en cerrado duelo. Al final el valioso Kabakán se adelantó y ganó por 1 ¼ cuerpos sobre Vivoli, que relegó a Giovanotto a la tercera posición. Regaleali ocupo el cuarto puesto y quinto Basat. El tiempo fue de 152”3 para la milla y media.

 

Por otra parte el Dr. Alfredo Toledo Guerrero decidió en definitiva correrlo en el XVII Clásico del Caribe en el Hipódromo Presidente Remón de Panamá, afirmando tajantemente: “lo montara el mismo jinete que lo ha llevado a estos dos triunfos”. Antes las ausencias por lesión de Indudable y The Iron, además de la apatía mostrada por los propietarios de Giovanotto, la delegación venezolana emprendió rumbos con Kabakán y Borgia, este ultimo cuestionado por los medios radiales e impresos.

 

Dos semanas más tarde el domingo 2 de diciembre, la cita fue en el Clásico Internacional del Caribe donde un total de nueve países asistieron al importante evento y el local French Dancer copaba la escena seguido del defensor del Saltrón. La carrera fue ganada por la representante colombiana Galilea quien era la tercera más cotizada entre los aficionados, bajo la conducción hábil del jinete Jorge Duarte, sobre French Dancer en apretado final, marcando el tiempo de 117”2 para 1800 metros, tercero llegaría Kabakán en gran actuación.

 

De regreso a Venezuela, el domingo 30 de diciembre disputa el Clásico Jockey Club de Venezuela en recorrido de 2000 metros, en la misma cae desde la cuarta casilla detrás de Sky Road a unos 8 cuerpos, contando nuevamente con la conducción de Ángel Francisco Parra. Poniéndole de esta forma punto final a su campaña como tresañero, logrando 5 victorias (2 de ellas selectivas y Grado I) y teniendo una producción de Bs. 2.690.000.

 

Posteriormente en el sábado 19 de enero de 1985 logra estupenda victoria sobre Mister Guapo en lote de ganadores de 5 y 6, dejando crono de 121”1 para los 1900 metros y contando por vez primera con Argenis Rosillo. Un mes más tarde el sábado 24 de febrero y soportando 60 kilos por parte de Argenis Rosillo, el valioso zaino llega sexto a 8 cuerpos de My Body Guard en la Especial Leopoldo Manrique Terrero.

 

Tres semanas más tarde cuenta nuevamente sin fortuna llegando séptimo a 23 cuerpos de Biancamano en el máximo lote, conducido por Jesús Rodríguez y donde lamentablemente se lastima en uno de sus miembros, el entrenador Vincenzo Lombardi conciente del estado físico del animal le da un merecido descanso.

 

A pesar de ello, prueban suerte en la milla y media del Clásico Presidente de la República corrido el viernes 19 de abril, contando nuevamente con Jesús Rodríguez el presentado por Vincenzo Lombardi llega en el sexto lugar detrás del ganador Ristre con Juan Vicente Tovar, en una tarde donde nuevamente no llegaría bien de sus miembros.

 

La crisis en su condición física era notable, se despidió de las pistas con una actuación gris un mes más tarde, su campaña pistera fue de 25 actuaciones (sin incluir el Clásico del Caribe) para 7 triunfos, 4 segundos, 3 terceros, un cuarto y 4 quintos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 3.149.300. El Dr. Alfredo Toledo Guerrero decidió llevárselo al haras que lo vio nacer, El Bosque, para probarlo en la cría, después fue adquirido por Dr. Luis José Bellera el año 1993 por Bs. 80.000 se lo llevó como padrillo para su Haras Belén, ubicada en la población de Chirgua, Estado Carabobo, y allá lo tuvo por varios años, siriviendo algunas yeguas, hasta que decidió regalarlo para mestizaje a una finca a fines de la década de los 90. Durante su estadía en ambos haras destacó con los ganadores Pulpero, Gamine, Mykene, Vantard, Kabakanazo, Reina Morena, Eufemia, Maggie, Nantes, Encendido, entre otros. .

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Ricardo Maldonado, Ing. Juan Macedo, Sr. Javier Farache, Sr. Luis González H.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 21 de mayo de 2007

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados