Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Kemal

(Ven, 1976, Chieftain en Evernia por Needles)

Por Juan Macedo

 

Era práctica común de Doña Peggy de Azqueta llevarse sus yeguas para preñarlas en Estados Unidos con algún buen semental y traerlas de regreso para parir en su Haras Anamar. Una de las últimas en viajar fue Evernia que enviada al norte fue preñada por el prominente Chieftain (que había destacado por intermedio de los destacados Linda’s Chief, Bold Play, Wishing Stone, Hula Chief, entre otros), y el producto de esos amores nació en Venezuela, un bello potrillo castaño muy precoz que su dueña y criadora decidió llamarlo Kemal.

 

Vista la precocidad mostrada en el haras, Doña Peggy se llevó a su Kemal tempranamente a la cuadra de “El MusiúDon Millard Ziadie para que se encargara de su doma y entrenamiento. Fue el 7 de mayo de 1978 cuando el hijo de Chieftain hizo su debut luciendo los colores negros con la media luna blanca del Stud Chivacoa en el Hipódromo La Rinconada en distancia de 1100 metros con la monta de Ignacio J. Ferrer, logrando un decoroso segundo lugar a 5 cuerpos de Haber.

 

Barco parado no gana flete” decía con mucha regularidad Don Millard y Kemal no fue la excepción, a pesar de ser dosañero. Corrió con mucha regularidad pero sin conocer la victoria, figurando en el marcador detrás de buenos corredores como Los Ángeles, Granados, Giansetty, El Rubí y Granzón. No fue sino hasta el 27 de agosto (casi 4 meses de campaña) en su décima actuación (un promedio de 2.5 actuaciones por mes) cuando Kemal saboreó por primera vez las mieles del triunfo, con la monta de Ignacio J. Ferrer logró cruzar la meta con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Detalle dejando crono de 74”2 para los seis furlones y con handicap de ¡62 kilos! Probablemente se trate del único purasangre criollo que haya ganado con más de 60 kilos de handicap a la tierna edad de 2 años.

 

Luego de figurar quinto a 4 ½ cuerpos de Granados en la Copa XX Aniversario del Instituto Nacional de Hipódromos, el 23 de septiembre realizó una bonita actuación con José Vicente Sánchez en los 1300 metros de la Copa Hipódromo de Valencia al quedar segundo a 1 ¾ cuerpos de Los Ángeles. Tras un mes de descanso y con la monta de la entonces joven figura del látigo Juan Vicente Tovar no logró cristalizar su avance y se quedó en el quinto lugar a 5 cuerpos de Los Ángeles en marco del Clásico Albert H. Cipriani.

 

Llegó el mes de noviembre e inició el mejor momento en la vida pistera del nieto de Bold Ruler. Una racha de victorias que inició el día 5 ante el lote común donde, con la monta de “El MudoJesús Rodríguez, dio cuenta de Borman con ventaja de 2 ¼ cuerpos y tiempo de 80”3 para los 1300 metros. Una semana después, ahora con “El MulticampeónJuan Vicente Tovar, se adjudicó los 1300 metros del Clásico Antonio José de Sucre dejando a Sombrío a 2 ¼ cuerpos y parando el teletimer en 80” exactos.

 

El 17 de diciembre cerró el año con un espectacular triunfo en el Clásico Comparación, dejando a Norett lejos a 7 cuerpos en el segundo lugar, agenciando un buen crono de 85”2 para los siete furlones. Esa racha impresionante de triunfos, que incluyó los dos clásicos más importantes para los dosañeros, le permitió recibir el Título de Campeón Dosañero, siendo Kemal el purasangre criollo que obtuvo (hasta ahora) ese título con más actuaciones, un total de 16.

 

 

El 7 de enero de 1979 el nieto de Needles con Juan Vicente Tovar mantuvo su “Status Quo” en el Clásico Francisco De Miranda al derrotar con ventaja de 4 cuerpos a Dustin dejando crono de 92”4 para los 1500 metros. Tres semanas después continuó su racha triunfal al batir al mismo Dustin con 2 ¾ cuerpos en la Copa Periodistas Hípicos donde dejo registro de 93”3 para los 1500 metros. Pero el 4 de febrero, en marco del Clásico Gobernador del Distrito Federal, fracasó (en ese momento) de manera inexplicable: un amargo cuarto lugar a 20 cuerpos de Borman. Luego se supo que manos criminales, la noche del 3 de febrero, envenenaron al Campeón y sus efectos se notaron en plena carrera. Kemal, a raíz de ese evento, estuvo al borde de la muerte perdiendo muchos kilos.

 

 

Doña Peggy, preocupada por lo sucedido, llevó al Campeón Dosañero a la cuadra del entonces novel “El CaimánDaniel Pérez, quien se encargó durante cuatro meses de recuperarlo. Fue el 10 de junio cuando reapareció (luciendo 20 kilos menos que en su anterior salida a la pista caraqueña) con la monta de “El CocheroMiguel Blanco en los dos kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, ocupando el quinto lugar a 19 cuerpos del crack Caletero. Al mes participó en la milla y media del Clásico República de Venezuela donde mostró mejorías al figurar segundo a 7 ¾ cuerpos del raudo Tatuaje.

 

Fue “alegría de tísico” ya que Kemal corrió cinco veces más sin dar muestras de la calidad plasmada antes de ser víctima de manos criminales. A pesar de figurar tercero a 10 cuerpos de Libre Pensador en el Clásico Coproca y tercero a 13 cuerpos de Auroreño en el Clásico Cavepro, nunca fue enemigo. Cerró el año con su participación en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde quedó sexto a 16 cuerpos de Negresco.

 

Durante el año 1980 el pupilo de Doña Peggy corrió en 15 pruebas públicas pero el destino le negó el triunfo. Si logró buenas figuraciones, como un segundo a 2 cuerpos de Bayrum en la Copa Juan Eduardo Cruz; tercero a 2 cuerpos de Vibrante en la Copa Carlos Morales y tercero a un cuerpo de Gran Poder en la Copa Revista Hipódromo. Cerró el año figurando quinto a 25 cuerpos de Sweet Candy en el Clásico Jockey Club de Venezuela.

 

Luego de tres carreras sin pena ni gloria durante enero de 1981, Kemal fue retirado de las pistas y enviado al Haras Anamar para cumplir un nuevo rol ahora como semental, dejando una yegua preñada (Rexana). Don Millard Ziadie visitó el haras y vio a un Kemal rejuvenecido, mejorado. Le pidió la oportunidad a Doña Peggy de hacer nuevamente campaña pistera y lo regresó a la cuadra, reapareciéndolo el 3 de mayo ante el máximo lote común con la monta de Juan Vicente Tovar, haciendo una buena exhibición al figurar segundo a 5 ¼ cuerpos de Jaimiquí. A la semana fue inscrito en la milla de la Copa Gelinotte y luego de correr colocado, Tovar lo hizo correr en firme en la recta final para pasar a dominar y ganar con ventaja de 3 cuerpos sobre Montesano, dejando crono de 98” exactos. Más de dos años pasaron para que Kemal se reconciliara con la victoria.

 

 

Luego de fracasar en los dos kilómetros de la Copa El Corsario que ganó Penmarik, regresó al lote común en recorrido de 1300 metros donde nuevamente saboreó las mieles del triunfo, al superar con ventaja de 1 ¼ cuerpos a Super Fly, agenciando 77”4 para los 1300 metros. Corrió nueve veces más sin ganar, pero de manera decorosa, a pesar que se notaba agotado. Su última carrera fue el 17 de septiembre con la monta de Eduardo Véliz cuando quedó sexto a 7 cuerpos de El Trainercito.

 

Kemal protagonizó una extensa campaña de 57 actuaciones, de las cuales logró triunfar en 8 ocasiones, figurando 13 veces en el segundo lugar, 8 veces en el tercero, 6 veces en el cuarto y 9 veces en el quinto puesto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.130.720. Regresó al Haras Anamar, donde continuó su papel de semental, sus descendientes heredaron su capacidad de tener largas campañas destacando por intermedio de la ganadora clásica Fezzi; los selectivos Klaus y Kalef (su primer hijo, el descendiente de Rexana); y los ganadores Abanderado, Tradewind, Cayado, Indico, Colorín, Krissy, Tetuán, Honey Water, entre otros.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas, www.hipicomputo2000.com

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 30 de agosto de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados