Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

La Borracha

(Ven, 1985, My Liphard en Drench por Vertex)

Por Juan Macedo

 

El 29 de enero de 1985 nació en el Haras Monumental una bella potranca alazana que mostraba en los potreros ser la líder del pelotón de potrillos. El Sr. Carlos Mancera Arroyal, reconocido propietario, se interesó en la alazana y la compró para lucir los colores fucsia con rayas azul y negro del Stud Los Almendros, registrándola en el Studbook con el nombre de La Borracha.

 

Ya alojada en la cuadra de “El ABC del entrenamientoAgustín Bezara Castro en el Hipódromo La Rinconada, su debut fue el 11 de julio de 1987 en recorrido de 1100 metros con la monta de “El FerrocarrilRafael Torrealba y a pesar de verse muy apotrillada vendió muy cara su derrota al quedar segunda a ¾ cuerpo de Glasnot. Ya mas puesta, el 22 de agosto, con la monta de “El DiabloÁngel Francisco Parra protagonizó un final no apto para cardíacos y en el cabeceo fue derrotada por la mínima diferencia por Silent War.

 

 

Sus allegados sabían que estaban en presencia de un purasangre fuera de serie y por ello la inscribieron para correr el 12 de septiembre en la Copa Manuel Azpúrua Alcántara con la monta de Rafael Torrealba, donde ensayó un avance bestial pegada al riel para triunfar al galope con ventaja de 6 cuerpos sobre Bronze Star, agenciando 81”2 para los 1300 metros. Con apenas una semana de descanso, La Borracha corrió y triunfó en el Clásico Edgar Ganteaume, atropellando pegada a la baranda de manera efectiva para cruzar la raya con 5 cuerpos de ventaja a Lady Marcia y Fairy, parando los cronómetros en 87”3 para los 1400 metros.

 

 

 

Para el 18 de octubre se escenificó el Clásico Ciudad de Caracas y nuevamente la nieta de Vertex dio muestras de superioridad a pesar de partir con rezago para batir de manera por demás cómoda a Lady Marcia con 2 ¼ cuerpos de ventaja y en tiempo de 86”2 para los siete furlones, luego de un sensacional pase pegada a la baranda. Lamentablemente una lesión la saca del ruedo capitalino por el resto del año, pero lo demostrado fue suficiente para obtener el Título de Campeona 2 años.

 

 

Aquí es cuando inicia la vía crucis del personal de la cuadra de Agustín Bezara, ya que La Borracha nunca se recuperó totalmente de la lesión y a pesar de los grandes esfuerzos nunca fue la misma. Reapareció el 27 de febrero de 1988, buscando ponerla en forma para la Triple Corona, pero no fue enemiga y quedó tercera a 3 ¾ cuerpos de High Speed, regresando a la cuadra sentida de sus manos.

 

Luego de un reposo obligado y perdiéndose de la mitad de la programación clásica, La Borracha reapareció el 2 de julio en recorrido de 1400 metros figurando tercera a 2 ¾ cuerpos de Perhaps Love. Tres semanas después dio muestras de recuperación al ganar en sensacional forma por apenas ½ cuerpo sobre Norhani, dejando crono de 100” exactos para los 1600 metros. A la semana sufrió un fuerte cólico que de casualidad le quitó la vida.

 

Reapareció el 27 de agosto en marco de la milla de la Copa Francisco Andrade Álvarez donde figuró sexta apenas a 4 cuerpos de Mi Parroquia. Dos semanas después con la monta de Argenis Rosillo, en el Clásico Cavepro, quedó eliminada en la partida y quedó séptima a 14 cuerpos de Llamarada. El 24 de septiembre nuevamente con Rafael Torrealba dio muestras de brillantez y en el Gran Premio Nacional figuró tercera a 2 ¼ de Luna Pier a pesar de los tropiezos que le propinó Llamarada, por lo que al final La Borracha oficialmente subió al segundo puesto. Fue inscrita para correr el 22 de octubre en los 1800 metros de la Copa Miguel Otero Silva y todo indicaba que la nieta de Lyphard saldría victoriosa, pero apenas pudo para el cuarto a 6 cuerpos de Imagine, regresando a su cuadra con una fuerte claudicación.

 

 

Ya con cuatro años y estrenando nueva cuadra, la de Armando López García, no fue ni la sombra de lo que siempre se esperó de ella. Fueron nueve carreras que no debió correr y fue el 8 de octubre su última carrera con la monta de “El PelusaJosé Luis Vargas figurando cuarta a 3 cuerpos de Naguache. Sus lesiones le impidieron continuar campaña.

 

En resumen, La Borracha corrió 21 veces para 4 triunfos, además de 3 segundos, 3 terceros, 3 cuartos y un quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 2.385.298. Fue negociada para el Haras Monumental donde cumplió rol como yegua madre, destacando por intermedio de la selectiva Las Aves (madre de Rinconazo y Ojitos Negros) y la ganadora Padera.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista La Fusta, Revista Partida, Revista Hipódromo, Revista Estudio Hípico, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 27 de junio de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados