Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

La De Mercedes

(Ven, 2012, Leroidesanimaux en Gazalda por Wild Wonder)

Por Juan M. Arredondo Q.

 

Queremos dedicar este trabajo en homenaje a una yegua que mostró potencial para grandes cosas y que tal vez por una decisión se vio perjudicada, fue capaz de lograr de forma compartida un título campeonil pero es posible que hubiese logrado cosas aún mejores en la pista; La de Mercedes, una importada en vientre nacida en Haras La Orlyana el 15 de marzo de 2012 y cuyo físico le hizo ganar el sobrenombre de “la flaca” puesto por su entrenador, de muy buen tamaño pero algo delgada.

 

En cuanto a su origen, hija del brasileño Leroidesanimaux en Gazelda por Wild Wonder. Su padre fue ganador clásico de 9 en 13 salidas y produjo US$1.658.377, de su madre era el segundo producto ya que dejó en USA a Zenzelda, ganadora de 2 en 36 salidas y US$32.735, sin ser tan llamativo el pedigrí fue escogida para ser traída a Venezuela y acá ha resultado ser una tremenda matrona en calidad, pero no ha podido ser muy prolífica.

 

Fue adquirida por el Sr. José Carlos Gómez para defender los colores del tradicional Stud Alvajos y confiada al joven entrenador Ramón García Mosquera para su preparación, siendo un profesional que se ha caracterizado por lograr ser muy efectivo en pruebas de corte selectivo.

 

Su estreno se produjo el 14 de diciembre de 2014 en prueba de potrancas dosañeras debutantes y perdedoras, con la monta de Freddy Martínez se vio algo falta y arriba cuarta a 7 ¾ cuerpos de la ganadora y principal favorita Water Star, en lo que fue su única actuación de la temporada. Más puesta, reapareció el 22 de febrero pasando a su conducción quien sería su jinete oficial por ese año Leonel Reyes Ramos, en plan de favorita vista su buena condición y evolución en cancha logra adjudicarse su primera victoria derrotando a Il Nur por ½ cuerpo dejando tiempo de 73”1 para 1200 metros, viéndose un tanto incómoda con la distancia.

 

Su siguiente actuación fue bajo el cuidado de Jonathan Ortiz (debido a una suspensión que cumplía su entrenador Ramón García Mosquera) se produjo el 28 de marzo subiendo distancia a 1500 metros, lo cual pareció agradecer al conseguir una fácil victoria por 2 ¼ cuerpos sobre La Remonta en tiempo de 93” viéndose como un prospecto de buen futuro al colocar su campaña de 3-2, siendo sorpresa en taquilla (7 a 1) ya que aún no era muy conocida. Debutó en el lote selectivo al disputarse el Gran Premio Unicría y en meritoria actuación luego de retrasar en la partida es capaz de llegar tercera a 1 ¾ cuerpos de la clásica Catirota, arremetiendo con fuerzas en la recta final y dejando ver que mientras más distancia lo haría mejor.

 

Se dio inicio a la triple corona para hembras el 24 de mayo con la disputa del Clásico Hipódromo La Rinconada donde copaban el favoritismo la invicta Violent Love y la pequeña pero rendidora Catirota que venían ganando en serie, pero fue My Pleasure la que logró su mejor actuación y se anexó una gran victoria sobre La de Mercedes que en tardía atropellada se tuvo que conformar con el lugar de escolta a 1 ¼ cuerpos de la vencedora. Años después su jinete Leonel Reyes Ramos dijo en una entrevista que esta prueba se perdió porque él venía esperando el pase por dentro en los 600 finales y a esta yegua no le gustaba correr por allí, cuando buscó afuera y vino con fuerzas al final era tarde, lamentando que pudo haber logrado ganar allí.

 

La relevancia del comentario anterior se pone de manifiesto una vez que el 14 de junio se disputó el segundo peldaño de la triple corona exclusivo para potrancas, el Clásico Prensa Hípica Nacional donde comenzó la consagración de la pupila del Stud Alvajos al anexarse el triunfo de forma contundente por 9 ½ cuerpos sobre Violent Love y con total solvencia en los cuatro codos, marcando 128” exactos para los 2000 metros que si bien no era tan atractivo como tiempo si lo había sido su desplazamiento en la recta final.

 

 

El día 12 de julio se corrió el Clásico General Joaquín Crespo con la ausencia de varias protagonistas de las pruebas anteriores, sin Violent Love, My Pleasure ni Catirota en competencia “la flaca” debió enfrentar un reducido lote de cinco enemigas encabezadas por la selectiva Taironaka (montada por Jaramillo) e Inigualable (tercera en el PHN), pero La de Mercedes logró revalidar su triunfo anterior al superar por 12 cuerpos a Taironaka marcando 154” para los 2400 metros y de nuevo impresionando por su larga zancada y facilidad para llegar al tiro de aliento, confirmándose como la nueva líder de las potras tresañeras.

 

 

Luego de su impactante triunfo en el General Joaquín Crespo se produjo un hecho que tal vez cambió para siempre a la potra La de Mercedes, sus allegados se animaron a inscribirla con la monta de Rigo Sarmiento corriendo seguido contra los machos en el Clásico República Bolivariana de Venezuela, que contaba con la presencia del doble coronado Quick Mani en busca de la triple corona y siendo sus principales enemigos Manchester, Supremo y la doble coronada La de Mercedes. En una sensacional carrera del hijo de Water Poet en Money River Manchester logra derrotar en vibrante final al aspirante Quick Mani (una exacta de Haras La Primavera) arribando tercero Supremo y cuarta La de Mercedes a 8 cuerpos del triunfador.

 

Queremos dejar muy en claro que el comentario anterior no es una crítica a su propietario o su entrenador, como hípicos al momento de tomarse la decisión de ir contra los potros la compartimos totalmente, ya que un ejemplar de sus características con reales posibilidades de competir contra los potros en los tiros de aliento no se tiene todos los años, pero a la luz del tiempo lo que vino después pareció confirmar que quizás no fue lo más acertado, en definitiva, son cosas del hipismo.

 

El 29 de agosto en el marco de la Gala Hípica de Caracas participó en el Clásico Cruz del Ávila de nuevo con Leonel Reyes Ramos y el entrenamiento de Ramón García Mosquera, pero decepcionó al llegar quinta a 14 cuerpos de Naborí (a la postre campeona madura ese año), en prueba de solo 6 participantes pero todas ganadoras clásicas de gran calidad; como nota curiosa esa fue una mala jornada para la cuadra de Ramón García, ya que La Alpujarra llegaría sexta en la misma prueba siendo la única no figuración de su campaña.

 

Volvió a la pista el 11 de octubre para disputar la Copa Alighieri pero nuevamente fue derrotada, esta vez por Violent Love que se creció en la punta y superó por 2 ¼ cuerpos a La de Mercedes, la cual llegó a emparejarla en la curva pero abajó aflojó en la que terminó siendo su última actuación del año. Una potra que se perfilaba para arrasar con la programación para las hembras en tiros de aliento terminó sin lograr otra victoria luego de alcanzar la doble corona, pero acumuló los méritos suficientes para compartir el campeonato como mejor tresañera precisamente con su verduga de esta prueba, Violent Love.

 

Luego de un merecido descanso, reapareció el 30 de enero en el lote de G-3ó4 y perdió una increíble al ser superada en los metros finales por My Pleasure (aquella que le quitó la triple corona) a escaso ½ cuerpo luego de entrar con ventaja en la recta final, siendo montada por única vez en su campaña por Jorge Urdaneta. El 28 de febrero fue montada por Rigo Sarmiento para disputar la Copa Starship Miss pero llegó segunda a 12 cuerpos de la pequeña Rin Rin que con Carlos Rojas pasó de viaje en la entrada de la recta para alcanzar la mejor victoria de su campaña. El 20 de marzo participó en el Clásico Gustavo J. Sanabria pero una vez más es derrotada por Violent Love llegando tercera a nueve cuerpos.

 

Sus allegados decidieron bajarla al lote común en busca de recuperar la confianza de la yegua y tratar de encaminarla a las victorias, el 9 de abril fue montada por el aprendiz Pedro Páez pero cayó a nariz de Chiaia Di Luna (aunque traía más de cuatro cuerpos en punta a mitad de la recta final) y tres semanas después cayó ante la misma rival siendo conducida por otro aprendiz, César Umbría arribando a 4 ½ cuerpos. La suerte le era esquiva, había hilvanado una racha de derrotas a pesar de tener buenas actuaciones en algunas de ellas, pero dicen que nada dura para siempre.

 

El 22 de mayo regresó al lote selectivo con la monta de Alfredo García Paduani para disputar la Copa Bambera donde se manda un carrerón atropellando con mucha fuerza para caer a nariz de su compañera de cuadra La Alpujarra, luciendo nuevamente como aquella que fue capaz de doble coronarse. En su siguiente salida el día 19 de junio ratificó el comentario anterior al vencer en cerrado final a Rosa Linda por ½ cuerpo en el Clásico Lavandera, marcando 111”4 para 1800 metros en lo que fue su primer triunfo en casi un año.

 

 

Luego es preparada para participar en la Gala Hípica de Caracas disputando el Clásico Cruz del Ávila montada por Maikel Rodríguez y con grandes expectativas pero realizó una carrera para el olvido arribando sexta a 11 cuerpos de su compañera La Alpujarra (que se consagraba como la campeona madura) siendo esa su única no figuración de por vida, luego de la cual se reivindicó el 9 de octubre con el mismo jinete venciendo en final de foto nuevamente a Rosa Linda con diferencia de nariz, marcando tiempo de 120”1 para los 1900 metros de la Copa Alighieri.

 

 

Vista la recuperación de la yegua y su capacidad comprobada para los tiros de aliento se pensaba que La de Mercedes estaría participando a finales de mes en el Clásico Simón Bolívar que se vislumbraba abierto y sin un favorito claro, solo que para los siguientes días se produce un paro en las carreras que impide el desarrollo de las actividades hípicas por el resto del año incluyendo el magno evento, justo cuando estaba atravesando su mejor momento de la temporada.

 

Una vez reiniciadas las actividades hípicas a comienzos de 2017 reapareció La de Mercedes el 29 de enero en la Copa Rafael Rodríguez Navarro retomando las cosas donde las dejó ya que logró imponerse en gran atropellada sobre Running River por 1 ¼ cuerpos en tiempo de 90”1 para los 1500 metros (tiro algo corto para ella) estrenando la monta de Carlos Rojas, quien sería su jockey de ahí en adelante.

 

 

Un mes después, el 26 de febrero participó por segunda vez en la Copa Starship Miss (segunda el año anterior) y demostró que su recuperación era total logrando una cómoda victoria al superar por 7 cuerpos a Pregonera agenciando 118”3 para los 1900 metros, asumiendo tempranamente el mando entre las hembras del patio. Pero el infortunio se hizo presente y la salud no le acompañó, por lo que estuvo ausente de las pistas desde marzo hasta comienzos de junio.

 

 

Reapareció el 25 de junio participando en el Clásico Lavandera (lo ganó el año anterior) llegando tercera a 4 cuerpos de Princesa Sofía que se impuso de punta a punta. El día 23 de julio intervino en la milla del Clásico Armada Nacional Bolivariana, pero cayó desde el cuarto puesto a 3 ½ cuerpos de la tordilla hija de Taconeo que vivía su mejor momento. El día 3 de septiembre bajo el marco de la Gala Hípica de Caracas participó por tercer año seguido en el Clásico Cruz del Ávila, estrenando la monta de Roberth Capriles y alcanzó lo que sería la última victoria de su campaña derrotando en cerrado final por pescuezo a Black Widow (que fue bajada al tercer lugar, ocupando oficialmente el lugar de escolta Beautiful Twins), marcando tiempo de 124”1 para los 1900 metros (haciendo valer el dicho: “a la tercera va la vencida”).

 

 

Luego de esto, fue inscrita en el Clásico Hípica Nacional disputado el 24 de septiembre, pero cayó desde el cuarto a 9 cuerpos de la tordilla Princesa Sofía (que se consagró como la campeona madura de la temporada), siendo esta su última actuación de la temporada.

 

Ya con seis años a cuestas, reapareció el 4 de febrero de 2018 participando en la Copa Rafael Rodríguez Navarro (que había ganado el año anterior) pero cayó desde el cuarto lugar a 13 cuerpos de la triunfadora Pregonera, lo que marcaría su adiós definitivo de las pistas rumbo a comenzar su nuevo rol en la cría. En su momento se dio a conocer que la yegua sería llevada al Haras Vista Hermosa para ser servida por el semental Río Negro, que había pertenecido a los mismos dueños de La de Mercedes.

 

Su campaña se resumió en 9 triunfos en 26 salidas (7 selectivas, 4 clásicos y 3 copas) completando con 7 segundos, 3 terceros, 5 cuartos, 1 quinto y solo una vez no figuró en el marcador, acumulando en ganancias la cifra de Bs. 51.588.774 y habiendo sido protagonista en el calendario selectivo durante tres temporadas estando siempre entre las mejores de su generación.

 

Quedará en nuestro imaginario lo que pudo alcanzar con un poco más de suerte y salud, si tal vez no hubiese corrido aquellos 4800 metros de los terceros pasos de ambas triple coronas, lo cierto es que aun así brilló mostrando garra y calidad que esperamos transmita a sus descendientes. Como nota de cierre, su madre Gazelda luego de ella dio a Visionaria (ganadora clásica también) y al gigantón El de Froix, todo ello certifica que su línea materna sigue vigente.

 

Fuentes: Ing. Juan M. Macedo, Diario Lider (fotos), Diario Meridiano (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 24 de diciembre de 2020

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados