Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Lady York

(Ven, 1987, York Minster en Gipsy Forecast por Sky Gipsy II)

Por José M. Gil

 

Ganar 20 carreras para un purasangre es una tarea titánica y más cuando se trata de carreras no reclamables. La castaña Lady York es uno de esos pocos casos. Oficialmente nació en el año 1987 en el Haras Los Aguacates, pero existe una versión más romántica que en una ocasión nos contó el Sr. Javier Farache (palabras más, palabras menos): Convencido por su amigo Moisés Herrera Camarán, el Dr. José Antonio Gubaira compró 4 yeguas en sociedad con el industrial Antonio González, que tenía una pequeña finca de unas 3 hectáreas en la población de Vigirima (cerca de Guacara, en el estado Carabobo) y decidieron llevarse para allá las 4 yeguas madres. Dada la cercanía con el Haras Los Aguacates, las yeguas eran servidas en ese haras y con el apoyo del Dr. Juvenal Girón Gubaira (el sobrino del Dr. Gubaira y que trabajó en el haras) consiguió los servicios, y a cambio de su asesoría y atención veterinaria pasó a tener el 20% de la sociedad. Luego de varios intentos, fue el 13 de febrero de 1987 cuando nació en esa finca en Vigirima la hija de York Minster, que fue adquirida junto a su lote generacional el 75% por los Sres. Moisés Herrera, Pedro Morillo y Salomón Del Valle, ya que la gente del Vigirima (Gubaira, Gonzalez y Girón) se quedaron con el 25% restante, creando así el Stud Lady York, cuya chaquetilla es a rayas azules y blancas.

 

De bonita conformación y fuerte, Lady York fue enviada al Hipódromo La Rinconada, alojada en la cuadra de Carlos Morales Salas. Tuvo un debut tardío, fue el 24 de marzo de 1990 cuando corrió por vez primera en pruebas públicas con la monta de Ramón Eduardo Ibarra, pero su actuación no reflejaba lo que iba a ser en un futuro cercano, quedando séptima a 17 cuerpos de Vía Veneto. Fue en su tercera salida, el 19 de abril, cuando “rompió el maiden” derrotando a Sutilísima con 6 ½ cuerpos de ventaja y dejando crono de 72”2 para los seis furlones.

 

Luego de una breve pasantía en el lote de G-1, Lady York con Juan Vicente Tovar up cruzó nuevamente el disco en ganancia el 13 de mayo con ventaja de 1 ¼ cuerpos sobre No Name, agenciando 87”3 para los 1400 metros. Dos semanas después y subida de lote fue capaz de repetir, esta vez aventajando a Kirsha con 5 ¾ cuerpos y tiempo agenciado de 72”1 en el recorrido de 1200 metros.

 

Ya en el lote G-3 le costó ganar, pero sin deslucir en sus actuaciones. Y fue el 21 de julio cuando Lady York cruzó el disco en ganancia por cuarta vez, esta vez superando a Nobilera con 5 ¼ cuerpos de ventaja y dejando crono de 78”4 para los 1300 metros. Tras un breve receso, el 2 de septiembre con la monta de Ramón Eduardo Ibarra y subida de agrupación, la nieta de Hoist The Flag dio cuenta de As Chuspa con 3 largos y en similar crono para el mismo recorrido. Lamentablemente una inflamación en el nudo del miembro anterior izquierdo la saca temporalmente de la escena hípica.

 

Lady York reapareció el 27 de abril de 1991 en recorrido de 1400 metros con la monta de Ramón Eduardo Ibarra ocupando el sexto lugar a 15 cuerpos de Mrs. Franzhyt. Esta fue la única derrota en ese año, racha que inició el 11 de mayo sorprendiendo al máximo lote común superando con 1 ½ cuerpos a la tordilla Star Moon, agenciando crono de 71”3 para los seis furlones. Luego de superar dolencias en su mano izquierda, reapareció el 9 de junio donde echó el resto para superar a la veloz Lucky Girl por apenas pescuezo, parando los relojes en 84”1.

 

El 22 de junio, con la monta de Rafael Angel Frazzani, continuó la racha triunfal cuando batió fácilmente a Mon Coquette con 3 ¼ cuerpos y tiempo agenciado de 72”1 para los 1200 metros. Al mes, pero con el aprendiz Rubén Dario Made, nuevamente superó a Lucky Girl, esta vez más fácilmente, con 3 ¾ cuerpos recorriendo los seis furlones en 72”3.

 

El 3 de agosto Lady York por primera vez corrió en una prueba selectiva, fue la Copa Día del Veterinario, y con la acertada conducción de Ramón E. Ibarra fue imbatible dejando a la tordilla Veniz en el segundo lugar a 2 ¾ cuerpos en tiempo de 71”4 para el recorrido de 1200 metros. Una semana después regresó al lote común y con el descargo de “El NegroRubén D. Made nuevamente alcanzó el triunfo, esta vez a expensas de Burana que quedó a 2 ¾ cuerpos para agenciar un tiempo oficial de 85” exactos. Los problemas en su mano izquierda arreciaron, obligando a Carlos Morales a descansar a la hija de York Minster.

 

Lady York regresó al ruedo capitalino el 25 de enero de 1992 de manera triunfal derrotando a Seriedad con 3 ½ cuerpos de ventaja y crono de 67”4 para los 1100 metros. Tres semanas después participó en los siete furlones del Clásico Andrés Eloy Blanco con Rafael Bravo Gómez en sus lomos pero la suerte estuvo en su contra, quedando en el cuarto puesto a 3 ¾ cuerpos de “la tordilla de aceroStillwater.

 

El 7 de marzo, de regreso al lote común y con la monta del aprendiz Pedro Carrasquel se reivindica ante la afición al anotarse un fácil triunfo sobre Miss Sumaka con ventaja de 6 ½ cuerpos y registro de 78” exactos para los 1300 metros. Un mes después, pero en 1400 metros, volvió a dominar a Miss Sumaka ahora con 2 ¼ cuerpos y crono de 85”1. Fue el 11 de abril cuando tomó venganza de Stillwater, fue en la Copa Revista Guía Hípica que con la monta de Ramón E. Ibarra batió a “la Tordilla de Acero” con 1 ¼ cuerpos y recorriendo los siete furlones en 85”4.

 

 

Regresó al lote común con la monta de Pedro Carrasquel donde mantuvo su hegemonía, derrotando a Miss Sumaka por 4 ½ cuerpos y tiempo de 72”1 para los 1200 metros y el 16 de mayo batió fácilmente a Miss Minanli con 8 ¾ cuerpos agenciando 90” flat para los 1500 metros. Solo esta racha triunfal la podía detener las lesiones, que la obligó a tomarse unas largas vacaciones.

 

Fue hasta el 12 de diciembre cuando regresó Lady York, pero se vio bastante disminuida, al quedar octava a 11 cuerpos de Om Tara. Para cerrar el año, participó en los 1200 metros del Clásico Simón Rodríguez con la monta de Germán González y lo hizo por demás decorosamente, figurando quinta a 4 ¾ cuerpos de Om Tara.

 

Con seis años a cuestas, el 2 de enero de 1993 con la monta de Juan José Plaza quedó segunda a 1 ¼ cuerpos de Manabí. A la semana, conducida por Daniel Centeno, se vio las caras nuevamente con Stillwater y protagonizaron un bonito final en el Clásico Andrés Eloy Blanco, donde la tordilla doblegó por medio cuerpo a la castaña descendiente de York Minster.

 

Fue el 6 de febrero cuando Lady York ganó su primer y único clásico, el Ministerio de Hacienda (curiosamente la única versión que se corrió ese clásico). La conducida por Daniel Centeno superó por 1 ¼ cuerpos a la veloz Mon Coquette y recorrió la milla en 98"1. A la semana en el lote común y Juan J. Plaza up, venció a Divertida con 2 ¾ cuerpos y crono oficial de 86” exactos.

 

El 27 de febrero Lady York participó en los 1200 metros de la Copa Stillwater donde volvió a sacar su ya reconocida clase para derrotar a Om Tara con 1 ¼ cuerpos, parando los cronómetros en 73”1. Una semana después y nuevamente con Daniel Centeno estuvo en el tope del marcador cuando cruzo la línea de sentencia con 1 ¼ cuerpo de diferencia sobre Crowning Glory, recorriendo los 1400 metros de la Copa Revista Guía Hípica.

 

Luego de dos figuraciones en carreras ganadas por Om Tara, la hija de York Minster estuvo alejada de la pista por su recurrente lesión. Reapareció el 17 de julio en el Clásico Día del Veterinario pero en esta ocasión la veloz Expedicionaria se creció en la punta dejándola en el lugar de escolta a 4 ½ cuerpos. Douglas Valiente se hizo caballero en Lady York el 7 de agosto y la llevó a su 22º triunfo, de paso ciñéndose la Copa Carlos Eduardo Frías, superando con 3 ¼ cuerpos a Rush Runner registrando 78”3 para el recorrido de 1300 metros.

 

Lady York corrió tres veces más, para dos terceros (fue en los 1400 metros de la Copa Roque Yoris a 7 ¼ cuerpos de Expedicionaria) y un cuarto puesto, pero dando señales claras que se hacía cuesta arriba conseguir más victorias y sus allegados decidieron el retiro definitivo de las pistas venezolanas. Completó una extraordinaria campaña de 42 actuaciones para 22 triunfos, además de 7 segundos, 3 terceros, 2 cuartos y un quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 8.451.805.

 

Dos de sus dueños (Pedro Morillo y Salomón Del Valle) vendieron sus respectivas partes al Haras Luisiana, mientras que el resto conservó la mitad de la yegua. Ya alojada en el Haras Luisiana, Lady York destacó en su nuevo rol de yegua madre por intermedio del ganador clásico French Affair; además de los ganadores Linda York y Serpentario. Lamentablemente murió el 24 de abril de 1998 cuando aún tenía mucho que dar.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Partida, www.hipicomputo2000.com, Sr. Javier Farache, Sr. Jorge Roa P., Ing. Juan Macedo

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de octubre de 2013

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados