Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta:

Landrea

(Ven, 1988, York Minster en Wicky Wacky Wu por Ramsinga)

Por Juan Macedo

 

Aunque no llegó a obtener ningún titulo campeonil, la alazana Landrea logró durante su vida pistera varias faenas impresionantes digna de cualquier crack. Nació el 26 de febrero de 1988 en el Haras Los Aguacates, siendo adquirida por el Sr. Oscar Martínez para lucir los colores dorados con estrellas negras de la Agropecuaria Maipure. Fue enviada al Hipódromo La Rinconada, específicamente a las manos de Daniel Pérez García, quien se encargo de su cuido, doma y entrenamiento.

 

Luego de solventar algunos problemas físicos, Landrea debutó el 3 de febrero de 1991 con la monta de Argenis Rosillo en 1300 metros, donde regaló ventaja en la partida pero logró figurar cuarta a 6 cuerpos de Santañy. Dos semanas después, mas puesta, cayó por ½ cuerpo ante Fortuita. El 2 de marzo, con Juan Vicente Tovar up y por primera vez en los cuatro codos del óvalo caraqueño, fue sorprendida por la irreverente Verah Lee. Fue en su cuarta salida cuando logró “romper el maiden” al derrotar fácilmente a Osa con 3 ½ cuerpos  de ventaja y agenciando 101”1 para la clásica milla.

 

 

Subida de lote, la repitió Juan Vicente Tovar en 1400 metros, para ganar una gran carrera atropellando con fuerzas para dar alcance a la veloz Cute Garden y superarla por pescuezo de ventaja, parando el teletimer en 87”3 para los siete furlones. Corre dos veces seguidas en los cuatro codos, figurando segunda detrás de Aleidy y Free Dancer respectivamente.

 

Su prueba de fuego fue el 19 de mayo en los 2000 metros del Clásico Prensa Hípica Nacional con la monta de Daniel Centeno, donde remató tardíamente para ocupar el cuarto puesto a 8 ½ cuerpos de Lady And Me. Tres semanas después participó en la milla y media del Clásico General Joaquín Crespo sin mostrar nada. Regresó al lote común y corrió tres veces sin ganar, aunque lo hizo bien. Reverdeció laureles el 18 de agosto con la monta de Harvey Figueredo derrotando con ¡13 cuerpos! de ventaja a Blazing Fury, parando los cronometros en 121” para los 1900 metros.

 

Daniel Pérez, sin dudarlo, inscribió a Landrea en los 1800 metros del Clásico Cavepro con Argenis Rosillo en su cabalgadura donde logró un meritorio tercer puesto a 1 ¾ cuerpos de Climalba. Todo parecía indicar que era una fuerte enemiga en los dos kilómetros del Gran Premio Nacional pero defeccionó desde el sexto a 10 cuerpos de Giovannina.

 

Landrea regresó al lote común con Juan Vicente Tovar donde logró un plácido triunfo con ventaja de 1 ¾ cuerpos sobre Aleidy y agenciando 127”3 para los dos kilómetros. Participó en la Copa Miguel Otero Silva figurando sexta a 5 ½ cuerpos de Climalba. De regreso al lote común, ganó una gran carrera al darle alcance a Polar News y derrotarla por apenas pescuezo, con registro de 117”1 para los 1800 metros.

 

El 17 de noviembre Landrea participó en los 1800 metros del Clásico Jockey Club de Venezuela con la monta de “El PumitaJosé Luis Rodriguez figurando tercera a 4 ¾ cuerpos de Tal Vez y Río Chamita. Esta buena actuación le brindó la posibilidad de representar a Venezuela en el Clásico del Caribe que se efectuó en Puerto Rico y sorpresivamente Landrea, que corrió como siempre en atropellada, vino con fuerzas para figurar segunda del venezolano Río Chamita y así superar a los mejores del Caribe. Días después vino la debacle, tanto Río Chamita como Landrea dieron positivos a sustancias ilegales y eso le valió la descalificación en la carrera. Mucha tela que cortar produjo estos eventos, pero al final ese fue el resultado oficial, injusto para muchos.

 

Landrea reapareció, ahora en la cuadra de Francisco D’Angelo, el 2 de febrero de 1992 en la milla del Clásico Arturo Michelena, quedando quinta a 8 ½ cuerpos de “la tordilla de aceroStillwater. Luego de una racha de buenas figuraciones (incluyendo un segundo a nariz de Princess York en la Copa Mario Mauriello y otro a 2 ¾ cuerpos de Stillwater en el Clásico Día del Trabajador, además de un tercero a ½ cuerpo de Manabí en el Clásico Mathieu Valery) Landrea y Juan Vicente Tovar (de regreso arriba) protagonizaron un final de antología en el Clásico Iraquí con la yegua Stillwater (las únicas féminas del evento) donde la hija de York Minster logró aventajar por apenas cabeza de ventaja sobre “la tordilla de acero” además de romper el record de pista para los 1800 metros dejando 110”3.

 

 

Landrea y Stillwater volvieron a enfrentar a los machos el 21 de junio en los dos kilómetros del Clásico Día del Ejército, y las féminas nuevamente dieron el espectáculo en una vibrante actuación donde nuevamente la hija de York Minster hizo de las suyas y sacó ½ cuerpo de ventaja sobre Stillwater, agenciando 125”2 para el recorrido.

 

 

Luego de estas dos sensacionales actuaciones que demostraron que su actuación en el Caribe no fue casual, Landrea figuró dos veces tercera detrás de Stillwater (Clásico Día de la Armada) y Epona (Clásico Coproca) sin ser la misma. Desde su participación en el Clásico Cavepro (que sorpresivamente ganó Riva’s Baby) donde se levantó de manos, Landrea corrió cinco veces más sin figurar en el marcador, hecho que obligó a sus propietarios a retirarla de las pistas venezolanas.

 

Landrea completó una campaña de 35 actuaciones donde logró 7 victorias, además de 8 segundos, 6 terceros, un cuarto y 4 quintos, acumulando en metálico la cantidad de Bs. 5.547.940, sin incluir su descalificación en Puerto Rico. Fue enviada al Haras Los Aguacates (donde nació y se crió) para cumplir su nuevo papel como matrona, destacando por intermedio de las ganadoras clásicas Golden Jak y Golding Jak; el selectivo Messiah; además de los ganadores  Lia Lec (madre de Fin de Mundo; abuela de Acrobática), Mr. Félix, Cándido, Gachi, Baby Ambar y Rumba.

 

Fuentes: www.hipicomputo2000.com, Revista Gaceta Hípica.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, viernes 28 de noviembre de 2014

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados