Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Lanzeta

(Ven, 1957, Bacco en Bombalá por Badruddin)

Por Juan Macedo

 

Caballa no ser secretario. Nació para correr y así lo entiendo” fue una frase muy popular que usaba “El MusiúDon Millard Faris Ziadie. Ya comprenderá usted el porque de esta introducción a la historia de la alazana Lanzeta, nacida en el Haras Shangri- de la Familia Azpúrua Sosa durante el año 1957, siendo adquirida por el Dr. Anselmo Alvarado Dorato para lucir la clásica camiseta amarilla con bandas cruzadas azules del afamado Stud Coquito. Su preparador, por supuesto Don Millard Ziadie, fue quien se encargó de su cuido, doma y entrenamiento.

 

 

Estadísticamente Don Millard no debutaba a sus pupilo al 100%, los iba poniendo en carreras, pero curiosamente Lanzeta lo hizo triunfantemente, fue el día de la inauguración del Hipódromo La Rinconada (5 de julio de 1959) cuando la hija del tordillo Bacco con la monta de “El ChanchoCarlos Pérez cruzó la raya en ganancia con amplia ventaja de 6 ¼ cuerpos sobre Capicúa y de paso implantando record de pista, 49”3 para los 800 metros ¡menos mal que estaba falta!

 

Al mes fracasó al quedar cuarta a 3 ½ cuerpos de Raicita, regresando a la cuadra con una molestia en una de sus manos, que le impide participar en el Clásico Ciudad de Caracas. Reapareció el 1 de noviembre con “El LocoJusto Torres Benítez en marco de la Copa Edgar Ganteaume llegando muy lejos de la ganadora Ring de Plata, cuatro semanas después, ahora con Toksen Hon, hace una carrera igual de mala detrás de la veloz Mocosita.

 

Reapareció el 16 de enero de 1960 con la monta de Carlos Pérez viéndose muy recuperada al figurar segunda a 2 ½ cuerpos de La Griega. A los ocho días logró su segundo triunfo, a expensas de Golosina que quedó segunda a 2 ¾ cuerpos, agenciando 68” para los 1100 metros. Luego de figurar quinta a dos cuerpos de Evohé, el 20 de febrero con Teófilo Tosta up derrotó categóricamente a Mónica con un cuerpo de ventaja y agenciando 81”2 para los 1300 metros. A continuación Trepadora da cuenta de hija de Bacco que quedó a 1 ½ cuerpos, para que el 6 de marzo con la monta de Carlos Pérez aventajó a Bebel con un cuerpo para los 1300 metros.

 

Luego de figurar en el tercer puesto a ¾ cuerpo de Evohé, con la monta de “El MonstruoGustavo Ávila logró un bonito triunfo con 2 cuerpos de ventaja sobre Rey del Sur dejando crono de 87” exactos para los 1400 metros. El 3 de abril se ordenó la partida en el Clásico Hipódromo Nacional La Rinconada y Lanzeta (conducida por Teófilo Tosta) se desplazó segunda detrás de la veloz Mocosita y pasó a dominar cómodamente cuando faltaban 200 metros cruzando el disco en forma holgada con 3 ¾ cuerpos de ventaja, marcando tiempo de 102” flat para la clásica milla.

 

El 8 de mayo participó en el Clásico José Antonio Páez (primera joya de la Triple Corona Nacional) con la monta de Juan Eduardo Cruz donde defeccionó llegando muy lejos del entonces invicto Gradisco. El 29 del mismo mes, en el Clásico Prensa Nacional, la promisora Lanzeta nuevamente con Teófilo Tosta corrió segunda a la expectativa detrás de Mocosita, pasó a comandar el lote en la recta de al frente e irse hasta la meta, a pesar que Bebel se acercó mucho en el último codo pero no pudo concretar su avance, quedando a 4 cuerpos en el segundo, agenciando 117”3 para los 1800 metros.

 

Tras un breve descanso, el 2 de julio regresó a la Serie B donde en final dramático dio cuenta de Pájaro Bravo por una cabeza, agenciando 100”3 para la milla. A la semana, el mismo Pájaro Bravo con 100 metros más tomó venganza y cruzó la meta con pescuezo de ventaja sobre Lanzeta. Sin descanso, el 17 de julio derrotó a Vengador en otro gran final con apenas pescuezo de ventaja y dejando crono de 107” flat para los 1700 metros.

 

El 7 de agosto participó en la milla del Clásico Fuerzas Armadas de Cooperación donde tuvo una brillante actuación al quedar segunda a 4 cuerpos de Gradisco. Dos semanas después regresa a la Serie A donde logró otro triunfo más, esta vez a expensas de Juan Griego que quedó a 1 ½ cuerpos y dejando crono de 79”1 para los 1300 metros. Lanzeta participó en los 2000 metros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría figurando tercera a 14 ¾ cuerpos de Gradisco, luego figuró segunda (por oficio, ya que Europa fue distanciada al tercer puesto) a 1 ½ cuerpos de Hycele y el 25 de septiembre figuró cuarta a 4 ½ cuerpos de Gradisco en la milla y media del Clásico República de Venezuela. En lo que restó del año Lanzeta corrió apenas tres veces enfrentando al lote de la Serie A, sin pena ni gloria. Al parecer la extenuante campaña como tresañera pudo haber mellado sus facultades, además del alto handicap que le fue asignado haya influido a deteriorar su capacidad locomotiva. Pero ni una cosa ni la otra le restó méritos para ser considerada como la Mejor Criolla de tres años.

 

 

Lanzeta reapareció el 8 de enero de 1961, ahora bajo los cuidados de Miguel Torrealba H., con la conducción de Raúl Bustamante figurando quinta a 7 ¾ cuerpos de Estaño. Luego de fracasar a 8 cuerpos de Princesalegre, mejorar para llegar segunda a 1 ¼ cuerpos de Talismán y desmejorar quedando cuarta a 6 ½ cuerpos de Hypogram, cambio de entrenador pasando a las manos de Luis Enrique Araya.

 

El 14 de mayo participó en la Copa Antonio Cuadrado con la monta de Balsamino Moreira figurando quinta a 8 ¼ cuerpos de Corrida y dos semanas después participó en la Copa Aniversario de la Revista Gaceta Hípica con la monta de Atilio Bracho donde se presentó en los finales para quedar tercera a ¾ cuerpo de Corrida.

 

A finales de mayo, el Stud Coquito ofreció una liquidación total (para renovar su cuadra) y Lanzeta fue vendida. Luciendo ahora los colores amarillos del Stud Los Pulpos y bajo el entrenamiento de José Pérez Sotillo, el 3 de junio con la monta de Teófilo Tosta fracasó desde el octavo puesto a 17 cuerpos de My King.

 

Luego de fracasar desde el décimo puesto a 24 cuerpos de Corrida, el 1 de julio Lanzeta mejoró con la monta de Félix García al quedar segunda apenas a pescuezo de My King. Pero esa actuación fue casual, ya que el resto del año corrió ocho veces más de manera decepcionante.

 

Un purasangre con la extensa pero productiva campaña de Lanzeta, en otras circunstancias, hubiese sido retirado a la cría a los cinco años. Pero sus actuales propietarios (me imagino) deseaban recuperar la inversión y así, durante el año 1962 corrió 22 veces bajo el entrenamiento de Don Julián Cadore, donde apenas cruzó la meta una vez en ganancia: el 28 de abril con Edgar Aranzazu dio cuenta del veloz Arauca por apenas ½ cuerpo, dejando crono de 80”2 para los 1300 metros.

 

Durante 1963, con seis años a cuestas, Lanzeta corrió 17 veces más sin éxito. Incluso probaron con el entrenador Marcial Iriza, que no pudo hacer más. La última carrera registrada por Lanzeta fue el 13 de octubre cuando figuró entre las últimas detrás del ganador Rápido.

 

Vieja, lesionada y evidentemente agotada, Lanzeta completó una campaña de 82 actuaciones, de los cuales triunfó en 11 oportunidades (Sus primeros 10 triunfos fueron durante sus primeras 20 salidas), además de 8 segundos, 3 terceros y 7 cuartos, acumulando en premios la cantidad de Bs. 321.259. ¿Qué pasó con Lanzeta? No lo sabemos. A lo mejor fue a la cría pero no se le conoce descendencia. Posiblemente murió al poco tiempo de retirarse de La Rinconada, pero no se ha encontrado evidencia. Pasó al total olvido. En fin, Lanzeta fue una gran corredora olvidada por las circunstancias.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Sr. Jaime Casas.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 31 de mayo de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados