Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Largavita

(Ven, 1991, Rupperto en Two Penny Opera por Mr. Redoy)

Por Juan Macedo

 

El alazán carablanca Largavita nació el 29 de marzo de 1991 en el Haras Vista Hermosa. Fue subastado el 7 de septiembre de 1992 entre 33 yearlings, siendo de los menos costosos del grupo presentado en el Ring de Ventas (Bs. 1.100.000). De esa manera pasó a engrosar la flota que estaba formando Don Vittorio Lungavita para lucir los colores rojos del Stud Los Grandes, dejando a cargo del entrenamiento y cuidado a Pablo Andrade González.

 

Largavita hizo su debut en las arenas del Hipódromo La Rinconada el 26 de septiembre de 1993 con la monta de José L. Verenzuela y en recorrido de 1100 metros, donde logró figurar segundo a 6 cuerpos de Colosal. Dos semanas después logró su primer triunfo a costillas de Picaflor que quedó a 1 ¼ cuerpos, agenciando 80” flat para los 1300 metros. Luego de figurar segundo detrás de El Bonchón y Colosal, participó en su primera prueba selectiva, la milla del Clásico Comparación con la monta de José Martín Toro, donde corrió sin brillo quedando sexto a 11 cuerpos de Colosal.

 

Reapareció el 2 de enero de 1994 con la monta de Roger Rengifo figurando tercero a 11 cuerpos de Berlusconi, llegando a su cuadra con una claudicación en su miembro anterior derecho. Tras un descanso de dos meses, Largavita regresó el 19 de marzo con la monta de Ángel Alciro Castillo demostrando una gran y efectiva atropellada para ganar con ventaja de 2 ¾ cuerpos a Gallant Jag agenciando 92”3 para los 1500 metros. El 3 de abril fue inscrito en el Clásico Uniproca donde nuevamente mostró un gran rendimiento en la recta final para pasar de viaje y ganar contundentemente por 3 cuerpos sobre Colonial, parando el cronómetro oficial en 113”1 para los 1800 metros.

 

 

Se dio inicio a la Triple Corona Nacional el 15 de mayo con la escenificación de la milla del Clásico José Antonio Páez donde se presentó una inscripción numerosa. Y a pesar de la distancia (que parecía corta) y del tráfico, el tren violento de carrera favoreció al atropellador Largavita, que en la recta final embaló con fuerzas para superar a tordillo (más bien cenizo oscuro) Mr. Jorge con ventaja de 1 ½ cuerpos.

 

 

Fue el 5 de junio cuando se corrió los dos kilómetros del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría, y Largavita nuevamente se vio enorme al triunfar cómodamente con ventaja de 3 ½ cuerpos sobre Mr. Jorge agenciando 127”4 y así apoderándose de la segunda gema. Todo parecía indicar que el tercer paso iba a ser “un paseo de salud” para el alazán hijo de Rupperto pero ese 26 de junio en el Clásico República de Venezuela el destino tenía previsto otra cosa, ya que un irreverente Mr. Jorge se creció en la punta y cuando Largavita quiso darle alcance, era demasiado tarde, escoltándolo a 4 ¾ cuerpos. 

 

 

El 23 de julio, Largavita nuevamente cayó derrotado ante Mr. Jorge, esta vez desde el tercer puesto a 3 ¾ cuerpos. Regresó al lote selectivo el 14 de agosto en marco del Clásico Cría Nacional, pero nunca fue enemigo quedando quinto a 11 cuerpos de Ta’ Fino. El 18 de septiembre le tocó un lote fácil en el Gran Premio Asocrinca donde corrió a placer y pasar a ganar en la recta final donde sacó 10 cuerpos de ventaja a Gabuchón, agenciando 126”3 para los dos kilómetros.

 

El 9 de octubre Largavita corrió con Damián Quintero en el Clásico Asociación Hípica de Propietarios donde no se entendió con su cabalgadura y quedar séptimo a 12 cuerpos de Sir Flier. Regresó Ángel Castillo a sus lomos para correr en el Gran Premio Clásico Simón Bolívar donde atropelló con fuerzas para ocupar el tercer puesto a 3 ½ cuerpos del sorprendente Southern Parts.

 

Fue el 13 de noviembre cuando Largavita nuevamente reverdeció laureles, ensayando una atropellada bestial para derrotar a Jet Prince con 1 ¾ cuerpos de ventaja y agenciando 125”3 para los dos kilómetros del Clásico Asociación de Propietarios La Rinconada. De esa manera se ganó un cupo para representar a Venezuela en el Clásico del Caribe que se corrió en Puerto Rico el 11 de diciembre, donde el alazán del Stud Los Grandes figuró quinto detrás del isleño Golden End. Para suerte de Largavita, tanto Golden End como Waki Boy (que ocupó el segundo lugar) fueron descalificados y oficialmente ocupó el tercer puesto detrás del boricua El Gran Nano y así obtener el premio de US$23,000. Logró el Título de Campeón Tresañero.

 

 

Luego de superar el trauma del viaje y viejas lesiones, fue el 18 de marzo de 1995 cuando reapareció Largavita, fue en marco de los siete furlones de la Copa Manuel Tello Berrizbeitia donde apenas pudo quedar séptimo a 11 cuerpos de Súper Orinoco, llegando claudicando a la cuadra.

 

Tres meses más de descanso y Largavita reapareció el 4 de junio ante el máximo lote común en recorrido de 1800 metros donde ocupó el segundo puesto a 4 cuerpos de Sir Flier. A las dos semanas participó en el Clásico Día del Ejército con la monta de “El JetDouglas Valiente donde fracasó desde el décimo puesto a 13 cuerpos de Voyer. Regresó al lote común el 22 de julio con su monta oficial Ángel Alciro Castillo quien se entiende a la perfección con el alazán, llevándolo triunfalmente con ventaja de 1 ¾ cuerpos sobre Sir Flier agenciando 118”3 para los 1900 metros.

 

Luego de ocupar el cuarto lugar detrás de Sir Flier en el Clásico Cría Nacional, Largavita participó el día 27 de agosto en el Clásico Copa de Oro de Venezuela donde realizó una decorosa actuación figurando segundo a 4 ¼ cuerpos de Traffic Express. Lamentablemente severos problemas en su mano anterior derecha coartaron su campaña y a pesar de los esfuerzos de la cuadra de “Pablito” Andrade, no pudo seguir su vida pistera.

 

De esta forma Largavita completó una campaña de 23 actuaciones (sin contar la actuación en Puerto Rico) con un total de 8 triunfos, además de 6 segundos, 3 terceros, un cuarto y un quinto, acumulando en premios la cantidad de Bs. 26.837.235. Fue enviado a su lar de nacimiento, Haras Vista Hermosa, donde fungió como semental. Aunque recibió pocas oportunidades, destacó por intermedio de los selectivos Sweet Gesto, Gran Emoción, Creme Chantilly, Latin Lover y Georgia Peach, además de los buenos ganadores Gran Zíngara, Scorpio, Felisa, Candy Cup (madre de Gold Candy y Candy Bar), Doña Pilar, Forastera y Sra. Chepa.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Guia Hípica, Revista Hipódromo, www.hipicomputo2000.com, Sr. Jaime Casas, Sr. Jorge Yánez (foto).

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 20 de diciembre de 2012

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados