Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Lucky Lord

(Ven, 1980, Galáxico en Loa por Creole War)

Por Juan Macedo

 

Nacido en las tierras zulianas del Haras El Rosario de la familia Osorio, el castaño Lucky Lord se anotó un lugar a la historia hípica nacional con su comportamiento en las arenas de La Rinconada. Inicialmente adquirido en las subastas de Azucría de 1981 por 100 mil bolívares y luego devuelto, lució la chaquetilla a franjas horizontales azul, blanco y rojo del Stud Ardilla propiedad de sus criadores, fue enviado a La Rinconada debido a su imponente físico de unos 440 kilos, específicamente a la cuadra de Rafael “Tilitoy” Gómez quien se encargó de su entrenamiento y el Dr. Oscar Benavides como su veterinario oficial..

 

Este insigne corredor debutó con Douglas Valiente a inicios de agosto de 1982 mostrando una endemoniada velocidad que le valió para obtener un cómodo triunfo por 5 ½ cuerpos sobre Vecindario, dejando registro de 74”2 para los seis furlones. Acto seguido enfrenta a los dosañeros ganadores, que derrota categóricamente de punta a punta con ventaja de 3 cuerpos sobre el rendidor Cairoli, agenciando un fabuloso 72”3 para los 1200 metros.

 

 

 

Dos triunfos impecables fueron suficientes para sus propietarios en aspirar más allá, apareciendo inscrito en los 1200 metros del Clásico Victoreado nuevamente con Douglas Valiente. Desde la “pole position” de la carrera dominó a placer a sus raudos rivales y al final contuvo la atropellada de September Ten superándole por 2 ¼ cuerpos, parando los cronos en 73"1 para los 1200 metros y manteniendo su invicto, para anotarse en el libro dorado de records del hipismo como el tercer ejemplar nacido en tierras zulianas en ganar un clásico de grado en La Rinconada, después de los hermanos completos Gran Tiro y Tirolesa.

 

 

A continuación participa en la Copa Henrique Toledo Trujillo en distancia de 1300 metros, que parecía un fácil triunfo para el nieto de Stevward, pero se quedó en la partida y mañoseó en toda la carrera, viéndose muy disminuido fracasando desde el cuarto lugar a 3 ¼ cuerpos de Rosellini. El 24 de octubre participa en el Clásico Albert H. Cipriani con Balsamino Moreira pero no pudo seguirle el paso al veloz Tom Ruler y culminó décimo muy lejos del ganador Regaleali, que a la postre resultó el Campeón Dosañero.

 

Sus dueños decidieron llevarlo al Hipódromo de La Limpia buscando arrasar con la programación clásica para dosañeros. Con el entrenamiento de Henry Osorio debutó ganando por más de 20 cuerpos en la Copa Euclides Villalobos con la monta de Edwin Villalobos, luego logró dos triunfos más (incluyendo el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría) y completó su hazaña el 24 de noviembre anotándose el Gran Premio Azucría

 

 Jesús y Henry Osorio reciben de Pedro Juliac el Trofeo del Clásico Victoreado

 

Sorpresivamente comenzó a sufrir una extraña enfermedad y tres semanas después, el 15 de diciembre de 1982, al no poderse recuperar de los problemas de salud que venía confrontando murió dejando un duda de lo que pudo haber sucedido en caso contrario. En La Rinconada corrió 5 veces para 3 triunfos y un cuarto acumulando Bs. 493.000 en premios, y en La Limpia se mantuvo invicto en 4 actuaciones.

 

Fuentes: Revista Gaceta Hípica, Revista Hípica Zuliana, Sr. Henry Osorio Vale.

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, jueves 18 de septiembre de 2008

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados