Anécdotas Hípicas Venezolanas presenta

Manchester

(Ven, 2012, Water Poet en Money River por Striding Out)

por Juan M. Arredondo Q.

 

El Haras La Primavera, fundado por Don José Gaetano Paparoni, tiene muchos años de actividad en la República Bolivariana de Venezuela, pero ha sido durante el siglo XXI cuando ha logrado producir con mucha frecuencia grandes pisteros, colocándose entre los haras más cotizados de estos tiempos y siendo protagonistas de muchos eventos selectivos. Uno de sus mejores corredores por donde se le mire ha sido Manchester, al cual queremos rendir este pequeño tributo para recordar lo que hizo en nuestras pistas.

 

Nació el 15 de marzo de 2012 siendo hijo del irlandés Water Poet, sin duda el mejor padrillo en Venezuela de este siglo (para muchos es el mejor en la historia), cuya brillante lista de descendientes es ampliamente conocida por cualquier hípico, basta nombrar a Taconeo, Bambera y Water Jet para ratificar lo comentado en este párrafo. Por el lado materno fue el tercer producto de Money River (antes dio a Frank Colors y Prince Poet), una de las más renombradas campeonas del hipismo carabobeño (para muchos la mejor que corrió en Valencia) ganadora de 21 en 25 salidas. Es tal la calidad de sus padres que a sus ilustres abuelos solo los mencionaremos, Sadlers Wells (Jefe de Raza) y Striding Out (campeón semental en Venezuela) que a su vez fue hijo de Danzig, otro Jefe de Raza norteamericano.

 

Valga acotar que Money River llegó al Haras La Primavera tras una importante negociación como consecuencia del cierre del Haras San Isidro luego que sus tierras fuesen expropiadas por autoridades gubernamentales, la idea de su cruce con Water Poet fue del Sr. Amín Saiden (+) y su equipo, repitiéndolo la familia Paparoni por los buenos resultados del Nick Sadler Wells-Danzig, según nos acotó muy amablemente el Sr. César Paparoni.

 

Dado su origen y excelente físico cuyo peso en actividad osciló entre 473 (el menor) y 493 kilogramos (el mayor) es lógico pensar que había muchas expectativas con el producto de ese cruce, que llegó a defender los colores del Stud Ferálico por cosas del destino, ya que tras el interés manifestado por un conocido propietario (Stud Elena, Sr. Jaime Pérez) que envió al experimentado entrenador Antonio Bellardi para negociar su compra, éste reconoció la calidad del producto pero no se llegó a nada concreto, por lo cual Don Gaetano en una visita al haras le expresó a su hijo: “no te preocupes, ese será el próximo padrillo del Haras” para expresar su confianza en el potro y que se quedaría en casa. Por la relación de trabajo que tenían al momento le fue confiado al preparador Miguel Cortez su entrenamiento.

 

Su debut se produjo el 30 de noviembre de 2014 en prueba para potros debutantes y no ganadores, siendo montado por Rigo Sarmiento. A pesar de su llamativo origen y sus buenas conexiones no fue de los más cotizados (dividendo de 5 a 1) pero logró adjudicarse la victoria por 11 ¼ cuerpos sobre Linaje agenciando 72”2 para 1200 metros, impresionando por la forma como se desprendió de sus rivales en la recta final y viéndose como todo un prospecto, en la que fue su única actuación como dosañero.

 

Tras su brillante carrera de estreno fue llevado directamente al lote selectivo para iniciar su actividad como tresañero. El 11 de enero de 2015 participó en el Clásico Francisco de Miranda con la conducción de Ronald Ordoñez en plan de gran favorito, desde la partida salió a disputar la punta en parciales cómodos y logró mantenerse hasta la raya superando con ventaja de  1 ¾ cuerpos a Stanley Palace agenciando 99”2 para la milla, manteniendo su invicto y asumiendo tempranamente el liderato de la generación.

 

 

Acudió como gran favorito al Clásico Juan Vicente Tovar el 8 de febrero, pero tras una pelea encarnizada desde la partida con Power of Hope no logró sostener la delantera viendo caer su invicto al arribar tercero a 6 ½ cuerpos de Abuelo Adib que logró pescar en río revuelto y liquidarlos abajo, dejando crono de 86”4 para 1400 metros. Luego de solventar un problema pulmonar (mocos y obstrucción en las vías respiratorias) el 5 de abril pasó a manos de Leonel Reyes Ramos para participar en el Clásico Cañonero, pero tras una mala partida que le hizo correr siempre en posiciones postreras arribó nuevamente tercero a 6 ½ de Supremo (montado por Ronald Ordoñez, ex jinete de Manchester) que marcó 97”4 para la milla, destacando que el hijo de Water Poet mostró cierta fuerza al final para escalar posiciones.

 

El 26 de abril intervino en el Gran Premio Unicría para potros, pero ve crecerse en la punta al veloz Cool Runnings que guiado por Emisael Jaramillo acabó con el invicto del favorito en taquilla Good Speed que lo escoltó, arribando nuevamente tercero Manchester a 4 ¼ cuerpos del triunfador que dejó 97” para la milla. El 17 de mayo fue bajado al lote de G-1ó2 con la monta de quien fue su jinete el resto del año (Jean Carlos Rodríguez) y se anexó una ajustada victoria por ½ cuerpo sobre Real Onofre (buen corredor que llegaría segundo en el Clásico Sprinters 2016) marcando 85”2 para los 1400 metros.

 

El 31 de mayo se dió inicio a la triple corona venezolana con la disputa del Clásico José Antonio Páez, en el que Quick Mani montado por Jorge Urdaneta comenzó su camino al estrellato superando al rendidor Supremo por 2 ¾ cuerpos en 95”4 para la milla y una vez más llegó tercero Manchester a 9 ¼ cuerpos del vencedor, que por cierto era otro producto de Haras La Primavera. El día 21 de junio se corrió el Clásico Cría Nacional como segundo peldaño de la triple corona, en el que nuevamente triunfó el pupilo de la cuadra amarilla Quick Mani (esta vez guiado por Emisael Jaramillo) que superó a Manchester por 2 ¾ cuerpos y tercero Supremo (la misma trifecta del Páez, invirtiendo el 2do y 3ro) en tiempo de 126”2 para los 2000 metros.

 

Hasta ese momento la situación era así: Quick Mani ya doble coronado, siendo un hijo de Champlain nacido y criado en Haras La Primavera que al ganar con solvencia los dos primeros pasos era firme aspirante a triple coronarse, sus rivales teóricos eran Supremo y Manchester, el último pertenecía al Stud Ferálico de la familia Paparoni, dueños de Haras La Primavera. Es evidente que para cualquier criador es de sumo prestigio ser la cuna de un triple coronado, por lo que algunos llegaron a creer que el hijo de Water Poet quizás no correría en el tercer paso y de hacerlo no iría con todo, para así no estorbar la hazaña de su compañero de crianza. Sin embargo, quienes así pensaron estaban a punto de recibir una lección de honestidad y juego limpio por parte de todos los allegados al hijo de la campeona Money River.

 

El 19 de julio fue la fecha fijada para la disputa del Clásico República Bolivariana de Venezuela con la presencia de Quick Mani en busca de la gloria junto a otros seis participantes que incluían a la doble coronada La de Mercedes, siendo uno de ellos Manchester. Ya en carrera, faltando unos mil metros se produjo un duelo entre los ejemplares provenientes de La Primavera, que pareció dominar Quick Mani al entrar con ventaja al giro de la curva final, sin embargo, con fuerte reacción en los últimos metros el valiente Manchester regresó para vencer en gran demostración al pupilo de Juan Carlos Ávila superándolo por ½ cuerpo en tiempo de 151”2 para los 2400 metros, quitándole la opción de triple coronarse. Allí arribó tercero Supremo y cuarta la potra La de Mercedes.

 

 

Para mantener condiciones fue inscrito el 16 de agosto en el lote de G-4,5ó6 donde enfrentó a solo tres rivales superándolos con facilidad al vencer por 8 cuerpos sobre Alfa Friend agenciando 112”2 para los 1800 metros. El día 20 de septiembre mantuvo la racha cuando se impuso con autoridad en el Clásico Copa de Oro de Venezuela, derrotando por 3 ¼ cuerpos a Prince Again que en la raya le quitó el placé a Supremo, dejando crono de 151”3 para los 2400 metros y manteniendo el invicto en el exigente tiro.

 

 

El día 25 de octubre se disputó la carrera más importante del año en nuestro país, el Clásico Simón Bolívar que contó con la participación de once ejemplares entre los que destacaban en plan de favoritos el veterano Jorge Zeta y el potro Manchester, previéndose un duelo generacional. Con la pista fangosa producto de la lluvia caída ese día, se produjo la consagración de Jorge Zeta como el campeón absoluto de la temporada al superar por unos trece cuerpos a Supremo, arribando quinto el potro Manchester a 23 cuerpos del vencedor.

 

Por su buena trayectoria fue enviado a Panamá para representar los colores patrios en el Clásico del Caribe junto a Supremo, pero la suerte no le acompañó, saliendo desde el puesto de pista 12, no pudo correr entre los punteros, y aunque faltando unos 800 metros se colocó tercero terminó aflojando para llegar undécimo lejos del vencedor, el local Calínico que en cerrado final superó a Huitlacoche y tercero arribó el otro venezolano Supremo. Sin embargo, tomando en cuenta sus tres triunfos clásicos que incluían dos Grado 1 fue declarado Co-Campeón Tresañero junto a Quick Mani, sin duda todo un privilegio para el Haras La Primavera, cuna de ambos.

 

Queremos insertar acá los comentarios de su propietario César Paparoni con respecto al último par de carreras: “Tras su triunfo en el COV Manchester presentó un problema que lo mantuvo inactivo por 12 días alterando lo planificado para su entrenamiento. Sin embargo, producto de una promesa hecha a su padre (luego del debut triunfal del potro, 30-11-14) de que ganarían el Bolívar 2015 decidieron correrlo sin estar en el tope, viéndose la nobleza del ejemplar al batallar desde los primeros metros contra los mejores y aun así ser capaz de figurar quinto en el magno evento”.

 

Con respecto al Caribe todavía estaba fresco el sabor del triunfo vivido con su pupilo Heisenberg en 2011 en tierra panameña, por lo que se animaron a viajar buscando repetir la experiencia. Desde su arribo a la cuarentena el caballo presentó una merma en sus valores y en su condición, solo el excelente trabajo de Miguel Cortez y Jorge Salvador pudo ayudarlo a superar aquello y llegar a la carrera, en la que de paso le tocó el puesto de pista 12 (más externo). A la altura de los 600 finales su jinete Jean Carlos Rodríguez (con quien le une una gran relación de trabajo que genera mucha confianza mutua) sintió que no traía caballo y lo dejó tranquilo para no maltratarlo sin necesidad.

 

Para resumir, les transcribo sus palabras textuales. “En honor a la verdad Manchester no ha debido correr el Simón Bolívar ni el Caribe”, “asumo la responsabilidad absoluta de estas 2 últimas actuaciones de Manchester como tresañero. Concluí que las malas decisiones pueden acabar con el futuro de un purasangre por más calidad que tenga. El caballo tuvo una campaña demasiado intensa desde su triunfo en el Francisco de Miranda en enero, prácticamente las corrió todas...

 

Tras su participación internacional fue llevado a descansar en su lugar de origen, buscando desestresarlo y darle suficiente tiempo para su aclimatación total de vuelta a nuestro país con el fin de regresar a las pistas restaurando su nivel anterior. Se pautó su reaparición para el 26 de junio de 2016 en el lote de G-6+ (Trofeo 50 aniversario del Clásico del Caribe) y se alzó con un fácil triunfo por 6 ¾ cuerpos sobre Alfa Friend en crono de 82”4 para los 1400 metros, viéndose muy solvente hasta la raya con la conducción de Rigo Sarmiento.

 

 

Sin embargo, el 14 de agosto intervino de nuevo en el máximo lote común, pero fracasó al arribar sexto a 23 cuerpos del valiente Río Negro que reapareció triunfalmente, mientras que el 4 de septiembre participó en el Clásico Propietarios La Rinconada, pero tras pelear la punta desde la primera curva termina aflojando en la recta final para llegar séptimo a 24 cuerpos del vencedor Supremo, que con su triunfo se consagraba como el campeón maduro de la temporada. Sin duda fueron dos carreras para el olvido las realizadas por Manchester, pero la última palabra en su campaña no estaba dicha. Buscando mejor suerte fue cambiado de establo para proseguir su actividad como pistero, aunque es importante acotar que en octubre de ese año se produjo un paro en las actividades hípicas que acabó con la temporada 2016.

 

El caballo Manchester fue enviado a la cuadra del entrenador Ricardo D’Ángelo, quien aprovechó el tiempo en que no hubo actividad en pruebas públicas para ponerlo a tono y volverlo a colocar en plan estelar, lo cual se puso en evidencia el 19 de febrero de 2017 al disputarse el Clásico Hylander con la monta del experimentado JaimeEl PochoLugo (quien pasó a ser su jinete oficial) cuando se alzó con un contundente triunfo por unos 4 ¾ cuerpos sobre My Trainning Mate y Rey Tesa entre otros, agenciando 83”2 para 1400 metros.

 

 

Fue inscrito el 26 de marzo en el Clásico Socopó pero esa vez el pupilo de Stud Azatlán My Trainning Mate tomó desquite y superó con facilidad a Blue Monkey arribando tercero el castaño Manchester a 3 ¼ cuerpos, agenciando el vencedor tiempo de 96”4 para los 1600 metros. No obstante, el día 26 de mayo se vieron de nuevo las caras en el Gran Premio Unicría para ejemplares maduros y ahora fue Manchester el que cobró venganza recuperando su liderazgo al derrotar con ventaja de 2 ¼ cuerpos al rendidor Don Lucas y tercero llegaría My Trainning Mate, recorriendo la clásica milla en el excelente tiempo de 95”4.

 

 

El 25 de junio participó en el Clásico Ejército Nacional Bolivariano y en una brillante exhibición ratifica su liderazgo al derrotar por 3 cuerpos a Le Capannelle y tercero llegaría Panzer Barcelona, agenciando 126” para los dos kilómetros.

 

 

El día 6 de agosto regresó a la milla participando en el Clásico Guardia Nacional Bolivariana y dando muestra de su versatilidad una vez más salió triunfante en gran carrera aventajando a Príncipe Miguel por 1 ¼ cuerpo en tiempo de 96”4 para los 1600 metros. Lamentablemente en esa misma prueba se lesionó el rendidor Don Lucas, sufriendo una fractura que eventualmente terminaría costándole la vida a ese valioso corredor.

 

 

El día 3 de septiembre en el marco de la Gala Hípica de Caracas fue inscrito en la competencia más importante como fue el Clásico Propietarios La Rinconada, una carrera que pasó a la historia por lo polémico de su resultado. Con solo cuatro participantes, la prueba se decantó por un duelo al giro de la curva final entre la yegua Princesa Sofía, Manchester y Panzer Barcelona; este último entró por centro de cancha pero comenzó a bajar cruzando primero al pupilo del Ferálico cuyo jinete tuvo que levantar, luego el conducido por Roberth Capriles siguió descendiendo hasta llegar a la baranda interior originando que también el jinete de la tordilla levantara pero logrando que Panzer Barcelona traspasara la raya en primer lugar. Sin embargo, tras el reclamo correspondiente los Comisarios tomaron la decisión de distanciar al pupilo del Stud Alvajos del primer al segundo puesto, pasando a ganar por vía reglamentaria la yegua Princesa Sofía y quedando en el tercero Manchester. Usted amigo lector puede sacar sus propias conclusiones al observar el video (quien escribe opina que debió ser distanciado al 3ro, ya que primero cruzó a Manchester y fue el que arribó más lejos).

 

 

Para el 1 de octubre fue inscrito en el Clásico Jockey Club de Venezuela regresando sobre su cabalgadura el jinete Jean Carlos Rodríguez, pero se vio superado por el sorprendente Don Polidor que con Jorge Urdaneta venció fácilmente al lote en crono de 112”3 para 1800 metros, siendo su escolta Catador y arribando quinto a 14 cuerpos el pupilo del Stud Ferálico. El 12 de noviembre volvió a montarlo Jaime Lugo participando en el Clásico Gradisco pero cayó nuevamente desde el cuarto lugar a 10 cuerpos del vencedor My Trainning Mate que con Wilbert León se vino fácilmente de punta a punta agenciando 98”4 para la milla, siendo esta la última participación en pruebas públicas del hijo de Water Poet en Money River.

 

Manteniendo lo que ha sido una filosofía de trabajo con sus ejemplares los propietarios deciden llevarse a Manchester cuando aún estaba entero y sano para darle una oportunidad en la cría, a fin de evitarle desarrollar una campaña extenuante y tener que participar castigado por un alto hándicap, lo cual se ha demostrado que perjudica notablemente el desempeño de cualquier animal (hembra o macho) en sus funciones de reproducción.

 

Su hoja de vida en nuestro país se resume en 11 triunfos de 23 salidas (de ellos 7 clásicos si contamos al GPU como tal) completando con un segundo, 6 terceros, un cuarto y 2 quintos además de 2 no figuraciones, sin contar su participación caribeña donde lamentablemente no figuró, con ganancias por el orden de Bs. 67.254.500. Una vez retirado de las pistas, ha recibido una oportunidad en la cría por parte de sus propios criadores en el Haras La Primavera (cumpliéndose aquella profecía de Don Gaetano hecha en 2013), donde estamos convencidos sabrán sacar provecho del linaje y la clase que pueda transmitir a sus descendientes este valioso ejemplar que fue protagonista de la historia hípica contemporánea.

 

Fuentes: Ing. Juan Macedo, Sr. César Paparoni, Diario Lider (fotos), Diario Meridiano (fotos)

 

Anécdotas Hípicas Venezolanas, domingo 31 de enero de 2021

Copyright 2000, Anécdotas Hípicas Venezolanas C.A. Todos los derechos reservados